F1

Mirada atrás

10 días para los test: el día en el que Ecclestone descubrió el negocio de la F1

Bernie Ecclestone en Brasil
Bernie Ecclestone en Brasil
0
11 Feb 2024 - 13:23

Thierry Sabine ideó el Dakar mientras esperaba la muerte, a la mísera sombra de un arbusto en el Tenere, pensando que nadie iría a rescatarlo. Afortunadamente, en el último momento llegó el rescate y nació el Dakar.

Bernie Ecclestone pasó por un trance similar en 1974. Sin riesgo de su vida, eso sí, aunque con riesgo no desdeñable precisamente para su cartera, al decidir organizar el GP de Bélgica.

El 12 de mayo de 1974, la vida de Bernie Ecclestone, que había adquirido Brabham apenas dos años antes, y de la F1 dio un giro, que no esperaba. Fue casi un capricho del destino. Si en los días anteriores había temido por tener que afrontar una fuerte deuda, al final de la jornada se encontró con importantes beneficios.

Además de propietario de Brabham, Bernie era el patrón de la F1CA, es decir la asociación de constructores, Estos cada vez tenía más poder ya que comenzaba a negociar con los circuitos las primas y precios en forma conjunta, el ‘pack’ de la parrilla completo, en lugar de negociar de forma individual, en busca de cuadrar las cuentas. Aunque todavía se estaba lejos de ser el promotor del campeonato, también exigían algunas mejoras en seguridad e instalaciones.

Aquel año, el GP de Bélgica, que estaba atravesando muchas vicisitudes, debía volver a Nivelles, pero el promotor del trazado se había declarado en quiebra, pero Bernie quería que se disputara la prueba y Marlboro y Texaco estaban por la labor. John Goossens, responsable de patrocinio de Marlboro llamó a Freddy de Dryer, responsable de Bang & Olufsen, que se unió a ellos. 

Marlboro y Texaco que eran patrocinadores de la prueba, acordaron invertir algo más de dinero y Bang & Olufsen se unió a ellos. Ecclestone tuvo así el dinero suficiente para alquilar la pista y cubrir los gastos de personal.

No estaba del todo resuelto el tema. Había que pagar a los equipos. Bernie les ofreció de entrada compartir riesgos y ganancias. Es decir repartir el dinero de las entradas y de la publicidad, pero Lotus, McLaren y Tyrrell no querían oír hablar de ello: eran equipos de carreras no organizadores y no querían correr el riesgo de perder dinero.

En un golpe de intuición, Bernie decidió correr personalmente el riesgo. Y como reclamo para los aficionados puso en pista un tercer Brabham para el ídolo local Teddy Pilette, tras haber convencido a Hitachi para un patrocinio.

Treinta y un coches en parrilla, con Clay Regazzoni acreditado en la pole tras un lío de cronometraje. Y 70.000 espectadores en las grandes y pelouse para ver ganar a Fittipaldi por delante de Lauda. Al final del día, los equipos cobraron lo acordado y Bernie se encontró con unos importantes beneficios personales.

Bernie explicó años después que la experiencia fue reveladora. "Vimos el otro lado de las carreras, el que no sabíamos como funcionaba, Y aprendimos".

Pero aquel día Bernie supo dónde podía estar el verdadero negocio y hasta qué punto podía aprestar a los organizadores. Fue clave para todo lo que llegaría años después.

Y, ya ven, al organizar el GP de Las Vegas, Liberty no ha hecho nada nuevo… aunque los tiempos son distintos y el espectáculo y la TV no tienen nada que ver con entonces.

Bernie Ecclestone
Aún no existen comentarios, danos tu opinión
Para comentar o votarInicia sesión
Últimos vídeos
Te puede interesar
ola-kallenius-coche-electrico-soymotor.jpg
Coches

Mercedes-Benz admite que hubo demasiado optimismo con los coches eléctricos

Mercedes-Benz enfría las expectativas sobre el coche eléctrico, a pesar de que desde 2021 ha sostenido que su intención es que su gama sea única y exclusivamente eléctrica a partir del año 2030. El director ejecutivo de la marca es la última personalidad del sector en asumir que la demanda por estos vehículos no avanza al ritmo esperado.

3
22 Feb 2024 - 13:10
Carlos Sainz en Baréin
F1

El deseo de Sainz para 2024: "Ir poco a poco acercándonos a Red Bull y luchar por ganar carreras"

Carlos Sainz desea que la ventana de desarrollo del SF-24 sea más amplia que la de su antecesor, para así reducir la brecha, poco a poco, con Red Bull hasta el punto de luchar con ellos por ganar carreras. El madrileño está ante su cuarto y último año como piloto de Ferrari y quiere brindarle tanto a la Scuderia como a él mismo la mejor despedida posible.

16
C.Rosaleny; G.Saez|
24 Feb 2024 - 13:10