Hablamos con el madrileño

Entrevista a Antonio García: "Alonso y yo no nos retiraremos nunca"

Antonio García se prepara para su 11ª participación en las 24 horas de Daytona

A los mandos de un Chevrolet Corvette C7.R, buscará su tercera victoria en la prueba

Coincidirá en pista con Fernando Alonso, que competirá en la categoría de prototipos

AmpliarAntonio García en una imagen de archivo - SoyMotorAntonio García en una imagen de archivo

Antonio García (Madrid, 1980) apura sus días en España antes de subirse a un avión rumbo a Estados Unidos, donde esta misma semana le espera una cita con su Chevrolet Corvette C7.R en los entrenamientos colectivos de las 24 horas de Daytona.

Antonio acumula diez participaciones en esta carrera, pero ésta será más especial que de costumbre porque coincidirá en pista con su amigo Fernando Alonso. Será la primera vez que comparten asfalto desde 1999. El piloto de Chevrolet no oculta que Alonso y él han fantaseado con la posibilidad de correr juntos en alguna carrera de resistencia, aunque aún no saben cuándo podrán hacer realidad su sueño.

 

 

Pregunta: ¿Cómo se preparan unas 24 horas de Daytona?
Antonio GARCÍA: "Si comparamos la preparación que hacemos para Daytona y la que hacemos para Le Mans, es obvio que hay más preparación en el caso de Le Mans. Daytona sí que es la primera carrera del año, y empezamos a trabajar en ella a la semana de terminar la temporada anterior, pero no es un circuito tan peculiar como el de La Sarthe. La Sarthe no se parece a ninguna otra pista, es algo completamente diferente".

P: ¿Qué significa esta carrera para usted?
A. GARCÍA: "Cada carrera es especial. Daytona la descubrí en 2008. La gané por primera vez en 2009 y luego otra vez en 2015. Las dos victorias han significado mucho en mi carrera deportiva. Fueron muy luchadas. La primera la ganamos por tres décimas, la segunda por algo menos que eso. ¡Y en 2016 perdí por tres centésimas! Daytona es eso: tensión pura y dura hasta el último momento. Es muy especial. En Daytona, dedicas gran parte de la carrera a preparar su desenlace. Es ese concepto estadounidense de mantener viva la carrera hasta el último momento. Eso hace posible que un coche pierda dos o tres vueltas, pero luego regrese a la vuelta del líder tras un par de neutralizaciones. Sabes que has de cuidar la mecánica para que el coche llegue a esa recta final de carrera en las mejores condiciones posibles. Cuentas con que haya neutralizaciones, pero en Sebring 2017 hice tres horas y apenas hubo una bandera amarilla. Ganamos con un par de segundos de margen. Las neutralizaciones permiten que aquellos que van más allá del quinto se arriesguen con estrategias muy distintas a la tuya, estrategias que quizá les favorecen. Tú has de contar con todas esas variables, lo que hace posible que la carrera se mantenga abierta hasta el final".

P: ¿Cómo ha cambiado su forma de afrontar Daytona en todos estos años?
A. GARCÍA: "En mis primeros años siempre intentaba darlo todo en todo momento. Con el tiempo aprendes a economizar tus esfuerzos para no dañar la mecánica. Hay algunos que se ponen a hacer vueltas rápidas cuando aún quedan veinte horas para terminar. Yo soy de los que opinan que es mejor hacer las vueltas rápidas en la última hora. No me sentiré mejor por hacerlas antes. ¡Tampoco quiero mostrar mis cartas! Todo piloto lo acaba descubriendo por sí mismo, pero sí que es cierto que todos tenemos experiencia y seguimos una filosofía parecida, más o menos".

 

 

P: Usted ha competido en Daytona y Le Mans. ¿Cómo las compararía?
A. GARCÍA: "Son dos carreras muy diferentes, conceptualmente. Ambas duran 24 horas, pero Daytona se afronta de una forma distinta que Le Mans porque hay muchas neutralizaciones. Aquí la estrategia es muy importante. Durante las primeras 20 horas, trabajas en el coche y ajustas sus reglajes en la medida de lo posible. Como hay varias neutralizaciones, no pasa nada por perder 10 segundos en boxes si es para ajustar el alerón trasero. También puedes cambiar la altura, por ejemplo. Puede que seas líder, pero no importa perder posiciones en boxes si es para mejorar tu set-up. Pasan las horas y cuando quedan cinco o seis para terminar empiezas a cambiar el chip. Es entonces cuando empiezas a trabajar en la rotación de pilotos para hacer que todo coincida, para poner gasolina, cambiar neumático y subir al piloto más rápido en la recta final de la carrera. Los últimos 90 o 120 minutos son los que realmente importan. Es parecido a Indianápolis, donde todo el mundo despierta en las últimas 50 vueltas. Hay mucha complicidad hasta ese momento, da igual quién tire del grupo. Es parecido a una clásica de ciclismo. Los ciclistas hacen 200 kilómetros en pelotón y se respetan el uno al otro, pero en los últimos 20 kilómetros muestran sus estrategias y nadie perdona nada".

P: Su primera visita a Daytona fue en 2008. ¿Qué recuerda de aquel primer contacto?
A. GARCÍA: "Recuerdo que era la primera vez que rodaba en un oval, sobre todo en uno de esas características con un peralte tan inclinado. No en 2008, pero sí que en 2009 tuve una pequeña salida de pista. Mis ruedas estaban frías porque en esta carrera no hay calentadores, y las temperaturas pueden caer por debajo de los 10 grados. Son cosas que también interfieren mucho. Sea como sea, tuve esa pequeña salida y tuve que esperar a que me empujaran atrás para reincorporarme a pista. Mi primer pensamiento fue que la carrera ya se había ido al traste, pero eso era mi mentalidad europea. Llegué a boxes y me cambiaron algo del morro porque se había roto alguna pieza. Perdimos dos vueltas, pero las recuperamos y al final terminamos ganando la carrera. Es importante mantener la calma y saber que tu objetivo es mantenerte en la vuelta del líder, hasta que luego muestras lo que tienes en las últimas horas. En esos primeros años, es bueno que haya gente que te vaya diciendo y aconsejando, que te hable por radio para mantenerte tranquilo. No importa que un coche se escape 20 segundos, porque lo atraparás en cuanto haya una bandera amarilla".

 

 

P: ¿Cómo es la noche de Daytona?
A. GARCÍA: "Hay mucha luz artificial, así que Daytona es bastante fácil como circuito una vez lo conoces. El tráfico es un asunto más delicado, porque el volumen de la parrilla es más o menos como el de Le Mans pero el trazado es mucho más corto. Físicamente, la noche se hace pesada. Estamos en enero, así que la noche es muy larga. El sol se pone sobre las 18:30 horas y no vuelve a salir hasta las 06:30 o las 07:00. En comparación, Le Mans sólo tiene seis o siete horas de noche cerrada. En Daytona puede que tengas que hacer dos stints nocturnos en vez de uno, y eso hace que tengas la impresión de que la carrera es más larga de lo que en verdad es." 

P: Usted que ha vivido esta prueba en la última década, ¿cómo la ve de salud?
A. GARCÍA: "En América se ha consolidado cada vez más. Para mi gusto, Daytona siempre ha tenido la mejor parrilla de pilotos que existe en el mundo. Sus fechas quedan fuera de todos los campeonatos. Eso es algo que me chocó al principio, el tipo de personas que te encuentras. Están los mejores pilotos de la NASCAR, como Jimmie Johnson, pilotos de la IndyCar como Scott Dixon o Tony Kanaan… Los mejores de la Indy, porque Chip Ganassi siempre ha tenido un equipo en Daytona. El elenco de pilotos es súper variado, de los mejores del mundo. Nos faltaba que también hubiera representación de la Fórmula 1, pero ahora sí la habrá con Fernando. Para la carrera es un plus".

 

P: Se formó en Europa, pero ha hecho carrera en América. ¿Qué le ha enseñado Estados Unidos?
A. GARCÍA: "Descubrí Estados Unidos cuando corría en el equipo oficial de  Aston Martin. La carrera importante era Le Mans, pero tuve la suerte de descubrir América cuando aún existía la Grand-Am, que era el actual campeonato de prototipos. Al principio me chocó un poco, pero América te enamora enseguida. Son carreras de dos o tres horas, pero hay mucha igualdad, mucho movimiento… Entramos todos juntos en boxes, puedes caer a la séptima plaza pese a haber entrado al Pit-Lane líder… Hay mucha tensión. En Europa, te enfadas si lideras la carrera y te sacan un coche de seguridad a falta de cinco minutos para el final. Aquí sabes que esa circunstancia a veces jugará a tu favor, a veces en tu contra. Pero es bueno para las carreras y el formato actual es muy exitoso".

P: ¿Diría que el piloto es más piloto en América que en Europa?
A. GARCÍA: "No es que sea más piloto, pero sí que el deportista es más deportista en Estados Unidos que en Europa. La figura del deportista está mucho mejor valorada. En Europa, en Fórmula 1 pero también a ciertos niveles, el motor es un negocio. En América, es un espectáculo. La figura del deportista está más arraigada y eso nos beneficia a nosotros, los pilotos, en todos los sentidos. Está muy extendido el hecho que el piloto cobre por su trabajo, no como en Europa donde a veces han de comprar su propio asiento. América sigue siendo América en ese sentido, y su forma de resolver esta situación es mejor, para mi gusto".

P: ¿Dónde cree que reside el origen de la crisis europea?
A. GARCÍA: "¡Sería una respuesta filosófica! Pero al final, está claro que todos empezamos en el karting de la forma más humilde posible. Yo empecé con un equipo que se reducía a mis padres y a mí mismo. No había terceras personas de por medio. Corríamos para divertirnos porque era nuestra pasión, eso era lo principal y era lo más importante. Luego los resultados llegaron y eso nos permitió crecer en mayor o menor medida dentro del automovilismo. Ahora los resultados no lo son todo. Es un poco triste. Por muy buenos resultados que tengan, hay gente que no llega porque hay otros que vienen por detrás y se aseguran el puesto. Ha habido pilotos con grandes aspiraciones, pero los equipos han tenido que priorizar otras cosas. Lo importante es que en América los resultados siguen primando por encima del factor económico. Todo el mundo sabe que lo importante es mostrar tu nivel en la pista. Lo difícil es llegar a Estados Unidos, pero si tus resultados acompañan es relativamente fácil quedarse ahí".

 

 

Pregunta: Un buen amigo suyo debutará este año en Daytona: Fernando Alonso. Compitieron juntos en las World Series by Nissan a finales de los ’90.
A. GARCÍA: "¡Nunca hemos vuelto a coincidir! Yo he ido a sus carreras y él me ha venido a ver, pero creo que no coincidíamos en pista desde 1999. ¡Ha pasado media vida! Nuestras carreras han sido diferentes. Él ha tenido sus éxitos y yo he tenido los míos, pero siempre nos hemos seguido de cerca. Llevamos tiempo viendo y pensando cuándo podría ser el momento para coincidir. Nuestro objetivo es coincidir del todo en algún momento.  No sólo coincidir en la misma categoría, sino también en el mismo equipo. Aún tenemos varios años por delante para hacer que eso pase".

P: ¿Se imaginan de compañeros de equipo en Le Mans?
A. GARCÍA: "No hemos parado de hablar desde que él mostró su primer interés por Le Mans, o desde que vio que era posible hacer Fórmula 1 y Le Mans al mismo tiempo. Me preguntó por mi situación contractual cuando tuvo la oportunidad de fichar por Porsche. Yo me debo a mi marca y él correrá para la marca que corra, quién sabe. Sería fantástico que llegase el momento en el que contractualmente pudiésemos coincidir en la misma marca. A ver si en algún momento podemos hacer coincidir nuestros contratos para correr juntos, aunque sea en una carrera suelta".

 

P: No sé si ya le ha dado algún consejo para Daytona…
A. GARCÍA: "Alguno sí que le he dado… Él tiene a su favor que ya ha estado en Indianápolis. Como evento y como carrera, entre Indianápolis y Daytona hay ciertas semejanzas. La velocidad es importante para la clasificación y para tener un buen coche, pero son carreras en las que tienes que saber administrar bien tu coche. Tienes que gastar la mínima gasolina posible y preparar tu ataque final en el último cuarto de carrera. En ese sentido, Fernando ya ha tenido una primera experiencia. Y más que tendrá. Estoy seguro de que comeremos o cenaremos juntos antes de Daytona. Como no estamos en la misma categoría, le podré dar todos los consejos que quiera".

P: Alonso no quiere ni oír hablar de la retirada. ¿Qué hay de usted?
A. GARCÍA: "¡Lo mismo que Fernando! Está claro que ni Fernando ni yo nos queremos retirar nunca. Viendo su mentalidad, que hace poco trató de convencerme para hacer unas 24 horas de karting… A mi compañero Jan Magnussen le han preguntado por su retirada porque ya tiene más de 40 años, pero él es como nosotros. No sabemos hacer otra cosa y correr nos apasiona. Yo correré hasta que me echen. Espero que haya muchos años por delante".

Si quieres leer más entrevistas como ésta visita nuestro Flipboard

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
4 comentarios
Imagen de masmvd

[#3 DragQueeny] Otro gran piloto que se perdio la F1

Siempre que leo sus entrevistas se me hace una persona muy cercana, al estilo de P. de la Rosa y se le nota la camadería con ALO. Muy buena entrevista, muchos detalles de la carrera que desconocía. Espero que se pueda ver en algún sitio la prueba.

  • 3
  • 0
Imagen de DragQueeny

Siempre que leo sus entrevistas se me hace una persona muy cercana, al estilo de P. de la Rosa y se le nota la camadería con ALO. Muy buena entrevista, muchos detalles de la carrera que desconocía. Espero que se pueda ver en algún sitio la prueba.

  • 11
  • 0
Imagen de SENNA

Lo ví correr en Connecticut (aunque no ganaron en esa carrera [4to]) y ví los Corvettes no. 3 y 4 en acción. ¡Qué bestiales en sonido!
A Antonio no tarda el grupo de los más entendidos del automovilismo en contrarestarle los argumentos aquí expuestos; pues habla de su amigo (el más odiado por ellos) y un pura sangre. El mejor piloto de autos del mundo.
Buena suerte Antonio y el señor Magnussen y buena suerte Alonso.

  • 10
  • 1
Imagen de Fredorigo

Dos monstruos del automovilismo español y mundial. Bravo por ellos!!!

  • 11
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP