GP Baréin F1 2020
Artículos SoyMotor.com

SDC 2020: Asturias y Cantabria al volante de un Alpine A110S

AmpliarAl volante de nuestro Alpine A110S - SoyMotor.comAl volante de nuestro Alpine A110S

Cuando la pandemia del COVID-19 azotó España y el resto del mundo en marzo de 2020, cambió por completo nuestro día a día. Y puso contra las cuerdas a un emprendedor santanderino, Jesús Solano, que desde 2008 ha impulsado una concentración de coches de alta gama procedentes tanto de la geografía nacional como del extranjero. En medio de la crisis sanitaria, SDC 2020 tenía que esperar. Pero Solano no se rindió, sino que buscó una alternativa.

Lo que vino a continuación fueron meses de llamadas telefónicas y negociaciones con todas las partes implicadas. El objetivo, salvar el evento de 2020. La fecha original del mes de mayo, en plena desescalada tras la primera oleada, era simplemente insalvable. Tocaba apuntar a finales de año y preparar un plan alternativo que fuera compatible con la nueva realidad. El resultado fue SDC 2020, que entre el 21 y el 25 de octubre reunió a una sesentena de vehículos con un protocolo adaptado a los nuevos tiempos. Uno de ellos, el nuestro.

SoyMotor acudió a la cita con un Alpine A110, un modelo que en este 2020 ha cobrado una importancia inusitada en tanto que el nuevo presidente del Grupo Renault, Luca de Meo, ha depositado en esta firma casi artesanal una importancia que su predecesor no fue capaz de ver. El renacer de Alpine, que a corto plazo implicará presencia en las pistas de la Fórmula 1 y el WEC, cristalizará de aquí pronto en nuevos deportivos. Estamos pues ante el punto de partida de algo nuevo.

Desde estas páginas hemos desgranado al detalle las bondades del A110S. Ahí quedan la prueba que yo mismo escribí o el vídeo que producimos, que incorporamos en estas líneas. Pero conviene remarcar que ésta no fue una prueba habitual, sino que tuvo por escenario los parajes de Asturias y Cantabria, que nos acogieron durante cinco días mientras transitábamos en la caravana de la edición más compleja de SDC hasta la fecha.

sdc-2020-galeria-95-soymotor.jpg

Galería de fotos de SDC 2020

 

Nuestra aventura comenzó en el circuito-museo de Fernando Alonso, en La Morgal. Una oportunidad de revisitar los coches y recuerdos de su larga carrera en el automovilismo, antes de que la colección crezca con los monoplazas que conducirá en su retorno a la Fórmula 1 con Alpine. Ahí, el personal de la instalación tuvo la amabilidad de mostrarnos uno de los monos que vistió durante su primer periplo en la estructura de Enstone. Ahí queda la foto para el recuerdo.

La caravana de SDC 2020 prosiguió su viaje por tierras asturianas. Tras hacer noche en el Parador Cangas de Onís, emprendió a la mañana siguiente una ruta por carretera hacia Sales, con parada incluida en la sidrería artesanal Crespo para conocer los productos de la zona. En el contexto de pandemia, el número de participantes se había limitado ostensiblemente –de casi 200 a poco más de 50– y los participantes del evento mantenían las burbujas de sus núcleos de convivencia, vistiendo mascarilla en todo momento. Tras comer en la Finca Rovallines, dispusimos de la tarde libre y emprendimos un segundo viaje por carretera hasta el Balneario de Puente Viesgo, donde se celebró la noche de gala y pasamos la noche.

El sábado fue el día del retorno a la ciudad de Santander, cuna histórica de este evento. En esta ocasión, sin embargo, la tradicional comunión que se produce entre SDC y la localidad no pudo ser tal por el contexto excepcional de pandemia. No hubo un desfile por las calles de la ciudad ni tampoco la popular concentración en el Parque de Las Llamas, que año tras año atrae a centenares de curiosos y entusiastas del automóvil. En esta ocasión, se optó por un formato reducido y comedido. Los coches emprendieron una ruta de 40 kilómetros desde el balneario hasta las inmediaciones del estadio El Sardinero, para acto seguido desplazarse al hotel y retirarse de la escena pública.

El domingo, último día, partimos de Santander rumbo al municipio de Torrelavega, que en esta última edición ofreció una recepción de los superdeportivos a cargo de su alcalde. Y, desde ahí, una última ruta por carretera hasta Pedreña y el Asador Itxaski, que un año más nos volvió a deleitar con las maravillas del mar Cantábrico. Ya caída la noche, el restaurante El Serbal –galardonado con una estrella Michelin–, tradicionalmente el encargado de ofrecer el servicio de la cena de gala, nos acogió para clausurar la 13ª edición de SDC.

Si la situación lo permite, SDC volverá en junio de 2021. Muchas cosas han cambiado en estos últimos meses, pero el empeño de su organización por hacerlo posible no es una de ellas.

sdc-cronica-3-soymotor.jpg

 

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP