CONTACTO

Conducimos el nuevo BMW Serie 6 GT 2018: salto de segmento

El nuevo BMW Serie 6 GT reemplaza al Serie 5 GT de 2011

Crece en longitud, habitabilidad y equipamiento para saltar de segmento

Nos ponemos al volante de la versión 630d xDrive de 265 caballos

AmpliarBMW Serie 6 GT 2018 - SoyMotor.comBMW Serie 6 GT 2018

BMW presentó en el mes de junio la versión Gran Turismo de su nuevo Serie 6, un modelo que reemplaza al Serie 5 GT y que crece en dimensiones, habitabilidad y equipamiento para dar un salto de segmento. En SoyMotor.com hemos tenido la oportunidad de conducir el BMW 630d GT xDrive con el paquete M Sport y estas son nuestras impresiones.

El nuevo BMW Serie 6 GT es un modelo que responde a la perfección a su nombre. Se trata de un Gran Turismo concebido para el confort de los grandes viajes que no renuncia a un buen comportamiento dinámico y un diseño atractivo, señas de identidad de la marca y el segmento.

bmw-630d-gt-2018.jpg

Situado entre la berlina de representación de la casa bávara, el Serie 7, y por encima de su gran berlina, el Serie 5, se integra en el nuevo orden de nomenclaturas definido por BMW. Ahora, los números pares sirven para designar sus modelos coupé y gran coupé -los Serie 2, Serie 4, Serie 6- y las carrocerías coupé de la gama X -los X4, X6 y el nuevo X2-.

Respecto al BMW Serie 5 GT lanzado en 2011 –y actualizado en 2013– al que reemplaza, el nuevo Serie 6 GT crece casi 9 centímetros hasta los 5,09 metros de largo –sólo 0,9 centímetros menos que un Serie 7–, y se mantiene en 1,9 de ancho. Su altura baja en 2 centímetros hasta 1,54 metros, pero, según nos han asegurado desde la marca, también lo hace 4 centímetros su altura libre al suelo por lo que gana en altura interior.

La distancia entre los ejes frontal y trasero es de 3,07 metros, idéntica a la del Serie 5 GT y del Serie 7 de batalla normal y, en su versión 630d xDrive –Diesel de 3.0 litros con tracción integral– que hemos conducido, pesa 1.955 kilos, 125 menos que su predecesor equivalente. Para lograr esta reducción de peso BMW ha empleado acero de alta resistencia en numerosas partes de la carrocería y del chasis, aluminio en las puertas, capó y portón del maletero, y plástico reforzado con fibra de vidrio como aislamiento acústico. No se trata de un coche ligero pero, dadas sus dimensiones, no se siente especialmente pesado.

 

DISEÑO

El nuevo BMW Serie 6 GT presenta una estética atractiva y dinámica. Los riñones, seña de identidad de BMW, son ahora más alargados que en el modelo al que reemplaza, e incorporan la tecnología Air Curtain que cambia de manera automática la posición de unas láminas en la parrilla para ofrecer una mejor refrigeración al motor o potenciar la aerodinámica del coche. Los nuevos grupos ópticos le otorgan una mirada más afilada y cuentan con tecnología Led autoadaptable -en opción-, que previene el deslumbramiento en carretera cuando se circula de noche. Los pilotos traseros también son Leds y solapan el portón de un maletero -con apertura automática opcional- que cubica 610 litros, 100 litros más que los actuales Serie 5 y Serie 7, dada su altura.

bmw-serie-6-gt-630d-soymotor.jpg

Por lo que a su aerodinámica se refiere, ofrece un coeficiente de penetración Cx 0,25, un buen dato aunque el del Serie 5 -Cx 0,22- y el del Mercedes Clase E -Cx 0,23- son mejores. Además, cuenta con unas salidas de aire tras las ruedas delanteras –similares a las del Porsche Panamera– denominadas Air Breather que permiten reducir las turbulencias en los laterales del vehículo. Por último, el alerón de actuación automática, integrado en el portón del maletero, se despliega al circular a 120 kilómetros/hora y se mantiene en esta posición hasta reducir por debajo de 80 kilómetros/hora. Es un gadget llamativo pero no hemos notado su efecto al circular por vías rápidas a velocidad legal; quizá en circuito o en autopistas sin límite de velocidad su actuación sea más notable.

 

INTERIOR

Como cabe esperar en cualquier Gran Turismo, el habitáculo es confortable tanto en las plazas anteriores como en la bancada trasera. El puesto de mando está configurado alrededor del conductor y el head-up display proyecta información a color sobre el parabrisas con mucha nitidez aún cuando la luz del sol crea reflejos en el interior. El cuadro de mando es digital y la pantalla táctil de 10 pulgadas integrada en el salpicadero incluye reconocimiento gestual configurable para ajustar el volumen, cambiar de emisora o contestar llamadas; lo hemos probado y, aunque nos costó acostumbrarnos, funciona bien y además le aporta un toque futurista al interior, ¡además de ahorrar huellas en los pulsadores!. La altura libre al techo para un conductor de 1,80 metros de altura con el asiento en la posición más elevada es suficiente incluso con el techo panorámico, que resta un poco de espacio. Nos ha gustado mucho el mullido del reposacabezas y ajuste eléctrico del volante en altura y en profundidad, aunque da la sensación de que en caso de no ser eléctrico ofrecería algo más de recorrido.

bmw-serie-6-gt-interior.jpg

Los pasajeros cuentan con un amplio espacio para las piernas y, pese a ser 2 centímetros más bajo que su predecesor y la caída del techo en la parte trasera, la altura es más que suficiente para un adulto de 1,80. Aunque está homologado para cinco ocupantes, como es habitual, la plaza central no resulta del todo cómoda para realizar grandes trayectos aún cuando sus dimensiones y mullido son generosos.

 

EQUIPAMIENTO

El Serie 6 GT presenta con tres niveles de acabado -Sport Line, Luxury y Paquete deportivo M- que difieren en algunos elementos estéticos y el equipamiento incluido. La unidad a la que tuvimos acceso contaba con el Paquete deportivo M, que incluye el anagrama M cromado en los laterales del coche, embellecedores específicos cromados de forma trapezoidal en las colas de escape, molduras iluminadas M en los pasos de puerta, reposapies y pedales exclusivos y salidas de aire Air Breather diferenciadas.

air-breather-bmw-serie-6-gt.jpg

Por su equipamiento, el nuevo Gran Turismo de BMW está al nivel de las berlinas premium y cuenta con cámara estereoscópica, radar y sensores de ultrasonidos que le permiten ofrecer un sistema de conducción semi-autónoma de nivel 2 en carretera, a sólo un paso del nivel 3, sí disponible por debajo de 60 kilómetros/hora. El control de crucero adaptativo y reconocimiento de señales regula la velocidad del vehículo de manera autónoma en función del límite de la carretera y la velocidad del vehículo que lo precede. El asistente de atasco y la detección de peatones en ciudad con frenada de emergencia pueden llegar incluso a detener por completo el vehículo si es necesario.

Asimismo, el sistema de mantenimiento de carril es capaz de hacer correcciones en la dirección de manera automática. Hemos comprobado el funcionamiento de estos sistemas en vías interurbanas y nos ha sorprendido lo rápido que identifica y ajusta la velocidad del vehículo a lo indicado por las señales y la firmeza con que corrige la trayectoria para evitar salirse del carril. Si se suelta el volante durante más de 5 segundos aparece una advertencia en el cuadro de mandos y, en caso de no hacer caso, reduce considerablemente la velocidad.

llave-bmw-serie-6.jpg

El Serie 6 GT cuenta con llave inteligente que, además de permitir arrancar y parar el motor desde fuera del coche, ofrece la posibilidad de aparcarlo de manera remota en batería sin estar dentro del vehículo.

 

MOTORES

La gama del nuevo Serie 6 GT se compone de tres versiones gasolina y tres Diesel: el 630i equipa un bloque de 2.0 litros y cuatro cilindros turbo que entrega 258 caballos y sólo está disponible con propulsión trasera; el 640i es un seis cilindros turbo de 3.0 litros y 340 caballos disponible tanto en propulsión como con tracción integral xDrive.

Por su parte, los Diesel, son el 630d de seis cilindros y 3.0 litros con 265 caballos -disponible con tracción trasera e integral-, y el 640d xDrive, con el mismo bloque motor, que entrega 320 caballos y sólo está disponible con tracción integral. Todos ellos equipan cambio automático por convertidor de par con 8 relaciones y un selector de modos de conducción con las opciones Eco Pro, Confort y Sport que, con el chasis adaptativo opcional y el paquete Executive Drive, incluye además los modos Confort+ y Adaptative-.

 

COMPORTAMIENTO

Durante nuestro contacto con el nuevo Serie 6 GT tuvimos la oportunidad de conducir su versión 630d xDrive, que previsiblemente acaparará la mayor parte de las ventas en España, con el acabado deportivo M Sport y equipado con el chasis adaptativo opcional y el paquete Executive Drive.

Nuestro recorrido de 60 kilómetros transcurrió por vías interurbanas a velocidad legal y un tramo de montaña de unos 30 kilómetros donde pudimos realizar una conducción algo más dinámica sin llegar a ser deportiva. En carretera hicimos uso del modo de conducción Confort y los sistemas de control de crucero adaptativo y mantenimiento de carril. En esta circunstancia nos pareció que el Serie 6 GT es un coche perfecto para viajar incluso si se hace con cierta densidad de tráfico y algunas retenciones. Los sensores de proximidad y la conducción semiautomática hicieron bien su trabajo y casi pudimos olvidarnos de que estábamos al volante. Es posible soltar el volante unos segundos, pero no desentenderse de él por completo.

bmw-serie-6-gt-puesto-de-conduccion.jpg

Una vez llegamos al pequeño tramo de montaña, con algún sector de sentido único, aprovechamos para subir un poco el ritmo y realizar una conducción dinámica y progresiva que, sin llegar a ser deportiva, nos permitió explorar la respuesta del motor en condiciones más exigentes. El bloque B57O de seis cilindros y 3.0 litros turboalimentado respondió con progresividad. Bien es cierto que, si se circula a una velocidad moderada y de pronto se pisa a fondo el acelerador para realizar un adelantamiento en una vía de doble sentido con línea discontínua, durante un instante ínfimo se echa en falta el empuje del motor, pero rápidamente el cambio automático Steptronic de 8 velocidades reduce cuantas marchas sean necesarias para subir de revoluciones el motor y catapultarnos al infinito. Ya en velocidad y con el selector en el modo de conducción Sport, el motor gestiona a la perfección los casi 2.000 kilos de peso del coche tanto en aceleración como en retenciones, aunque no basta con levantar el pedal del acelerador para experimentar el freno motor y se hace necesario bajar una o dos marchas con las levas tras el volante.

Como hemos comentado, nuestra unidad estaba equipada con el chasis adaptativo opcional que, a la suspensión neumática de serie en el eje posterior, suma también la delantera y el control dinámico de los amortiguadores, por lo que nos pareció firme pero confortable al pisar asfalto roto y bacheado. Los amortiguadores regulados electrónicamente con función autonivelante reducen enormemente el balanceo de la carrocería, pero su peso se traduce en inercias que no permiten hacer una conducción extremadamente deportiva. La suspensión neumática también permite elevar el coche 2 centímetros para transitar por firme en mal estado o afrontar una rampa empinada sin rozar el suelo.

bmw-serie-6-gt-soymotor.jpg

El paquete opcional Executive Drive equipa la dirección integral activa, que permite un mínimo ángulo de giro al eje trasero para que los cambios de carril en carretera sean más ágiles y el vehículo resulte más maniobrable a baja velocidad en el tráfico urbano. Las ruedas traseras giran transversalmente en la misma dirección que las delanteras o en dirección inversa según la velocidad del vehículo. No pudimos conducir el Serie 6 GT sin este sistema por lo que no podemos asegurar que su actuación sea apreciable, pero sí podemos afirmar que la dirección electrónica es rápida y precisa. Si afrontamos una curva cerrada con más velocidad de la conveniente la electrónica hace su trabajo y frena selectivamente la rueda que más conviene para ayudarnos en la maniobra. No nos pareció un sistema excesivamente intrusivo pero sí muy útil por su aporte en seguridad.

El paquete deportivo M Sport que equipaba nuestra unidad lo proveía además de un sistema de frenos deportivos M con discos de acero de gran tamaño decorados con pinzas de color azul. Estos nos parecieron más que correctos para el tipo de conducción que realizamos, pero es dificil prever su resistencia a la fatiga en un uso intenso reiterado.

 

CONSUMO

Tras nuestra pequeña ruta donde combinamos vías rápidas con un breve trayecto de montaña y en la que atravesamos varias poblaciones, el consumo medio indicado por el ordenador de abordo era de 8,9 litros a los 100. Como era de esperar, es superior a los 5,5 litros que homologa el 630d con tracción integral xDrive –la versión de propulsión homologa 4,9–, pero aún así nos parece un consumo contenido, aunque no frugal, para un vehículo de 1.955 kilos y 265 caballos, dadas las condiciones de la prueba. Cabe recordar que el 630i tetracilíndrico de 2.0 litros y 258 caballos –sólo disponible con propulsión trasera– pesa 110 kilos menos y homologa 6,2 litros, un dato superior aunque también razobable.

 

PRECIO

La gama del nuevo Serie 6 GT tiene un precio de partida de 68.900 euros para su versión de acceso 630i de 258 caballos –sólo disponible con propulsión trasera–, y llega hasta 83.000 euros en la versión 640i xDrive de 340 caballos y tracción integral –que tiene un coste de 2.700 euros ya incluidos–. Su alternativa Diesel, el 640d xDrive de 320 caballos es 300 euros más económico y sólo está disponible con tracción integral.

Nuestra unidad, el 630d de 265 caballos, parte de 74.200 euros, a los que habría que sumar 2.700 euros del sistema de tracción xDrive, 2.307 euros del chasis activo y 6.154 euros del Paquete deportivo M Sport entre otros extras. En cualquier caso es 12.300 euros más caro que el Serie 5 con igual mecánica pero 23.250 euros más barato que el Serie 7 de similares características. Su ventaja es un menor consumo que la berlina de representación, pero una aceleración 1,6 segundos más lenta que su hermano menor.

bmw-serie-6-gt-2018.jpg

En definitiva, el nuevo Serie 6 GT 2018 sube un peldaño respecto a su predecesor hasta convertirse en un Gran Turismo puro, óptimo para realizar grandes viajes cómodamente con una estética poco conservadora y un comportamiento dinámico más que correcto. Todo un salto de segmento.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP