Blog de Blancafort

26
Mar
2019

Así es el Toyota Hilux DKR que probará Fernando Alonso

AmpliarAsí es el Toyota Hilux DKR que probará Fernando Alonso – SoyMotor.comEl Toyota Hilux DKR que probará Fernando Alonso

De los casi 1000 caballos de un F1 a los apenas 350 del coche del Dakar. De los 800 kilogramos de peso del rey de los circuitos a las casi 2,5 tonelades del rey del desierto. De unas suspensiones con apenas dos centrímetros de recorrido, a disponer de 25 centímetros de recorrido. De ir estirado y encajonado a conducir mucho más erguido. Este será el cambio que debe valorar el asturiano en el test.  

Toyota South Africa ya tiene todo preparado para el test que Fernando Alonso efectuará con el coche ganador del Dakar, un test que es un primer paso del asturiano cara a una participación en la prueba en el futuro.

Todos están interesados en la presencia del asturiano en la prueba. Los organizadores por la repercusión mediática en la prueba. Toyota, por la notoriedad que alcanzaría. Y el propio Fernando porque su objetivo es ahora ir sumando nuevos retos para acabar consagrado como el mejor piloto de todos los tiempos.

Sólo dos pilotos que han corrido en F1 han ganado el Dakar: Jacky Ickx y Jean Louis Schlesser, pero son muchos los que lo han intentado… aunque fuera por divertimento.

Antes de embarcarse en la aventura, Fernando quiere probar. El reto es muy diferente a todo lo que ha hecho hasta ahora. No es sólo el coche, sino también el terreno, pero sobre todo el tener que pilotar a vista, sin saber lo que se esconde tras un rasante o un recodo. Y sobre todo, el tener que depender de un copiloto… que no es exactamente lo mismo que recibir instrucciones del ingeniero desde boxes.

La elección de Sudáfrica, en una zona contigua al desierto de Kalahari, es una elección práctica. Los coches oficiales de la marca están realizados en Sudáfrica y la marca es participante habitual del campeonato offroad de aquel país. Es cierto que en el Dakar y otros raids se apoya en la infraestructura belga de Overdrive, pero este es otro tema.

No está claro si Fernando dispondrá de uno de los coches de este Dakar o de la versión del pasado año, para el tipo de test. De hecho es lógico que emplee esta última y el equipo reserve los ejemplares actuales al programa de competición de 2019. Después de todo se trata de un test para ver si a Fernando le hace tilín la especialidad.

El Toyota Hilux del Dakar sólo tiene de origen japones el logo, el motor y los pilotos delanteros y traseros. Todo lo demás está fabricado 'ex profeso'. Un ligero pero a la vez robusto chasis multitubular, con una 'bañera' de fibra de carbono que configura el habitáculo. La carrocería es asimismo de fibra de carbono.  

Toyota, por razones comerciales sigue usando una tracción a las cuatro ruedas con diferencia central. Éste es el elemento diferenciador clave entre los coches oficiales y los que el propio preparador sudafricano o bien Overdrive ofrecrecen a sus clientes.

La tracción a las cuatro ruedas tiene alguna ventaja pero también desventajas: los coches son más pesados, tienen el recorrido de la suspensión limitado –aunque Alonso se sorpenderá porque es diez veces superior al de un F1– y no pueden tener sistema de inflado y desinflado automático como los buggies que usa Mini y que usaba Peugeot.

La mayor diferencia entre los coches del Dakar 2019 y los de 2018 está en el motor. Bueno, este es un V8 atmosférico de 8 litros de gasolina, con 5 litros de cilindrada pero apenas 350 caballos debido al las limitaciones impuestas por la brida de admisión, que este año se ha visto reducida de 39 a 37 milímetros, pero por el contrario dispone de un gran par motor, que es esencial en las dunas. El motor es básicamente el mismo, pero varía su posición. Ha sido retrasado al máxima, casi invadiendo el habitáculo, para centrar mejor las masas y saltar mejor. Esto hace que la posición de piloto y copiloto sea ahora algo más erguida según Mathhiey Baumel, el copi de Nasser Al Attiyah, se ha ganado espacio y comfort.

El coche está ligeramente bajo el peso mínimo exigido, quizás 40 o 50 kiogramos, por debajo, pero ello va bien porque se pueden llevar tres ruedas de recambio sin ser. Al inicio de una etapa, con el depósito lleno, el peso supera con creces las dos toneladas, muy cerca de las dos y media, es decir, tres veces el peso de un F1.

Para Alonso, pilotar en arena no creo que sea una novedad. Seguro que en los periodos que ha pasado en la casa que posee en Dubai seguro que ha disfrutado 'corriendo' por el desierto. Pero una cosa es una excusión divertida por más que se conduzca deprisa y otra ponerse el 'chip'de la competición.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Toyota
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de DERRAPADA

Buen art.iculo Blancafort.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP