Blog de Blancafort

16
Apr
2019

Las emisiones de los coches: NOx vs. CO2; ciudades vs. Estados

AmpliarLas emisiones de los coches: CO2 vs NOxLas emisiones de los coches: CO2 vs NOx

Los conductores 'urbanitas', aquellos que utilizan su automóvil en las grandes ciudades a diario, están entre desconcertados y vacilantes ante los anuncios de las grandes urbes para limitar el tráfico rodado en casos de 'gran contaminación'.

El ciudadano medio no entiende como automóviles de gran cilindrada pueden transitar sin problemas pese a su consumo y emisiones de dióxido de carbono –CO2– mientras que otros, de consumo mucho más reducido, están vetados. No entienden que los Diesel, que consumen mucho menos que los gasolina y emiten menos CO2, lleven las de perder.

Hoy existe un profundo debate entorno a la industria del automóvil, que se siente perseguida y, sobre todo, que tiene unas inercias grandes y requiere de unos tiempos de respuesta dilatados, grandes inversiones y largos periodos de amortización.

La cuestión de las emisiones es sencilla y clara. Una cosa son las emisiones de CO2, que 'computan' a nivel nacional, y otra las de óxidos de nitrógeno –NOx– y partículas del petróleo, que tienen su importancia a nivel local. Los estados son responsable de las emisiones globales de CO2 y quienes, en su caso, deberán pagar las multas si sus niveles de emisión superan ciertos límites y no disminuyen conforme a lo establecido en diversos acuerdos internacionales sobre el medio ambiente.

Por otra parte, las ciudades deben cumplir un Protocolo Medioambiental de Calidad de Aire, que se refiere básicamente al NOx y las partículas. Todas las ciudades deben tener un cierto número de estaciones de medición – que depende obviamente del tamaño de la ciudad– y no pueden sobrepasar ciertos límites más que un reducido número de días u horas al año. En caso contrario es el municipio el que se enfrenta a onerosas multas de la Comunidad Europea; y algunas de nuestras grandes urbes ya han sido advertidas.

¿Por qué esta diferenciación? Por razones de salud. Aunque sin duda con matices, podríamos decir que mientras el CO2 es un gas de 'efecto invernadero' sin consecuencias directas sobre la salud de las personas –al menos teóricamente–, el NOx y las partículas si tiene un efecto directo sobre la salud de los individuos.

Esta es una de las razones por las cuales los coches Diesel de cierta edad se ven más penalizados que los de gasolina. Las normas de homologación eran más permisivas con los Diesel que con los gasolina, en lo que emisiones de NOx y partículas se refiere.

Es cierto que los motores Diesel modernos, gracias a sus catalizados con urea o productos similares, reducen notablemente las emisiones de NOx a niveles próximos a los de gasolina… siempre y cuando se efectúe el mantenimiento correcto de este catalizador.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP