WRC

Kalle se lo lleva 'de calle': arranca una nueva era en los rallies

AmpliarKalle se lo lleva 'de calle': arranca una nueva era en los rallies - SoyMotor.comKalle Rovanperä celebra su título

Kalle Rovanperä se hizo un gran regalo este fin de semana, el de su 22 cumpleaños –los hizo el sábado– al conquistar el primero de los que posiblemente serán muchos títulos mundiales de rallies.

Me ha gustado cómo lo ha hecho, con autoridad, ganando de nuevo tras una racha de tres 'derrotas' que podrían haber minado moral y confianza. No ha sido así. Ha vuelto dominador. Y, como dice mi amigo y tremendo aficionado a los rallies Javier Oyarbide, "Kalle se lo ha llevado de calle" –perdona por usar tu frase–.

Kalle ha recuperado el cetro para los finlandeses voladores tras una larga sequía de ¡¡¡20 años!!! Fue en 2002 cuando, precisamente en Nueva Zelanda, Marcus Grönholm se convirtió en campeón del mundo. Prácticamente desde entonces hemos asistido a casi dos décadas de dominio francés y de dos hombres, Sébastien Loeb y Sébastien Ogier, 17 títulos –nueve y ocho– entre ambos, sólo rotos por Ott Tänak en 2019.

En Nueva Zelanda, Ogier le regaló un casco dorado a Kalle y con ese caso, me ha venido a la mente la imagen de Ogier entregando a Rovanperä 'el centro y la corona' al nuevo rey, su sucesor. Está la foto de ese podio neozelandés: Kalle en el centro, flanqueado por Ogier y Tänak, los dos últimos campeones del mundo, un escalón y dos por debajo, como sinónimo del nuevo orden.

Me ha traído a la memoria aquel Rally de Gran Bretaña en el que Carlos Sainz se salió y golpeó unos troncos –"La cagamos, Luis, la cagamos"– y Loeb, entonces su compañero en Citroën, logró su primer título. En la asistencia, Carlos, ya de paisano, nos dijo: "Este tío batirá todos mis récords". Se refería a las 25 victorias en pruebas del Mundial… Y el resultado está ahí, lo pulverizó.

Me ha recordado también ese instante cuando Loeb, a finales de 2011 con siete títulos en el bolsillo, pidió –exigió dirán otros– a Citroën que no renovaran al entonces aún novato emergente, Ogier. Sabía que éste iba a ser su gran rival, el hombre que podría igualar sus récords. Son muchos los que piensan que quizá podría haberlo hecho de no haber decidido detener su programa completo en el Mundial de Rallies esta temporada.

Un detalle importante. Kalle es el primer campeón joven del Mundial de Rallies: 22 años y un día. Hasta ahora nadie había sido campeón antes de los 27. Colin McRae lo fue a los 27 y 100 días; Juha Kankkunen, a los 27 y 249 días; Carlos Sainz, a los 28 y 189 días; a Petter Solberg le faltaba un día para cumplir los 28 y Ari Vatanen lo hizo a los 29 años y 219 días, pocos días antes de que Ogier lograra su primer título –29 años y 294 días–. Todos los demás campeones han conquistado su primer título ya cumplidos los 30.

Es una especialidad donde la experiencia es un grado y la mejor prueba de ello es que hoy tanto Loeb como Ogier parten como favoritos el día en el que deciden volver a aparecer en el Mundial de Rallies.

Ogier lo tiene claro. "Kalle está muy por delante de todos nosotros". Y añadió: "No necesita consejos. ¡A los 22 años yo todavía no había disputado mi primer rally! Tiene que mantener la sangre fría y mantener los pies en el suelo. No debe pensar que es demasiado fácil ganar. Si lo hace, su futuro será espectacular".

Pero Kalle ya tiene a su padre, Harry, que seguro que le aconsejará, y también está Jari-Matti Latvala, que lo mimará.

Kalle dice que no piensa en el récord de Loeb. Que no cree que esté tanto tiempo… pero admite que todo dependerá de cómo se vaya sintiendo, lo que disfrute… y también de los buenos resultados. Y son muchos los que piensan ya que acaba de comenzar una nueva era en los rallies, la firmada por Kalle Rovanperä.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Toyota
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP