GP España F1 2021
CURIOSIDADES

¿Qué fue de la mega-colección de coches del Sultán de Brunéi?

Durante los 90 y parte de la década de los 80, el garaje del Sultán creció por millares

En sus naves guardaba ejemplares únicos, fabricados en exclusiva para él

AmpliarMedia docena de Jaguar XJ220 descansan ocultos en uno de los garajes del Sultán - SoyMotor.comMedia docena de Jaguar XJ220 descansan ocultos en uno de los garajes del Sultán

Si hablamos de colecciones de coches, hay una en concreto que siempre ha destacado entre los aficionados por su exclusividad, extravagancia y, sobretodo, desmesura. Hablamos del Sultán de Brunéi, cuya colección de vehículos se podía contar por millares durante la década de los 90. A día de hoy, la cosa ya no está tan brillante como por aquel entonces, por eso hoy indagamos y descubrimos qué ha sido de algunas de sus joyas, así como otras peculiaridades que quizá no sabías.

Muda Hassanal Bolkiah, más conocido por ser el Sultán de Brunéi, fue en su momento la persona más rica del planeta gracias a la crisis del petróleo que surgió durante los años 70. Es alguien que se caracteriza por sus excentricidades y por gustar de tener una vida colmada de lujos. Por ello mismo, durante años amasó una colección de vehículos exclusivos tan grande que es hasta difícil de asimilar para la mayoría de los mortales, e incluso se dice que con sus pedidos salvó a alguna que otra marca de la quiebra.

Ciertamente, nadie sabe con exactitud el número de vehículos que pueblan sus garajes, pues algunas fuentes hablan de 2.000 y otras de 7.000 unidades. No obstante, en palabras de Michael Sheehan, conocido vendedor de Ferrari, quien estuvo en Brunéi para comprar varios modelos de la marca asegura que este número no supera las 2.500 unidades y que la gran mayoría de las imágenes que se ven en Internet sobre su colección no son reales, pues el hermetismo del país hace que la filtración de información sea muy escasa.

Pero, ¿cómo se llegó a engrosar de tal manera su colección? El hecho es que no se conformaba con tener una unidad de cada coche, pues entre su colección se cuentan varios ejemplares de leyendas como los Ferrari F40, F50 o McLaren F1 entre muchos, muchos otros y que encargaba en diferentes colores, algunos de ellos únicos. Y, ya que hablamos de modelos únicos, decir que en su garaje cuenta también con coches completamente nuevos y desconocidos que algunas marcas hicieron en su día exclusivamente para él, como el Bentley Dominator, el verdadero primer SUV de la marca, o un Ferrari F90, por nombrar algunos.

ferrari-f90-pininfarina-brunei.jpg

Imagen promocional del Ferrari F90

El gran 'boom' de esta colección tuvo lugar durante los años 80 y 90, aunque el momento en que se hizo más pública fue y se empezó a reconocer entre los círculos de los aficionados del motor fue a comienzos de siglo. ¿Pero qué ha sido de su colección desde entonces? Bueno, el Sultán no ha perdido su fortuna, y todavía guarda muchas de estas joyas, pero lo cierto es que también se ha desprendido de algunos de estos exclusivos ejemplares, que han aparecido en distintos concesionarios especializados de distintas partes del mundo.

Lo cierto es que, aunque oficialmente la colección es posesión del Sultán, extraoficialmente la gran mayoría fue comprada por su hermano, el príncipe Jefri, quien siendo ministro de finanzas dilapidó durante años la fortuna familiar en lujos y excentricidades personales, uno de cuyos hobbies fue engrosar sin medida el garaje con los modelos más exclusivos del mundo. Algunos registros apuntan a que se llegó a gastar no menos de 440 millones de euros únicamente en modelos de Rolls-Royce. El resto de su familia, como hijos o sobrinos, también contribuyó a engrandecer las plazas de este inmenso garaje.

Sin embargo, la burbuja explotó con la crisis financiera de Asia de 1997 y, a comienzos de siglo, la firma de inversiones del príncipe quebró bajo una deuda de 10.000 millones de euros. Poco después se descubrió que había desviado dinero a sus arcas por valor de 15.000 millones, lo que le llevó a un juicio contra su propio gobierno y a devolver muchos de sus activos líquidos y materiales al Estado, entre ellos, muchos vehículos. En 2002, varios de sus modelos más exclusivos, como un F40 LM o un 288 GTO Evoluzione, junto a otros 11 Ferrari y 16 McLaren F1, comenzaron a salir de Brunéi.

A la pregunta de cómo guarda esta colección no es sencillo responder. Pocas imágenes han trascendido sobre ello, pero según palabras de Seehan, las naves estándar en que guardan los coches son de unos 75 metros de largo por 18 de alto, cuentan con dos pisos con espacio para unos 120 coches cada uno y, lo más importante, están ordenados por temas. Por poner unos ejemplos, hay un piso exclusivamente de Porsche, otro de Mercedes y otro de modelos británicos como Rolls-Royce, Bentley y Aston Martin, aunque también lo están por colores. En otras naves guarda otros modelos especiales, como los fabricados en exclusiva para la colección.

sultan-of-brunei-coches-amarillos.jpg

Hay ciertas curiosidades que vale la pena destacar. La primera es que la gran mayoría de los modelos datan de entre los años 1983 y 1997, justamente el período en que el hermano del Sultán permaneció en el ministerio de finanzas. Otra es que las naves son tan compactas que si se desease conducir un modelo un poco más oculto, conllevaría más de una hora las operaciones de abrirle camino hasta la salida. Finalmente decir que todos los modelos tienen el volante a la derecha, pues en Brunei se conduce por el lado izquierdo.

UN CEMENTERIO DE ARTE AUTOMOTRIZ

En su día, había un equipo de mecánicos e incluso un sistema computerizado para controlarlos. Sin embargo, una vez agotado el dinero, cuidar de un garaje de este calibre no es nada sencillo. Muchos de estos modelos no se han conducido jamás y, lo que es peor, están poco menos que abandonados y a expensas de las inclemencias del clima tropical y la naturaleza, pues las instalaciones ya no están acondicionadas adecuadamente para la preservación de estos vehículos. Seehan asegura que de los 2.500 coches, menos de 500 eran comercialmente viables cuando visitó los garajes allá por 2002. Como ejemplo, habla de un Rolls-Royce aparcado en un garaje abierto cuya espuma del volante se había derretido debido al calor y cuyos asientos de cuero estaban prácticamente cubiertos de moho.

En los años más recientes, únicamente algunos modelos Mercedes han sido obsequiados a ciudadanos ilustres y menos de una docena de ejemplares especiales han sido vendidos a través de importadores autorizados. Esta ínfima cantidad es debida a que los registros de importación desaparecían misteriosamente y, al no contar con el historial, hace de vender y exportar estos vehículos una tarea burocráticamente inabarcable.

Actualmente, el Sultán y su linaje todavía tienen el poder del país y su palacio cuenta con garajes más nuevos donde cada miembro guarda sus transportes personales, no obstante, toda la opulencia y el derroche de aquellos años desapareció tras la crisis de finales de siglo y l destitución del príncipe Jefri. En cuanto a la colección en sí, al margen del puñado de modelos anteriormente mencionados, el resto permanecen completamente abandonados, y allí seguirán, pues para la familia real de Brunei es más sencillo olvidarse de esa herencia que afrontar la vergüenza del despilfarro acometido durante aquellos tiempos de bonanza.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de eldarkto
#1 Claro que la tendrían, pero bien oculta
  • 1
  • 0
Imagen de Pperez
Todo para el pueblo, pero sin el pueblo. (o sea todo para mí). No me extrañaría que los Castro o Maduro o alguien semejante tuviera una colección así.
  • 1
  • 1
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP