Blog de Blancafort

01
Jun
2020

Hace 40 años se disputó el único GP pirata de la historia, en el Jarama

AmpliarHace 40 años se disputó el único GP pirata de la historia, en el Jarama - SoyMotor.comHace 40 años se disputó el único GP pirata de la historia, en el Jarama

Hoy hace 40 años del Gran Premio de España que ganó Alan Jones con Williams, pero que figura borrado de todas las estadísticas y de la historia del Campeonato del Mundo. Un Gran Premio que, sin embargo, fue decisivo para un cambio total del panorama de la F1, ya que en él se orquestó la toma de ‘poder’ por parte de los equipos sobre la gobernanza de la categoría y la figura de lo que hoy es la FOM como promotor del Mundial.

Todo con el trasfondo de ‘legalistas’ –encabezados por Ferrari y que giraban en torno a la figura de Jean Marie Balestre, el presidente de la FISA– contra los ‘revolucionarios británicos’, agrupados en la FOCA –Fórmula One Constructors Association– y que tenían en Bernie Ecclestone su cabecilla y que ya llevaba algún tiempo ‘negociando’ con los organizadores las primas de salida ‘en bloque’ para todos los equipos de la asociación.

La batalla era total: legislativa, comercial y de poder. Ya en Sudáfrica hubo un amago de problema con un enfrentamiento entre la GPDA y la FOCA. Los pilotos querían la prohibición de las ‘faldillas móviles’, un elemento usado para ‘sellar’ los bajos del coche y provocar un gran efecto suelo –en la época, alguna esposa y novia de piloto se había lamentado que sus compañeros eran incapaces de mantener sexo hasta dos o tres días después de un GP debido a las vibraciones que soportaban– que aumentaba de forma notable la velocidad de paso y los pilotos juzgaban peligrosa. Jody Scheckter, presidente de la GPDA, hizo un comunicado alineándose con el proyecto de la FISA –la rama deportiva de la FIA en la época– de prohibirlas, según lo que habían hablado entre ellos, pero a la hora de la verdad muchos pilotos, sobre todo los que corrían para equipos de la FOCA, no quisieron firmarlo.

Poco antes del GP de España la FISA anunció que se prohibirían las faldillas para 1981 y Bernie Ecclestone anunció la ‘creación’ de un campeonato paralelo para ese año, posiblemente recordando lo que había sucedido veinte años antes con la F-Internacional, aunque ésta tenía el beneplácito de la FIA.

Bernie desata la batalla en España. Quiere no sólo mantener la negociación de los derechos comerciales –la televisión empieza a ser importante, pero los derechos iban a parar la mayoría de las veces a los organizadores de la prueba– sino ampliar su esfera a la negociación de los reglamentos.

Los equipos británicos, en su totalidad ‘garajistas’, ven un doble peligro. De una parte la necesidad de pasar a los motores turbo, mucho más caros, tras la primera victoria de un Renault Turbo en 1979, sobre todo porque Ferrari ya tiene casi listo el suyo y Alfa Romeo sigue la misma vía; frente a ellos el viejo Cosworth tiene los días contados y no se vislumbran alternativas. Y de otra no quieren perder las faldillas, su ventaja aerodinámica sobre Ferrari.

Y al Jarama se llegó con el ambiente mucho más recalentado. Tras lo sucedido en Sudáfrica, los equipos de la FOCA dijeron a sus pilotos que no acudieran al briefing previo a las carreras de Zolder y Mónaco y la FISA los multó con 2.000 dólares y suspensión de sus licencias hasta que paguen la multa.

"O pagan las multas o no corren. No podemos ceder. El principio de autoridad está en juego", dijo Balestre, dispuesto a acabar de una vez por todas "con los problemas que venimos teniendo estos dos últimos años" y de paso sentar las bases para dar su salto a la presidencia de la FIA, cosa que logró cuatro años más tarde.

Los pilotos de los equipos ‘oficialistas’ –Ferrari, Alfa Romeo, Renault y Osella– están en regla; Andretti y Prost pagaron la multa; los pilotos del RAC británico –Watson, Piquet, Jones y Needell– apelaron; Emilio de Villota, que dispuraba aquí su primer GP del año con el Williams de Banco Occidental, también tenía licencia. Jarier, Daly, Zunino, Lammers, De Angelis, Fittipaldi, Rosberg, Pironi, Lafitte, Reutemann, Mass y Patrese tenían sus licencias suspendidas.

Lafitte, pragmático y guasón, dijo el juves que "si no nos dejan correr no pasará nada. Cogeré mis palos y me iré a jugar al golf. Como no tengo licencia de golfista no pueden sacármela". Junto al circuito, el RACE tenía –tiene aún– un magnífico campo de golf.

El viernes las cosas se precipitaron. Tras una noche de negociaciones y oídos sordos, llegó la hora de los primeros ensayos. El primero en salir a la pista fue Emilio de Villota, seguido por los pilotos de Ferrari, Renault y Alfa Romeo minutos después… pero los restantes pilotos no podían hacerlo: no habían superado las verificaciones administrativas al tener la licencia suspendida. Tras poco más de 50 minutos de ensayos llegó una inesperada segunda bandera roja –la primera había sido para recuperar el coche de Jabouille–.

El RACE, a cuyo frente estaba el Marqués de Cubas, y el director del circuito, Carmelo Ezpeleta –sí, el actualmente máximo responsable de Dorna–, amenazó con sacar a la Guardia Civil y detener a los coches que rodaba.  Y emitía un comunicado: "El GP de España queda suspendido y se detienen todos los entrenamientos ya que el RACE ha montado una carrera distinta que no pertenece a los campeonatos FIA".

En aquellos tiempos la FEA –la federación española de automovilismo todavía no era Real– tenía las competencias deportivas en España por ‘delegación’ del RACE –aunque era el ente reconocido por el Consejo Superior de Deportes–, y el club le retiró el poder. Esto sirvió para que las partes colocaran el ‘conflicto’ como una batalla entre el RACE y la FEA.

Y mientras se discutía, los equipos Williams y Brabham jugaban un partido de fútbol en plena recta de meta.

partido-futbol-jarama-soymotor.jpg

De momento, los miembros de la FIA y de la FEA –incluidos los oficiales de la carrera– abandonaron el circuito y los equipos de legalistas se mantuvieron cerrados en boxes.

Las últimas negociaciones, en las que intervino incluso el presidente de Phillip Morris llegado urgentemente para intentar desencallar la situación, se mantuvieron el sábado por la mañana. En ellas el Príncipe Metternich, el presidente de la FIA, estuvo asimismo presente. Además de Bernie, Ezpeleta y el Marqués de Cubas, también estuvo Max Mosley, abogado y amigo de Bernie, exfundador de March, aunque el equipo/constructor ya no estaba en F1.

Jackie Stewart intentó hacer de mediador entre las partes. Propuso un documento borrador de acuerdo que en síntesis decía: 1. Se anula todo lo hecho basta este momento y se inicia el el GP de España justo ahora. 2. Se dejaba participar a todos pilotos sin que tuvieran que comprometerse a pagar las multas por anticipado, cosa que hacía el RACE en su nombre. 3.  La carrera volvía a quedar dentro de la legalidad de la FIA y con los mismos oficiales que tenía inicialmente. 4. Se marcaban tres sesiones de entrenamientos: una, libre; de dos horas, y dos cronometradas, de una hora cada una, a celebrar todas esta misma tarde del sábado.

No hubo acuerdo. "Esta prueba es una mamarrachada y no puede ser reconocida. Por supuesto, la Federación no lo hace y mañana yo no pienso asistir a ella", dijo entonces el presidente de la FEA, Fernando de Baviera, quien añadió que "paras nosotros el GP de España está suspendido. Lo que se va a hacer aquí es una carrera pirata", justo abandonando el circuito. Poco después la FEA emitió un comunicado con sus exigencias para salvar el GP, a las que el RACE se negó, "siguiendo instrucciones de Bernie Ecclestone", dijo la FEA.

"Alfa Romeo, Ferrari y Renault confirman que se hallan en la imposibilidad de intervenir en la prueba del domingo 1 de junio en el circuito del Jarama. A pesar de los repetidos esfuerzos no se ha aportado ningún elemento que permita a la Federación Española autorizar la continuación del GP de España interrumpido en la mañana del viernes de su normal desarrollo. Alfa Romeo, Ferrari y Renault expresan su más sentido pesar ante el público y la prensa española e internacional", dijeron en un comunicado… que no pudo ser entregado a la prensa: no tuvieron acceso a las fotocopiadoras, según explicó el entonces mi jefe en Mundo Deportivo Xavier Ventura, que fue el enviado del diario. Empacaron mientras los equipos FOCA rodaban y a última hora de la tarde abandonaron la pista.

Xavier recoge una frase de un alto dirigente del RAC en la que dice que "Se acabó, la F1, la F3 y el Rally de España, etc. No queremos organizar nada si Balestre sigue el frente de la FISA, así que poco nos importa una sanción" –la FISA era el brazo deportivo de la FIA–.

El domingo, como si nada pasara, 22 coches se alinearon en la parrilla. Jacques Laffite –Ligier– tenía la Pole claramente por delante de Alan Jones –Williams–; sus compañeros Pironi y Reutemann estaban en la segunda y con Emilio de Villota saliendo 17º.

La carrera fue ganada por Alan Jones que se aprovechó de un incidente a media carrera entre Laffite y Reutemann cuando batallaban por la victoria; un incidente en el que se vio involucrado y asimismo obligado al abandono Emilio de Villota, que acababa de ser doblado. Emilio había salido bien, ganando tes posiciones en la primera vuelta, pero se salió al iniciarse la segunda. Sólo seis coches lograron concluir la carrera. Fueron Jochen Mass y Elio de Angels los que le acompañaron en el podio y los únicos en no ser doblados por el ganador.

Para la siguiente prueba, el GP de Francia, sólo los ‘legalistas’ anunciaron su presencia. Pero en el GP de Inglaterra, el protagonismo iba a ser para los equipos ‘garajistas’ británicos y se especulaba que no sería puntuable. La FIA anunció sanciones ejemplares.

Para la FOCA el GP de España era puntuable "porque la autoridad deportiva nacional, según la FIA, es el RACE" y acusó a Ferrari de haber hecho imposible el acuerdo porque exigía que la FEA recuperara el poder deportivo.

Poco después, el Congreso de la FIA en Atenas declaró oficialmente el GP de España ilegal, felicitó a la FEA por su gestión, expulsó a la FOCA del Comité Ejecutivo de la FISA y anunció sanciones para los pilotos y equipos que disputaron el ‘no GP’ de España, al igual para el RACE.

Pero Balestre sabe que la siguiente prueba es en Francia. Bernie, tras sondear a los más importantes sponsors, sabe que estos no apoyarán un campeonato paralelo. Goodyear, que da las gomas a la mayor parte de equipos, anuncia que se marchará de la F1 a final de año.

Pelillos a la mar. FOCA y FISA firman un armisticio. Ambas partes han conseguido parte de lo que deseaban en esta batalla, jugada en terreno español, de importancia menor para ellos y el hecho de que al final pudieran disimularlo todo con desavenencias entre RACE y FEA les permitía salvar la cara. El GP de España pudo volver a celebrarse en 1981 en el Jarama.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Williams Martini
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
6 comentarios
Imagen de guses

Llegué tarde. Yo también era un chico para entender esta situación. Igualmente años más tarde asimilé las disputas entre FOCA y FISA, que procuraron manipulaciones como la de 1981, en donde se anuló la carrera disputada en Kyalami – Sudáfrica, ganada por Reutemann, siendo que al final del campeonato perdió por un punto con Nelson Piquet.

Imagen de niki_prost

La carrera no se anuló, y tampoco "procuraron manipulaciones", como dices. Vamos a ver, sin ahondar en el asunto, y a grandes rasgos, lo que sucedió es que la FISA comunicó a los organizadores del GP de Sudáfrica que para que su carrera fuera incluida en el campeonato la única fecha posible sería el 11 de abril, añadiendo que si querían, podían organizar, según las normas de la FISA, una carrera de Fórmula Libre el 7 de febrero —fecha en que inicialmente estaba programado el GP—. Los organizadores habían comenzado a promocionar la carrera, imprimiendo y distribuyendo carteles con la fecha original, mientras que el patrocinador del evento también había firmado el 7 de febrero, con lo cual, los sudafricanos se lo pensaron y finalmente decidieron celebrarla en febrero, por lo tanto, de inicio fue una carrera de Fórmula Libre. Esto además llevó a que equipos como Renault, Ferrari, Ligier, Alfa Romeo, no se presentarán en Sudáfrica, de modo que no pudieron competir Villeneuve, Pironi, Prost, Arnoux, Lafitte, Andretti, y demás...

Imagen de Porsche917

Todavía recuerdo el palo que le puso LAF a REU. El francés iba como loco. VIL en medio de la pista, REU fue para un lado (justo para tomar la curva con la geometría ideal) y LAF por el otro, tratando de hacer la trazada más corta. El galo no pudo hacerlo, se fue largo y chocó al argentino por la mitad, llevándoselo hacia las defensas (alambrado). Menos mal que no valía la carrera. No sabia de la historia de este "noGP", aunque la haya visto por tv.

Imagen de niki_prost

Muy bueno, Blancafort. Grande. Recuerdo que en aquellos momentos no acababa de entender lo que sucedía, algo importante se estaba cociendo... pero era un tema complejo y yo aún era demasiado joven para captar la transcendencia del asunto. Más adelante comprendí la relevancia de aquel conflicto, que llevó a la F-1 a una nueva dimensión, en la que todos los aficionados y curtidos seguidores, salimos ganando.

Imagen de FSA

buesquenlo en youtube y vean F1 !!!

Imagen de _JR_

Vaya movidón !!!

Muy interesante.

Gracias

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP