Blog de Blancafort

13
Feb
2020

Las tres posibilidades para el GP de China tienen precedentes

AmpliarLas tres posibilidades para el GP de China tienen precedentes - SoyMotor.comHamilton cruza la meta en Shanghái

El aplazamiento, 'sine die' por el momento, del Gran Premio de China es un hecho casi insólito en el mundo de la Fórmula 1 y son muchos los que se preguntan si será simplemente una anulación y el calendario se quedará con 21 carreras o bien se recuperará el GP, ya sea en China o en otro lugar, deslocalizando la carrera.

Las tres soluciones son posibles... ¡y las tres tienen precedentes! Sí. Hubo un cambio de escenario, Estoril por Jerez en 1997. ¿Recuerdan aquel Gran Premio de Europa en Jerez en el que Jacques Villeneuve y Michael Schumacher se jugaron el título y que acabó con la exclusión de Michael del Campeonato porque sacó a su rival descaradamente de la pista, cuando el canadiense intentaba superarle.  

En el calendario inicial no estaba este GP de Europa programado. Fue montado deprisa y corriendo porque los organizadores portugueses debieron renunciar a organizar su carrera ya que las obras para remodelar el circuito de Estoril no iban a acabarse a tiempo. La FIA decidió cambiar el escenario, Jerez se apuntó, pero necesitaba algo más de tiempo, así que en lugar de aprovechar la fecha de Portugal, penúltima cita teórica del Campeonato, se retrasó ésta un par de semanas para que Jerez tuviera un poco más de tiempo.

La recuperación en el mismo lugar es algo que ocurrió en el GP de Bélgica de 1985. Los propietarios del circuito de Spa se vieron obligados a asfaltar de nuevo la pista, pero los trabajos sólo se hicieron una semana antes, sin tiempo para que la capa de asfalto nueva se consolidara. Cuando los monoplazas comenzaron a rodar, arrancaron trozos de asfalto. La prueba no podía disutarse el 2 de junio, como estaba previsto, y se pospuso al 15 de septiembre, una semana después del GP de Italia y se corrió sin contratiempo alguno.

Como suspensión sólo ha habido un Gran Premio que no se ha celebrado, el de Baréin de 2011, debido a la tensa situación política en aquel país, que parecía al borde de la revuelta. De hecho, el GP de Baréin ha sido muy criticado por las organizaciones pro derechos humanos por entender que el país del Golfo los incumple de forma sistemática.

No se si la decisión de suspender el GP se ha tomado antes o después de que el Mobile World Congress suspendiera la edición de este año, que debía celebrarse del 24 al 27 de febrero, coincidiendo –como ha sido habitual en los dos o tres últimos años– con jornadas de test de F1 en Barcelona, pero está claro que si un evento a miles de kilómetros de China se suspende, no resulta lógico mantener en el calendario una prueba en el epicentro del foco, aunque haya un mes de margen.

En cualquier caso, la FIA y Liberty Media han tomado una decisión urgente, que no podía demorarse, pero dejando abiertas las tres puertas citadas, a la espera de la evolución de la situación y se dejan las puertas abiertas porque hay demasiadas cosas en juego.

Para comenzar, la suspensión es causa de fuerza mayor y supone para Liberty la dejar de ingresar unos 36 millones de euros mínimo, los que corresponden al canon que paga el promotor de la carrera. Posiblemente las televisión exijan también una rebaja en los derechos que pagan, ya que tienen un GP menos en el que basar su negocio; podíamos estar hablando tranquilamente de otros 32 millones de euros. Son 68 millones de euros, de los que casi dos tercios van a parar a los equipos… aunque a los pequeños quizás no les importe demasiado, si tenemos en cuenta lo que ahorran en costes.

Es cierto que recuperar el Gran Premio de China parece muy complicado logísticamente hablando. Hay que tener en cuenta que con 22 carreras de mitad de marzo a finales de noviembre, nos encontramos con un Gran Premio cada 12,5 días de promedio, es decir, menos de dos semanas.

En este contexto quedan muy pocas fechas libres… porque está claro que, además, debería posponerse a final de temporada. Como mucho, dado que entre Baréin y Zandvoort quedará un hueco de cuatro semanas, se podrían intentar reducir este año las vacaciones de agosto, el periodo de fábricas cerradas, pero seguramente los equipos no lo desean; tienen ya todo programado y esas cuatro semanas libres pueden ser preciosas para adelantar la evolución de los coches.

Otras posibles fechas presentan problemas logísticos y de personal difícilmente solucionables. Por ejemplo, empalmar Singapur, Rusia, China y Japón sería una de las posibilidades, pero son cuatro Grandes Premios seguidos y los equipos ya protestan cuando hay tres. Otra opción es colocar el GP de China a final del calendario, pero en diciembre en Shanghái hace tanto frío como el test más frío de Barcelona y está el tema de que Abu Dhabi paga un extra para cerrar el calendario. Otra posibilidad sería el empalme Brasil-China-Abu Dabi, pero los cambios horarios a asimilar en pocos días son brutales y con todos los equipos volcados en 2021 –salvo los que se juegan el título–, el problema de piezas puede ser importante.

Logísticamente hablando, sería mucho más fácil recuperar un GP en Europa en verano, antes de que la F1 comience su periplo extracontinental a mediados de septiembre. Pero, ¿se encontrará a un promotor o país dispuesto a asumir el costo y capaz de poner un GP en marcha en apenas cuatro o cinco meses? No parece tarea sencilla. Todo puede depender del precio.

Sí, existe una cierta posibilidad: Sepang. Malasia quiere volver al calendario en un futuro próximo y tiene experiencia suficiente para montar el evento de forma rápida, pero el precio de éste puede ser una línea divisoria. En cualquier caso, no será nada sencillo.

Una cosa parece clara: la decisión de recuperar o no el Gran Premio de China debe tomarse ya, a lo sumo antes de terminen los test de pretemporada y es improbable que hasta entonces se tenga una idea clara de las secuelas o del fin del coronavirus, que tiene en vilo a todo el mundo, o se encuentre una alternativa fuera de China. No debe olvidarse que los equipos deberán reprogramar su logística y ante ello, la posibilidad de la suspensión pura y simple es la que parece tener más posibilidades.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
4 comentarios
Imagen de F1trendS

Desde luego, de no poder celebrarse en territorio chino, la de Sepang es una opción excelente.

Imagen de F1siempre

La opcion 1 de precedentes para el gran premio de China seria la facil. Esa carrera se corre en Jerez en esa fecha y ya esta....de Jerez a Zandvoort y de ahi a Barcelona. Menos kilometraje de viajes y en España tan felices....

Imagen de F1trendS

Más allá de que logísticamente es un éxito, esa combinación te enlazaría 3 buenos bodrios sin adelantamientos. Ardería la F1 tras Barcelona. Jerez hoy día no es digno sustituto de Shanghai, por mucho que nos pese a los españoles.

Imagen de MouseMan79

hay tiempo para organizar bien los grandes premios y para ello, se necesitan reuniones para mover fechas. Creo que lo ideal es mover vietnam y china para Mayo o Junio

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP