GP Francia F1 2019 en directo
ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

ALD Ecomotion Tour 2019: el Toyota Corolla frente al reto de la eficiencia

Una prueba de más de 500 kilómetros por carreteras de Madrid y Segovia

Un total de 24 vehículos de 20 marcas se enfrentaron para medir sus consumos

Logramos una reducción del 10,63% sobre el consumo homologado

AmpliarALD Ecomotion Tour 2019: el Toyota Corolla frente al reto de la eficiencia - Soymotor.comALD Ecomotion Tour 2019: el Toyota Corolla frente al reto de la eficiencia

El ALD Ecomotion Tour es una prueba de eficiencia y regularidad que se celebra desde hace 12 años en las carreteras de nuestros país. Por tercera año consecutivo, SoyMotor.com ha participado para demostrar que la conducción eficiente también puede ser apasionante, en esta ocasión, al volante del nuevo Toyota Corolla híbrido de 122 caballos.

La compañía de renting y servicios para empresas ALD Automotive organiza cada año desde 2008 su ya tradicional prueba de eficiencia y regularidad, el ALD Ecomotion Tour, en la que medios de comunicación y representantes de distintas marcas de coches ‘compiten’ por parejas para reducir al mínimo el consumo de sus vehículos. En esta ocasión, dos docenas de vehículos de 20 fabricantes distintos se enfrentaron al objetivo de completar un recorrido marcado entre las provincias de Madrid y Segovia, al tiempo que sus conductores dieron lo mejor de sí mismos para ser lo más eficientes posible.

 

 

Por tercer año consecutivo, desde SoyMotor.com participamos en este reto de la eficiencia y, en esta ocasión, nuestro compañero de aventuras fue Fernando Lázaro Pujol, Gestor de Flotas en Toyota España, con el que aprendimos a exprimir al máxima la mecánica híbrida del nuevo Toyota Corolla 125h para no gastar más de la cuenta.

El compacto japonés se ha renovado recientemente, como ya contamos tras nuestra primera prueba en su presentación, y su condición de híbrido autorrecargable lo convierte en un modelo interesante para afrontar una prueba de estas características. No obstante, el recorrido de 514,992 kilómetros por carreteras convencionales de la sierra de Madrid, no nos lo puso nada fácil para lograr un consumo por debajo de los 4,7 litros a los 100 kilómetros homologados en ciclo WLTP, 3,3 litros a los 100 en NEDC correlado.

Nuestra aventura comenzó el jueves 6 de junio en las instalaciones de ALD Seconddrive en Leganés, de donde partimos lentamente con rumbo oeste hacia Villaviciosa de Odón, Brunete, y Navas del Rey por la M-501. Durante los primeros kilómetros por carretera, el 'ritmo de carrera' era tranquilo, lo que nos permitió establecer un lenguaje de comunicación sobre las indicaciones con nuestro copiloto, que participaba por primera vez en un ecorally y nunca había manejado un rutómetro.

Con una velocidad media objetivo de 58,33 kilómetros/hora, poco a poco nos readaptamos al coche, pues hace sólo unos días que hicimos un trayecto de Madrid y Valencia con su versión 180h –de 179 caballos–, pero en aquella ocasión la velocidad de crucero fue casi del doble; por lo que nuestra memoria de consumos no era equiparable. El nuevo Toyota Corolla se beneficia de su mecánica electrificada para circular en modo eléctrico siempre que puede, aunque no durante demasiados kilómetros consecutivos.

Nuestra experiencia fue que, con el modo Eco activado y seleccionada la preferencia eléctrica, el motor térmico entra y sale de funcionamiento de manera automática siempre que el terreno sea llano o acuse un ligero descenso. Esta transición sólo es perceptible por la posición de la aguja en el tacómetro, y es posible incitarla hacia el modo el eléctrico si se ahueca ligeramente la presión sobre el pedal del acelerador. No obstante, los 0,745 kilovatios hora de su batería de iones de litio sólo permite recorrer unos pocos kilómetros en modo 100% eléctrico, y el motor de combustión se activa tan pronto se presiona el gas un poco más de la cuenta o si la carga energética desciende por debajo de la mitad.

rutometro-ald-ecomotion-tour-soymotor.jpg

Inmersos en esta lucha constante entre el consumo y la velocidad media, llegamos al primer punto de control de distancia, donde descubrimos que la desviación de nuestro odómetro parcial era de casi 500 metros sobre lo establecido, lo que nos obligaba a recalcular constantemente antes de cada indicación y desvío para no pasarnos la salida. Para minimizar el consumo, Fernando y yo pactamos prescindir del aire acondicionado y bajar las ventanillas únicamente al circular por debajo de 50 kilómetros/hora, lo que en algunos momentos llegó a ser algo sofocante dados los 20 grados del exterior que se multiplicaban en el habitáculo.

Poco a poco nos adentramos en la sierra oeste hacia Robledo de Chavela y Navas del Marqués, donde nuestro consumo se vio seriamente afectado, por las pendientes de ascenso y la necesidad de aplicar más presión sobre el acelerador para mantener la velocidad objetivo. Tras 1 hora y 36 minutos al volante, llegamos al control horario de Hoyo de la Güija, donde cambiamos las posiciones al volante y tomé el relevo en el papel de copiloto para indicar el camino a Fernando, quién se demostró un gran conocedor del Corolla tanto para sacar de él su mejor comportamiento dinámico en el descenso del puerto de la Cruz Verde hacia el Escorial, como para regenerar al máximo la carga de la batería en las bajadas.

Desafortunadamente, al salir de Galapagar en dirección a Guadarrama, un accidente ocurrido poco antes de nuestro paso nos detuvo durante varios minutos, lo que nos hizo llegar tarde al segundo control horario, en Collado Villalba. Por suerte, la dirección de carrera se apiadó de nosotros y los demás participantes afectados, y descontó el tiempo perdido en el incidente, pero no así el consumo de más que hicimos en un intento desesperado por llegar a tiempo a nuestra cita.

Tras una parada de 1 hora y 19 minutos para reponer fuerzas y descansar brevemente, iniciamos el segundo sector de la primera etapa de competición en dirección norte hacia Manzanares el Real y Miraflores de la Sierra. Llegados al puerto de Canencia descubrí lo realmente complicado que es mantener un consumo por debajo de 4,2 litros a los 100 y una velocidad media de 51,72 kilómetros/hora cuando se asciende por un desnivel de casi 4.000 metros en poco más de 8,3 kilómetros. Por suerte luego dispuse de otros 8,9 kilómetros de bajada y curvas muy cerradas para reducir el consumo a su mínima expresión al circular casi exclusivamente en modo eléctrico.

toyota-corolla-ald-ecomotion-tour.jpg

Uno de los aspectos más interesantes de la conducción en montaña del Toyota Corolla es que, aunque al subir un puerto se carga a cuestas con el peso de su batería, su consumo de combustible se reduce a cero al bajar si no se toca el acelerador, y es la batería la que se carga. Además, la posición B de la palanca de cambios hace que el generador de corriente eléctrica retenga en gran medida el avance del vehículo sin necesidad de pisar el freno, lo que permite gestionar la velocidad de caída sin tocar los pedales; una experiencia muy emocionante y que obliga a sacar lo mejor de uno mismo para optimizar las trazadas y mantener la mayor velocidad posible sin consumo de combustible.

Completado este tramo, cambiamos de nuevo las posiciones al volante en el control horario, y fue Fernando el que se enfrentó al siguiente reto a través del valle de Lozoya y Rascafría hasta lo alto del puerto de Cotos donde, de nuevo, tuvo que tirar mano de su conocimiento del coche y muchas manos para sacarle el máximo partido. Por el tiempo empleado en la subida y la cautela para no disparar el consumo, íbamos con dos minutos de retraso respecto a la hora estimada de llegada, por lo que en las bajadas había que compensar y circular notablemente más deprisa de los 59,13 kilómetros/hora que la organización había calculado como media para el tramo.

Ya en la bajada hacia Valsaín fue mi turno de mostrar dotes de conducción y afrontar las famosas siete revueltas a un ritmo muy ágil, y seguido muy de cerca por el equipo de fotógrafos del evento y su chofer, que hizo gala de una buena dosis de pericia y arrestos para tomar la instantánea perfecta en los apoyos en curva.

 

 

Finalmente, nuestro esfuerzo fue recompensado, aunque quizá también innecesario, pues llegamos al final de etapa en La Granja de San Ildefonso con cinco minutos de ventaja sobre el crono, lo que nos obligó a esperar ante el pórtico de meta y reflexionar sobre si nuestro ímpetu habría supuesto un consumo excesivo. Al detener el vehículo, tras 270,331 kilómetros al volante en 4 horas y 54 minutos, la media arrojada por el ordenador de a bordo era de 4,1 litros a los 100; un dato con el que el coche quedó precintado en parque cerrado a la espera de la segunda etapa, al día siguiente.

 

ALD ECOMOTION TOUR 2019: SEGUNDA ETAPA

El viernes nos levantamos temprano, pero nuestro dorsal con el número 20 nos emplazaba 40 minutos más tarde respecto a la hora de salida del primer participante. Sentados en el coche y con menos de 10 grados de temperatura en el exterior reflexionamos sobre si este hecho podría influir en nuestra escasa autonomía eléctrica, y decidimos cambiar el formato de visualización del cuadro de instrumentos digital para que mostrase el dato de velocidad instantánea mediante un indicador numérico, más preciso que el velocímetro semicircular que habíamos consultado en la jornada previa.

La segunda etapa comenzó con Fernando al volante de nuestro Corolla en una ruta circular. Partimos del Parador de La Granja de San Ildefonso y transitamos por la provincia de Segovia para luego recorrer la Sierra de Guadarrama en sentido inverso al día anterior. A nuestro paso, atravesamos Lozoya, Navafría y Collado Hermoso y Torrecaballeros antes de presentarnos a tiempo de regreso en el parador.

ald-ecomotion-tour-2019-soymotor.jpg

Tras una breve parada de descanso, retomé el volante al inicio de cuarto sector, e iniciamos el camino de vuelta a Madrid por Los Ángeles de San Rafael y el puerto de Guadarrama y el Alto del León. Fernando, profundo conocedor de estas carreteras desde su infancia, me relataba con precisión cada curva tanto en la subida como en la bajada para dosificar al máximo el gas, y el freno, pues ni siquiera el generador eléctrico era capaz de frenar lo suficiente nuestro avance.

Llegados a Collado Villalba nos incorporamos a la A6 con la incertidumbre de un viernes hacia el mediodía el tráfico en las inmediaciones de la capital podría ralentizar nuestro camino y obligarnos a penalizar en el último control horario. En esta ocasión, no encontramos un camión que nos permitiese aprovechar su rebufo para mantener la velocidad sin disparar el consumo, pero los muchos kilómetros de bajada sin hacer uso del motor de combustión sí nos ayudaron a rebajar los 4,3 litros a los 100 que nos amenazaron en el indicador de consumo.

Nuestra aventura finalizó en el área de servicio de la M50, La Atalaya, operada por Repsol, patrocinador del evento. Allí, los comisarios tomaron registro de nuestro kilometraje parcial y absoluto y confirmaron que el tiempo de llegada coincidía con el establecido. Tras 514,992 kilómetros recorridos, desprecintamos la tapa del depósito y repostamos 21,75 litros, lo que nos da un consumo medio final de 4,22 litros a los 100 kilómetros. Un consumo muy razonable, pero insuficiente para alzarnos con el título del equipo más eficiente.

toyota-corolla-repsol-ald-ecomotion-tour.jpg

La victoria final fue para el equipo formado por Javier Llorente e Iván Rubio que lograron reducir el consumo de su Ford Focus un 34,01% por debajo del homologado. En la categoría de híbridos, la nuestra, el galardón fue para el Honda CR-Conducimos el Honda CR-V 2018: sin miedo a nada… y sin DieselV de Julio Cesar Klein y Raúl Rodríguez, con una reducción de consumo del 27,54%; y para Isidro Salas y Luis Miguel González con el Opel Grand y un reducción de 25,08% entre los SUV. El vencedor entre los eléctricos fue el Hyundai Kona de Damián Tokmayier y Juan Luis Franco, con un consumo un 3,36% sobre lo homologado.

Como ya es tradición, ALD Automotive plantará un árbol por cada vehículo participante, en el bosque ALD del Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama, en Madrid, un pulmón verde que trata de compensar las emisiones de los vehículos con motor de combustión y que esperamos reducir aún más en próximas ediciones de este ALD Ecomotion Tour.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Toyota
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP