INDY 500

Los pilotos de la Indy eligen el tipo de leche que beberán en caso de victoria

Alonso y Palou eligen la leche entera

AmpliarSimon Pagenaud, ganador de 2019 - SoyMotor.comSimon Pagenaud, ganador de 2019

Los pilotos de la Indy 500 ya han hecho saber al Gremio de Lecheros de Indiana el tipo de leche que desean beber en el caso de que el domingo 23 sean el afortunado protagonista de ‘Victory Lane’.

En Indianápolis no se descorcha champán, no hay ducha espumosa para el ganador y los que están cerca del podio, comenzando por su equipo. Bueno, tampoco hay podio… sino Victory Lane, un lugar que pasan a ocupar el ganador junto a su esposa o novia e hijos si los tiene, así como los jefes del equipo y mecánicos.

Es curioso que la leyenda diga que la primera vez que el ganador de una carrera recibió en el podio una botella fue en USA. Tazio Nuvolari ganó la Copa Vanderbilt en New York y el millonario Vanderbilt se la entregó mientras que un íntimo amigo de él le daba una botella magnum de Moët & Chandon, marca que representaba. Fue en 1936.

En realidad fue en 1907, en la meta de la Pekín-París, cuando el Principe Scipion Borghese recibió una botella de Mumm y la descorchó para berberla junto a sus compañeros de aventura.

No fue hasta 1950, con ocasión del GP de Francia en Reims, cuando se instauró la costumbre de entregar una botella al ganador. Y años después, Dan Gurney, en unas 24 Horas de Le Mans, las de 1969, alborotado la agitó involuntariamente. Jackie Stewart repitió el gesto, voluntariamente, en el GP de Francia días después y comenzó así la tradición de la ducha de champán.

Pero en Indy la tradición es la botella de leche… desde 1936, es decir antes de que Nuvolari recibiera su botella de Moët. Louis Meyer acababa de ganar sus terceras 500 Millas y sediento pidió que le trajeran un vaso de leche… y dijo que la leche era la bebida de los campeones. Un avispado granjero consiguió que este hecho se conviertiera en tradición… hasta el punto de que los pilotos, en actos promocionales por los instritutos de Indiana, beben leche con los alumnos.

Sólo un hombre rompió la tradición: Emerson Fittipaldi, que pidió un zumo de naranja. Por entonces Emmo tenía una hacienda descomunal en Brasil donde producía este cítrico. El abucheo fue mayúsculo. Y es que en USA las tradiciones se respetan siempre.

La victoria no acaba allí. El lunes se precisan dos ceremonias más íntimas. Una espiritual, en la que el ganador con su familia primero y con su equipo después, besa la línea de ladrillos que marca la meta, en homenaje a la primitiva superficie del circuito. Y otra junto al Trofeo Borg Wagner, que todavía no tendrá incrustada su esfinge junto a la de los ganadores anteriores. Y tradicionalmente se hace una foto con el coche y un montón de fajos de billetes que escenifican el premio ganado.

Pero de momento, todos han elegido la leche, por si llega el gran sueño, La mayor parte han elegido leche entera, pero algunos la prefieren semidesnatada y otros completamente sin grasa… incluso alguno se atreve a bromear que les gustaría mantequilla.

 

ELECCIÓN DE LOS PILOTOS

leche-indy-soymotor.png

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor McLaren
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
3 comentarios
Imagen de Stuttgarttoo

"Buttermilk" no es mantequilla.
De hecho en todo lo contrario.
Después de quitar la grasa para hacer la mantequilla la traditional y fermentada "buttermilk" es el suero que resta. Se bebe en muchos paises, incluidos los EEUU.

  • 0
  • 0
Imagen de Pachulara

Que vayan pidiendo leche asturiana.

  • 1
  • 2
Imagen de guses

Si el ahora vegano Hamilton estuviera participando en Indianápolis pidiera leche de almendras o de soya.

  • 3
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP