GP España F1 2020
PRUEBA

Citroën C5 Aircross 2020: nacido para viajar

Parte de 21.650 euros en con el motor PureTech de 130 caballos

Su proverbial confort y su practicidad son su seña de identidad

Lo probamos con el motor 1.6 PureTech de 180 caballos y cambio automático

AmpliarCitroën C5 Aircross - SoyMotor.comCitroën C5 Aircross

El Citroën C5 Aircross es un SUV que destaca por su suavidad y confort de marcha. Cuenta con una gama mecánica compuesta por dos motores de gasolina y otros tantos Diesel, además de un híbrido enchufable. El modelo tiene una buena relación calidad-precio, y está disponible en España a partir de 21.650 euros en su versión de acceso.

El Citroën C5 Aircross, que nació a partir de la plataforma EMP2, se presentó en el Salón del Automóvil de París de 2018. Poco después empezó a comercializarse y plantar cara en un segmento en el que encuentra rivales de altura como el Ford Kuga, el Hyundai Tucson o el Peugeot 3008, entre otros muchos.

La versión híbrida enchufable del SUV es uno de los primeros pasos de Citroën de cara a lograr sus objetivos en cuanto a electrificación, que contemplan que en 2023 el 80% de su gama cuente al menos con una versión de este tipo, mientras que en 2025 se extenderá a todos sus turismos y vehículos comerciales.

galeria-citroen-c5-aircross-soymotor.jpg

 

CITROËN C5 AIRCROSS 2020: EXTERIOR

La marca de los dos chevrones apuesta por la continuidad de un lenguaje estético que ya vimos en el C3 Aircross. De esta forma, el Citroën C5 Aircross destaca especialmente su frontal con ópticas muy finas y un capó en posición elevada que tiene su continuidad en un perfil de apariencia robusta. En la zaga lucen unas ópticas horizontales con leds tridimensionales.

citroen-c5-aircross-trasera-soymotor.jpg

La personalización juega un papel muy importante en el Citroën C5 Aircross, que ofrece hasta 30 combinaciones diferentes entre los colores de carrocería, siete en total, el color estándar negro del techo y los tres paquetes de color diferentes para los perfiles de las barras del techo, las molduras de las tomas de aire frontales y los Airbumps, mucho más discretos que en el primer C4 Cactus, ubicados en la parte inferior de la carrocería.

Por último, conviene apuntar que la estética del C5 Aircross tiene reminiscencias claras de monovolúmenes como el Citroën C4 Spacetourer, menos audaz que la de otros SUV rivales, pero como veremos adelante esto no le lastra en cuanto a su rendimiento fuera de carretera, que se ha demostrado interesante durante nuestra prueba.

 

CITROËN C5 AIRCROSS 2020: INTERIOR

Que el punto de partida del nuevo Citroën C5 Aircross sea la plataforma EMP2 asegura un amplio espacio en el interior del vehículo, con capacidad para cinco ocupantes y con un espacio para el maletero de entre 580 y 720 litros, ampliables a 1.630 en el caso de que decidamos abatir las butacas traseras. La primera cifra varía gracias a la opción de desplazar longitudinalmente los asientos de la zaga 15 centímetros. La versión híbrida enchufable anuncia un maletero de entre 460 y 600 litros, con lo que la batería comporta una pérdida de 120 litros frente al resto de la gama.

Respecto al sistema multimedia, equipa una pantalla de 8 pulgadas capacitiva que además presenta compatibilidad con los protocolos Apple CarPlay y Android Auto. El cuadro de mandos puede ser totalmente digital con una pantalla de 12,3 pulgadas. Además se puede incluir un sistema de recarga de móviles por inducción, que opcionalmente equipaba la unidad probada.

Otra de las peculiaridades del Citroën C5 Aircross son los asientos Advanced Comfort. La fila trasera se puede reclinar hasta en cinco posiciones diferentes, además del deslizamiento longitudinal antes mentado. Según la marca francesa, hay hasta 81 posiblidades diferentes de configurar el maletero. Nosotros no las probamos todas –nuestra unidad montaba estos asientos–, pero sí verificamos que tiene una boca de carga amplia y con un umbral bajo, más práctico que en muchas de sus alternativas en el mercado.

También destaca la capacidad de personalización del habitáculo, donde la marca francesa nos ofrece cinco ambientes especiales que tienen su incidencia en la decoración del salpicadero, los reposabrazos, los paneles de las puertas y la consola central. Estos se conocen como 'Ambiance Series', 'Gris Wild', 'Gris Metropolitan', 'Beige Metropolitan' y 'Marrón Hype', y salvo el primero todos cuentan con asientos de confort avanzado. De nuevo, y después de más de 1.000 kilómetros a bordo, podemos confirmar que la denominación se ajusta a la realidad, si bien ofrecen una sujeción lateral limitada y coherente con el planteamiento del coche.

Pero, por encima de todo, las formas tendentes a lo cúbico del C5 Aircross dejan un habitáculo muy aprovechable, a medio camino entre el SUB y el monovolumen, que a quien firma estas líneas le permite mantener un palmo entero de espacio por encima de la cabeza y hasta el techo, pese a mis 1,94 metros de altura. En la posición más baja del asiento, es posible llevar las piernas bastante estiradas, algo que se agradece para afrontar viajes largos. 

citroen-c5-aircross-interior-soymotor.jpg

 

CITROËN C5 AIRCROSS 2020: EQUIPAMIENTO

El Citroën C5 Aircross ofrece cuatro niveles de equipamiento: Start, Live, Feel y Shine. La variante híbrida enchufable sólo está disponible con los dos últimos.

El SUV galo ofrece hasta 20 funciones de ayuda a la conducción que, como el Highway Driver Assist, anticipan lo que vendrá en el futuro con modelos dotados de cada vez mayor autonomía. Además, cuenta con otras seis tecnologías pensadas para optimizar la conectividad.

En cuanto a la unidad probada, con el acabado Shine –el más alto de gama– incluía como opcionales tan sólo la configuración bitono para el techo –104 euros–, la pintura gris platino –572 euros–, el Grip Control y el asistente de descensos –468 euros– y el asistente de aparcamiento con cámaras de 360 grados –520 euros–.

 

CITROËN C5 AIRCROSS 2020: MECÁNICA

La oferta mecánica del Citroën C5 Aircross es bastante amplia, tanto en gasolina como en Diesel. Entre los primeros encontramos dos PureTech, el 1.2 de 130 caballos y el 1.6 180 caballos, ambos turboalimentados. En el apartado Diesel, los dos escalones BlueHDi se ofrecen con el mismo escalonado de potencia: un 1.5 de 130 caballos y un 2.0 de 180. Los motores menos potentes vienen de serie con cambio manual de seis marchas, aunque se puede equipar también una transmisión automática de ocho velocidades mediante convertidor de par llamada EAT8, la misma que llevan de serie los dos motores más potentes. Esta caja de cambios, por cierto, cuenta con el sistema 'Shift and Park by wire' y dispone de levas tras el volante.

El Citroën C5 Aircross incorpora de serie en toda la gama la suspensión de amortiguadores progresivos hidráulicos. Este sistema persigue que el conductor note menos las ondulaciones del pavimento ante oscilaciones extremas. Lo logra al añadir dos topes hidráulicos, uno de extensión y otro de compresión, que ofrecen una mayor libertad de movimiento al vehículo en condiciones normales, y ralentizan el movimiento de los amortiguadores de un modo progresivo cuando se circula sobre firmes en mal estado o campo a través, con lo que se evitan paradas bruscas al final de recorrido.

La versión híbrida enchufable, el Citroën C5 Aircross Hybrid, tiene una potencia combinada de 225 caballos, proveniente de un motor eléctrico de 109 caballos y el térmico 1.6 de 180 que hemos probado. Logra un par máximo de 320 Newton metro y puede recorrer hasta 55 kilómetros en modo 100% eléctrico, merced a una batería de 13,2 kilovatios hora de capacidad. La caja de cambios es la ya mentada automática de ocho velocidades, rebautizada e-EAT8. El consumo medio homologado es de 1,7 litros a los 100 kilómetros, mientras que las emisiones son de 39 gramos de CO2 por kilómetro recorrido. Esta variante del C5 Aircross es una de las que conforma la generación eléctrica que la marca gala ha anunciado para 2020 y, desde luego, cuenta con la etiqueta Cero de la DGT.

Todos ellos cuentan exclusivamente con tracción delantera, aunque con la posibilidad de equipar el avanzado control de tracción llamado Grip Control, que ajusta el tipo y nivel de actuación de este sistema para que la tracción se adapte específicamente al tipo de suelo sobre el que se circula en cada circunstancia. Nuestra experiencia con el sistema es y siempre ha sido –lo equipan otros modelos de Peugeot y Citroën– positiva.

En el caso del C5 Aircross, y pese a su discreta estética, ofrece una generosa altura libre al suelo de 23 centímetros, mayor que en muchos de sus rivales. Obviamente, no se trata de un todoterreno, pero salva bien los bordillos, piedras en los caminos y también la mayoría de cambios pronunciados de pendiente, como algunas entradas a garajes.

citroen-c5-aircross-7-soymotor.jpg

 

 

CITROËN C5 AIRCROSS 2020: IMPRESIONES DE CONDUCCIÓN

Hemos probado la versión más potente de gasolina, el 1.6 PureTech turbo de 180 caballos. El primer dato positivo es que el dato oficial de consumo mixto WLTP, de 7,4 litros a los 100 kilómetros, es muy realista. Es sencillo ceñirse a ese consumo en una utilización cotidiana. Incluso con un ritmo alegre mantuvimos los consumos por debajo de los 8,5 litros a los 100. Es una mecánica elástica, y más enérgica de lo que parece: el filtrado de sonido y la filosofía general del C5 Aircross, junto a la linealidad del motor, impide muchas veces captar la verdadera aceleración que arroja el crono. El mayor inconveniente que hemos detectado, al menos en la unidad probada, es el tipo de sonido que emite la mecánica: junto al sonido tradicional de admisión y escape se oye una especie de soplido que no proviene del turbo y que sería más propio de un coche equipado con tracción integral permanente. No sabemos si proviene de las transmisiones o de correas, y tampoco resulta especialmente molesto, pero no es un sonido limpio, ni agradable. 

Nuestra prueba se desarrolló muy principalmente sobre asfalto, pero ensayamos a propósito sobre firmes con auténticos socavones y resaltes para acercarnos al límite de recorrido de los amortiguadores, con resultado satisfactorio y sin el desagradable ruido a 'tope' que se escucha en la mayoría de turismos y SUV en circunstancias similares.

De hecho, el rasgo que define de una forma más precisa al C5 Aircross es su ejemplar confort. Puede sonar a tópico, pero es uno de esos coches tan confortables que logran que los kilómetros de largos viajes pasen antes y, sobre todo, mejor. Es inevitable pensar el grado de refinamiento que podría llegar a alcanzar una berlina tradicional construida sobre la misma base que este C5 Aircross. Éste, incluso con su voluminosa presencia, no resulta ruidoso por aerodinámica ni es demasiado sensible al viento lateral. Es un viajero ejemplar.

citroen-c5-aircross-4-soymotor.jpg

En cuanto al funcionamiento del cambio, en condiciones normales podemos operar en modo completamente automático sin decepción, tanto por la suavidad de la caja como por la elasticidad del motor, que le pone fácil el trabajo. Las levas detrás del volante sólo las utilizaremos para incrementar la retención mecánica cuando nos interese. Su respuesta no es prodigiosa, pero sí más que correcta. Cuando utilizamos el modo manual –un botón situado sobre la propia palanca de cambios– gana un punto de agilidad en la reacción, aunque no llega a ser completamente manual, ya que cambia automáticamente si no lo hacemos nosotros llegados al corte de inyección. Finalmente, y en combinación con el modo Sport –que se activa mediante otro botón ubicado en la consola central–, empezamos a sentir que conducimos el C5 Aircross y que no se limita a flotar sobre la carretera.

La suspensión es blanda, sin paliativos, y esto genera ostensibles movimientos de la carrocería, especialmente de cabeceo ante frenadas de gran intensidad. Esta característica, junto a sus dimensiones, el tipo de puesto de conducción y una dirección que no transmite prácticamente información de lo que hay debajo de las ruedas, genera una desconfianza inicial cuando pretendemos subir el ritmo con el C5 Aircross en zonas reviradas. Por supuesto, la mayoría de conductores no experimentarán esa desconfianza porque no se acercarán al límite de adherencia del vehículo. Sin embargo, durante nuestra prueba quisimos comprobar cuál era el verdadero comportamiento de este modelo que no busca la máxima eficacia en su planteamiento. Se trata de un coche inevitablemente subvirador, pero noble y previsible, hasta el punto de anticipar lo que sucederá durante la curva sin la ayuda de la dirección. No necesita para ello neumáticos especialmente deportivos –equipaba unos Michelin Pilot Primacy 4 en medida 205/55 R19–. Una vez conocida la dinámica general nos sentimos más 'conectados' a la carretera, obviamente sin ser comparable con modelos como un Mazda CX-30, un Seat Ateca o un Ford Kuga. El C5 Aircross no es un coche especialmente ágil ni de tactos directos, pero sí es seguro.

Los frenos cumplen holgadamente con su cometido, aunque no nos gustó su tacto a la hora de regular frenadas hasta la detención en cruces o semáforos, por ejemplo. En realidad no es un problema del pedal, sino que el cambio no siempre pasa a neutro en el mismo momento de la deceleración y, por tanto, es sencillo terminar frenando un poco de más cuando 'libera' la transmisión muy tarde. En cualquier caso, son detalles muy finos, como el hecho de que el botón de arranque requiera mayor tiempo de presión que en modelos de otras marcas para iniciar el proceso o detener el motor, o que el sistema de apertura automática por proximidad de la llave funcione con menos precisión que, por ejemplo, en un DS 3 Crossback E-Tense, que tiene muchas probabilidades de equipar exactamente el mismo dispositivo.

 

CITROËN C5 AIRCROSS C-SERIES

El Citroën C5 Aircross es el último modelo de la marca francesa en recibir la edición C-Series. Su exterior recibe el pack Anodised Deep Red, que aporta un toque rojo oscuro en los Airbumps, el paragolpes delantero y en las barras del techo. El logotipo C-Series aparece en las aletas delanteras. Para el resto de la carrocería se pueden elegir el Blanco Banquise, el Blanco Nacarado, el Negro Perla Negra, el Gris Acero o el Gris Platino. También se incluyen unas ventanillas traseras y una luneta trasera sobretintadas.

citroen_c5_aircross_c-series_1.jpg

El habitáculo del Citroën C5 Aircross C-Series ofrece una tapicería TEP Grey con pespuntes blancos. Los asientos son unos Advanced Comfort que lucen una franja horizontal roja en la parte alta del respaldo. Las alfombrillas son exclusivas y tienen pespuntes en color rojo.

En cuanto a equipamiento, el Citroën C5 Aircross C-Series, que se sitúa entre los acabados Feel y Shine, cuenta con el Pack Drive Assist, que incluye la Alerta de Atención del Conductor, la Alerta de Riesgo de Colisión, el Encendido Automático de las Luces de Carretera, el Reconocimiento Extendido de las Señales de Límite de Velocidad y Recomendación y el Control de Crucero Adaptativo con Función Stop & Go en versiones con caja de cambios EAT8. En términos de conectividad destacan las funciones Connect Nav, Connect Assist y Connect Play.

citroen_c5_aircross_c-series_2.jpg

Están incluidos en esta versión del C5 Aircross otros elementos como el Acceso y Arranque Manos Libres, los retrovisores exteriores abatibles eléctricamente y la Cámara de Marcha Atrás con Top Rear Vision.

 

CITROËN C5 AIRCROSS 2020: PRECIO

Actualmente, el precio de partida del Citroën C5 Aircross es de 21.650 euros, cifra que se corresponde con el acabado más básico y el motor de gasolina PureTech de 130 caballos. El primero de los Diesel, asociado ya al acabado Live, parte de 24.950 euros. Para estos dos motores de 130 caballos, una buena opción es la terminación C-Series, tan sólo 500 euros por encima de la Feel y, sin embargo, cerca de la Shine en elementos de serie. En cuanto a la variante híbrida enchufable, sólo se vende con los acabados Feel y Shine. Su precio es, respectivamente, de 40.350 y 43.300 euros.

La unidad probada, un C5 Aircross PureTech 180 S&S EAT8 Shine, con los elementos de serie y opcionales descritos en el apartado Equipamiento, cuesta 36.012 euros.

 

REGISTRO DE ACTUALIZACIONES

Fecha Actualización
25/07/2020 Probamos el Citroën C5 Aircross PureTech 180 S&S EAT8 Shine.
18/06/2020 El Citroën C5 Aircross incorpora la edición C-Series a su oferta.
10/06/2020 El Citroën C5 Aircross con motor PureTech de 130 caballos adopta la transmisión EAT8 como opción.
21/04/2020 Actualización de precios del Citroën C5 Aircross.
25/02/2020 Ya se aceptan pedidos en España para la versión híbrida enchufable.
07/01/2020 Citroën anuncia la presencia del C5 Aircross híbrido enchufable en el Salón de Bruselas.
07/11/2019 Citroën desvela el precio del C5 Aircross híbrido enchufable.
23/09/2019 Confirmación de la versión híbrida enchufable.
02/10/2018 Presentación del modelo.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Citroen
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Calamari

El 5008 de citroen

  • 0
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP