vídeo

El Ferrari F40, al desnudo

Análisis detallado por parte de Doug DeMuro

Se produjeron 1.311 unidades

AmpliarF40 - SoyMotor.comEl F40, al desnudo

El Ferrari F40 es uno de los modelos más icónicos de la marca de Maranello, y también de la historia del automóvil. A su alrededor, el aura de misticismo y leyenda es inagotable, y una de las cuestiones más sorprendentes es su precio: este en concreto cuesta 1,3 millones de dólares, unos 1,08 millones de euros. ¿Lo vale? Doug DeMuro analiza al detalle el coche en este vídeo que no te puedes perder.

Te anticipamos que sí, los vale. Pero entonces, quizás te preguntas por qué un coche así cuesta relativamente tan poco, y por ejemplo un 250 GTO ha llegado a los 32 millones de euros. Bueno, hay una razón básica: la disponibilidad de unidades, pues del GTO sólo se fabricaron 36 ejemplares. Por supuesto, hay muchos otros motivos, pero ese es fundamental.

f40_-_soymotor_2.jpg

Así que aquí lo tienes. El F40, el último hijo de Enzo Ferrari, lanzado al mundo en julio de 1987 por la petición expresa del fundador de crear el coche más rápido y especial del mundo. Su testamento, su filosofía hecha forma: el mejor Ferrari es el siguiente. Y pese a sus exclamaciones con la voz apagada por la edad de que el coche era ‘bello… molto bello’, en su fuero interno, el anciano Commendatore ya estaba pensando en cómo hacer que el F40 fuese superado.

Pero, ¿por qué el F40 sigue siendo el oscuro objeto de deseo de tantos aficionados? Para empezar es uno de los últimos coches puros de altas prestaciones de la historia. Y cuando decimos puro, nos referimos a que no hay electrónica invasiva en este modelo: tienes un coche de carreras listo para rodar por la calle, pero que al más leve giro de tobillo desatará una furia de potencia que más te vale ser capaz de controlar, o tu sonrisa acabará en llanto.

El coche no va a salvarte, ni quiere hacerlo. Lo que quiere –entiéndase con perspectiva– es matarte. No hay modos de pilotaje para adaptar el coche a ti, y que sea más o menos agresivo. Esto es lo que hay: o eres un gran conductor, o no lo eres. Tienes que dominar el motor V8 biturbo de 2.9 litros y 478 caballos. Si no eres capaz, ni lo intentes.

f40_-_soymotor_4.jpg

Claro, que siempre puedes optar por un paseo tranquilo en el coche, y ser objeto de envidia venenosa de quienes te contemplen. Pero el paseo te va a costar lo tuyo, porque es un coche duro, sin dirección asistida y unas suspensiones rígidas como tablas: por si no te has enterado, el coche te lo deja claro, y te grita que su hábitat es el circuito, o todo lo más una bonita carretera de curvas.

Y el lujo que esperarías en un Ferrari, olvídalo, claro. Manivelas para bajar las ventanillas –y las primeras unidades no tenían tales, sino una corredera como en las carreras–, no hay uno de esos refinados equipos de sonido de ochocientos altavoces envolventes –aquí la música la ponen desde detrás–, no hay paneles en las puertas, y para salir tienes que tirar de una cuerda. El aire acondicionado, sí, pero aún así hace calor. Humillante en un Ferrari, ¿verdad?.

f40_-_soymotor_3.jpg

Y sin embargo, este es EL Ferrari. Porque desde que hace 70 años Enzo Ferrari fundó su empresa, vivió buscando el coche definitivo que nunca iba a llegar –recuerda la máxima de antes–. Y entonces, a un año de su fallecimiento, llegó el F40, la cumbre de lo que entonces eran 40 años de vida en la búsqueda de la superación. El F40 fue el final de esa búsqueda para Enzo, y por eso, aunque por detrás han llegado otros Ferrari que lo han superado, el F40 es el coche que vale hasta el último céntimo de su precio, sea cual sea.

Es la consecución de un sueño.

Ponle precio a eso.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Magic Senna

Genial párrafo Sr. Vinuesa,un gran artículo,mis felicitaciones!

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP