Blog de Blancafort

18
Sep
2022

Los programas de formación de pilotos, en entredicho tras el 'baile' de nombres en la F1

AmpliarLos programas de formación de pilotos, en entredicho tras el 'baile' de nombres en la F1 - SoyMotor.com'Collage' con imágenes de Colton Herta (izquierda) y Oscar Piastri (derecha)

En el espacio de pocas semanas se han dado una serie de acontecimientos ligados a la F1 que pueden tener notable repercusión en el mundo del automovilismo, al menos en lo que a circuitos se refiere.

Todos ellos tienen que ver con el acceso a la especialidad reina del automovilismo y que cuestionan muchas cosas, entre ellas la pirámide de acceso a la F1 y la validez de las ‘Filieres’, ‘Academy’, ‘Junior Team’ o como quieran llamarlos.

Los dos últimos campeones de F2, sin ir más lejos, no han encontrado acomodo en la F1 de inmediato. Oscar Piastri, campeón del pasado año, pese a su palmarés y ser protegido de Renault, ha tenido que esperar un año en la sombra. Felipe Drugovich, campeón de este año, debe contentarse con el papel de probador de Aston Martin –en realidad piloto de simulador, porque rodar, rodará poquito– y sin posibilidad de ascenso a dos años vista.

Es más, por su condición de campeón de F2 no puede repetir categoría y si quiere competir en 2023 deberá hacerlo en otra especialidad.

Por el contrario, Guanyu Zhou, tercero el pasado año en F2, sí que está pilotando en F1 este año, en Alfa Romeo. Y todo indica que Logan Sargeant, tercero a falta de una prueba, tendrá volante en Williams.

Nyck de Vries, que ha debutado de rebote este año por la inoportuna apendicitis de Alex Albon, parece que tendrá volante el próximo año. Desde que fue campeón de la F2 en 2019 se pensaba que la F1 desaprovechaba un talento y ha tenido que buscarse la vida en otras especialidades (LMP2 y Fórmula E, donde por cierto fue campeón), hasta que esa inesperada oportunidad le ha abierto las puertas de la categoría reina. Por cierto Nicholas Latifi subió de la F2 en 2019 a la F1 en 2020.

Es cierto, los cuatro primeros de la F2 en 2018 –Russell, Norris, Albon y De Vries estarán en F1– y el campeón de 2020, Mick Schumacher, también subió, como también lo hicieron Tsunoda o Mazepin

El drama es que o estás en una ‘Filiere’ o papá esponsoriza o compra un equipo. Y si estás en una ‘filiere’ aún tienes un segundo filtro: debe quedar una vacante en la marca que lleva invirtiendo en ti tiempo o al menos en un equipo asociado a ella… corriendo el riesgo de no ascender al primer equipo, como pudo haberle pasado a Russell.

La no admisión de Colton Herta ha levantado ampollas en USA. Los pilotos de IndyCar y los pilotos americanos han tenido durísimas palabras: "La F1 quiere el dinero de los americanos, pero no a sus equipos y pilotos", ha dicho Graham Rahal y otros pilotos la han tachado de corporativista, elitista, etc. y el caso en torno al equipo Andretti refuerza esa percepción.

Pero a la par se han dado otros temas importantes. El portazo de Oscar Piastri a Alpine, que ha llevado al equipo francés a cuestionarse la inversión en la ‘pirámide’. Y tiene que buscar fuera de su pirámide… tras haber enviado a algún serio aspirante a correr en IndyCar.

La validez de la Pirámide es algo que asimismo se debe estar cuestionando Helmut Marko en Red Bull. Para apoyar a Verstappen ha tenido que fichar a Sergio Pérez. Ha tenido que ceder a Albon porque no sabía dónde ponerlo. Y para sustituir a Pierre Gasly si se va a Alpine no ha encontrado a nadie de su pirámide –que ha sido la más prolífica del mundo– y tras ‘fracasar’ con Herta, ahora ha pensado en De Vries… que viene de Mercedes (¿o quizás es juego psicológico con Toto?). O ahí tenemos a McLaren buscando a Alex Palou y cortejando inicialmente a Herta o dando una oportunidad a O’Ward.

No hay test de F1. Un F2 está alejadísimo de un F1. Se considera que los pilotos de F2 deben prepararse mejor, hacer un ‘master’ como pilotos de simulador e integrase en el equipo. Pero si creen en ellos, no vacilan en hacer test, kilómetros, con un coche de temporadas anteriores para ‘cumplir’ con las reglas. Pero un test que sólo aprovecha el piloto, no de paso el equipo adquiriendo datos.

Los pilotos de una ‘pirámide’ tienen ventajas. Les colocan en los mejores equipos, les apoyan, aconsejan… pero después no siempre están preparados para dar el salto. Ferrari lo sabe muy bien: ahí tiene el caso Giovinazzi.

Es cierto. No todo el que gana en un escalón inferior, se adapta al superior. Y por el contrario, algunos que son discretos en el escalón inferior, se adaptan bien al superior.

No me extrañaría que los responsables de los equipos estén revisando toda su política de formación de jóvenes valores.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP