NOVEDAD

Volkswagen T-Cross Breeze: llegará en 2018 con techo rígido

Volkswagen presentó en el pasado Salón de Ginebra su primer SUV descapotable

Ha 'nacido' como un SUV con capota de lona, pero acabará por tener techo rígido

Llegará a producción a lo largo de 2018 como el crossover más pequeño de Volkswagen

AmpliarEsta es la visión de Volkswagen de un futuro y particular crossover basado en el Polo - SoyMotorEsta es la visión de Volkswagen de un futuro y particular crossover basado en el Polo

El auge de los SUV ha llevado a los fabricantes a proponer vehículos en torno a su figura. Está el SUV coupé, el coche que sin ser crossover lo simula a base de protecciones y elevar su altura al suelo o incluso el SUV descapotable. En este último grupo y con el Range Rover Evoque Convertible como punto de partida encontramos al protagonista de hoy, el Volkswagen T-Cross Breeze. Con todo, en su llegada a producción el Volkswagen T-Cross tendrá techo rígido.

El Volkswagen T-Cross Breeze es un prototipo que fue presentado en el Salón de Ginebra y que muestra la base de un futuro SUV descapotable construido sobre la plataforma del Polo. Sin embargo, esta propuesta conceptual dará su salto a producción a lo largo de 2018 en forma de crossover con techo rígido, siendo así el SUV más pequeño de la marca. Sobre el papel Volkswagen tiene la intención de lanzar una gama de crossover compactos basados en el Polo y el Golf y el Volkswagen T-Cross es el primer paso tal y como ha dejado patente la propia firma en el vídeo teaser con las novedades que llegarán en 2018. Su presentación incluso podría ser en Ginebra.

t-cross-breeze_2.jpg

A nivel visual tiene grandes rasgos heredados del Tiguan, comenzando por su parrilla delantera de notables dimensiones o los faros con tecnología Led, iluminación diurna y faros antiniebla, algo que también se trasladará al modelo final. En el lateral se dibujan unas llantas de aleación de 19 pulgadas –serán más pequeñas– y en su zaga de nuevo nos topamos con unos pilotos Led. Este SUV descapotado de 4,13 metros de largo presenta una carrocería en verde lima metálico, protecciones en plástico negro en sus bajos y un techo de lona en idéntico color.

En el apartado mecánico el Volkswagen T-Cross Breeze equipó un propulsor 1.0 turbo de tres cilindros. Desarrolla 110 caballos y 175 Nm de par. El motor está asociado a una caja de cambios automática DSG de doble embrague y seis velocidades. Gracias a su tracción delantera –rasgo que mantendrá el modelo de producción– acelera de 0 a 100 en 10,3 segundos y tiene una velocidad máxima de 188 kilómetros por hora. Su peso es de 1.250 kilogramos. En su versión de producción estará construido sobre la plataforma corta MQB, mientras que las motorizaciones están por confirmar a pesar del referido motor tricilíndrico.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top