Blog de Blancafort

26
Jan
2018

Ni un invierno sin carreras

AmpliarFernando Alonso en Daytona - SoyMotor.comSoyMotor1

Hace años, diciembre y enero no eran meses de crudo invierno, de ruedas detenidas como en estos atascos descomunales de la AP-6 en los que el manto blanco decide cubrir el asalto, deportivamente hablando. Los amantes del motor teníamos nuestras citas. Y eran importantes.

El Dakar estaba todavía por inventar, pero en contrapartida y además del Rally Montecarlo, teníamos las 24 Horas de Daytona –hoy recuperadas para el gran público por obra y gracia de Fernando Alonso, pero que siempre han estado ahí–, ncluso durante algunos años, el GP de Sudáfrica. 

Ahora, con Dakar, Montecarlo y Daytona tenemos un trío de ases capaz de llenar a los aficionados, pero la oferta es mucho más limitada que entonces.

En los años 60 e incluso en los 70, además, teníamos otras competiciones: en muchos años, el GP de Sudáfrica de Fórmula 1, que coincidía con el inicio del año y en el que por vez primera apareció el tabaco en competición. Y a la vez era el arranque de un Campeonato de África del Sur de Fórmula 1, en el que además de Sudáfrica se corría en Rodesia y se llegó a correr una carrera en Portugal. Fueron 16 temporadas de este campeonato, no vayan ustedes a creer, con una participación interesante. 

Y más adelante hubo una serie de carreras de Resistencia, la Serie Springbok. Evidentemente estos campeonatos o categorías se iniciaban antes: se extendían de noviembre a marzo y llegaron a visitar Angola y Rodesia y a tener una pléyade de equipos europeos, incluso la presencia de Ferrari, en las parrillas.

Pero para la élite, la cita invernal obligada fueron durante años las Tasman Series en Australia y Nueva Zelanda, evento obligado para algunos pilotos de F1, para medirse con los ases de las Antípodas en coches que eran muy similares a los coches de la categoría reina: tanto que durante años F1 con el motor de tres litros rebajado a dos litros y medio para las reglas de esta categoría; todo ello antes de que se cambiara a la interesante F-5000, que quizás algún día debamos repasar.

En otro orden de cosas, también podíamos optar por la Temporada Argentina, en este caso de F2, en la que una representación europea importante se media con los ídolos locales, estos al mando de F1 alquilados para la ocasión. Una temporada argentina, que también tuvo su faceta de resistencia con los 1.000 kilómetros de Buenos Aires y alguna otra prueba.

Claro, en el hemisferio sur, con las estaciones del año opuestas a las nuestras, el grueso de los campeonatos se disputaba precisamente de octubre a marzo.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP