Blog de Blancafort

30
May
2020

La hazaña de Nissan Motor Ibérica: la primera gran victoria de un Diesel en los raids

AmpliarNissan Patrol 'Fanta Limón' - SoyMotor.comNissan Patrol 'Fanta Limón'

Hoy, a nadie le extraña que un off-road Diesel gane el Dakar. Todo lo contrario, es algo casi normal y natural. Pero esa es historia reciente…. Un ‘melón’ que abrió en su día, hace ya casi 25 años, Nissan Motor Ibérica. Y que, además, fue la primera victoria absoluta de un Diesel, al menos en una competición de rango internacional.

Fue en 1986 cuando un Nissan Patrol turbodiésel se impuso en el Rally Faraones, entonces la segunda prueba más importante del mundo off-road y que organizaba ‘Fenouil’, uno de los ‘compinches’ de Thierry Sabine en sus primeras aventuras africanas.

Este Nissan Patrol, con los colores de Fanta Limón, que llevó en el Dakar, está hoy perfectamente restaurado y en estado de uso, conmemorando un hecho histórico: fue el primer Diesel que se clasificó entre el Top 10 del Dakar en 1987, lo cual es más recordado que la victoria en el Rally de los Faraones.

El coche conducido por Miguel Prieto y llevando a Ramón Termens de copiloto era un Patrol preparado en Barcelona con un motor Nissan turbodiésel de 4 cilindros y 2,8 litros de cilindrada, que daba algo menos de 150 caballos —146 oficialmente— para 1.600 kilogramos de peso y con una velocidad máxima de 150 kilómetros por hora.

Prieto era piloto oficial de Nissan desde que la marca, al menos la filial española, inició su presencia oficial en el mundo del off-road con ocasión de la primera Baja Aragón. Fue elegido precisamente porque había sido ganador del Jeep Cross, una competición de rallies off-road que Motor Ibérica realizaba para los Jeep Comando. Termens era un buen copiloto, pero sobre todo un excelente mecánico con mucha experiencia; de esos que con ‘filferro’ y cinta americana era capaz de recomponer cualquier pieza… y podía desmontar en pleno desierto y en plena noche una culata para cambiar la junta.

La victoria de Prieto era algo que se veía llegar. Era su tercera participación con este coche. Y los progresos habían sido evidentes. No sólo había ganado en la categoría Diesel en el Rally de Túnez y la Baja Aragón de este mismo año, sino que había sido 4º y 3º absoluto respectivamente, llevando a Xavi Juvanteny como copiloto en el primero y a Julián Vázquez en el segundo.

Pero más adelante Paco Crous, que era el director del equipo —después sería el responsable logístico de Volkswagen en el Dakar— le puso a su lado a Ramón porque no sólo era buen copiloto sino además por sus dotes como mecánico, pensando en el Dakar del 87. Y allí, en el Dakar, con toda la ‘artillería pesada’ como rivales —aunque la mayor parte ya habían disputado también el Faraones como preparación— Prieto y Termens remataron la faena con ese gran noveno puesto.

Fue especial, porque por ver primera tomaba parte Peugeot en la prueba y Ari Vatanen logró la victoria por delante del Range Rover de Patrick Zaniroli y el Mitsbushi de Sjinozuka. Prieto y Termens no fueron los primeros españoles ya que Salvador Cañellas y Domenech Ferrán fueron séptimos con un Range Rover, pero superaron a otro Range, el de Juan Porcar y Rosendo Touriñan.

Fue un Dakar en el que hubo un extravío masivo en el Tenere y algunos participantes, entre ellos el motard español Joan Regas tuvieron que esperar más de tres días en ser rescatados y ya sin agua.

Este éxito animó a los responsbales de Nissan Motor Ibérica a volver a la prueba con más ánimos, de nuevo con un Patrol seis cilindros, pero con un motor gasolina mucho más potente, en busca de una victoria absoluta que no llegó. Sólo en 1990, Juan Porcar —el pionero español del Dakar—, incorporado al equipo, logró mejorar aquel noveno puesto, con un octavo.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP