NOVEDAD

Audi e-tron Sportback 2020: probamos el SUV coupé eléctrico

Ofrece dos versiones de diferente potencia y autonomía

La más capaz, con 408 caballos y 446 kilómetros

AmpliarAudi e-tron Sportback 2020: probamos el SUV coupé eléctrico - SoyMotor.comEl Audi e-tron Sportback es, a igualdad de equipamiento, 2.300 euros más caro que el e-tron convencional

El Audi e-tron Sportback es la versión de carrocería coupé del primer eléctrico de la firma de los cuatro aros. Se venden dos versiones diferentes, la e-tron Sportback 50, con 313 caballos y 347 kilómetros de autonomía y otra, la e-tron Sportback 55 que hemos probado, con 408 caballos y 446 kilómetros de autonomía. Varía entre ambas también la capacidad de la batería. Su precio de salida es de 75.340 euros.  

El Audi e-tron Sportback 2020 es el segundo modelo eléctrico de la firma después del Audi e-tron, del que se diferencia principalmente por sus formas a partir del pilar B. Existe además una versión más prestacional llamada Audi e-tron Sportback S.

Entre sus rivales se encuentran modelos como el Tesla Model X, el Mercedes-Benz EQC o el Jaguar I-Pace.

 

AUDI E-TRON SPORTBACK 2020: EXTERIOR

El Audi e-tron Sportback 2020 mide 4,90 metros de largo, 1,94 metros de ancho y 1,62 metros de alto. Su batalla es de 2,93 metros. Tan sólo la altura es diferente respecto a la del e-tron convencional. Mide concretamente 13 milímetros menos.

Su característica más diferencial es el ángulo de caída del techo, que es lo que le proporciona la identidad Sportback. En ese sentido, basta con apreciar la inclinación del pilar C para detectar a simple vista que éste no es un Audi e-tron convencional. El borde inferior de la tercera ventanilla también se eleva en su extremo por la parte inferior.

Con retrovisores exteriores digitales alcanza un coeficiente aerodinámico de tan sólo 0,25. Es una cifra mejor que el Audi e-tron original, que se explica por la silueta coupé de su carrocería.

Elementos como la parrilla octogonal Singleframe, los pasos de rueda o el perfil de la zaga son marca de la casa. Las inserciones negras en los faldones laterales sugieren el emplazamiento de las baterías y la zaga incluye una línea de luz que le brinda una gran presencia en la carretera.

Las llantas que vienen de serie son de 19 pulgadas. Desde la versión Advanced son de 20.

La versión S line incluye de serie llantas de 20 pulgadas y suspensión neumática deportiva. Los paragolpes están flanqueados por entradas que mejoran el flujo de aire, emplazadas bajo los faros. En la parte trasera, tanto el alerón como el difusor se extienden por todo el ancho del vehículo para mayor rendimiento aerodinámico. Los elementos decorativos exteriores S line están pintados en el color de la carrocería.

Ofrece en opción la iluminación Matrix led digital. La luz se divide en pequeños píxeles que iluminan la carretera. El diseño se basa en la tecnología DMD –dispositivo de microespejo digital–. Cada microespejo puede inclinarse hasta 5.000 veces por segundo. Cuenta con funciones nuevas como luz de carril, de orientación y de marcado. En las autopistas, crea una alfombra de iluminación por la que se circula, para mayor seguridad vial.

Las luces de serie son de led. Presentan una disposición en cascada que es típica de los modelos eléctricos de la firma de los cuatro aros.

Audi ofrece hasta 13 colores diferentes para la carrocería.

La toma de carga se sitúa sobre la aleta delantera izquierda. Opcionalmente se puede poner a la derecha.

audi_e-tron_sportback_2020_4.jpg

audi_e-tron_sportback_2020_5.jpg

 

AUDI E-TRON SPORTBACK 2020: INTERIOR

El Audi e-tron Sportback 2020 es calcado al de la versión convencional del SUV eléctrico. La disposición del Audi Virtual Cockpit y de la consola central es esencialmente el mismo. De esta forma, el salpicadero cuenta con dos pantallas más, una para el sistema multimedia, que es el MMI touch y tiene 12,1 pulgadas, y otra para el climatizador, de 8,6 pulgadas. El Audi Virtual Cockpit tiene 12,3 pulgadas.

En la consola central existen diversos mandos físicos, entre ellos un apoyabrazos que deriva en una pieza metálica que, al mover hacia atrás o hacia delante permite cambiar entre las posiciones R, N, D, P y S.

La altura libre al techo de las plazas traseras es 2 centímetros inferior al Audi e-tron, fruto de la condición coupé del Sportback.

El compartimento de carga frontal es de 60 litros y es perfecto para almacenar los diferentes cables de carga que podremos usar cuando estemos en una travesía. El maletero trasero alcanza los 555 litros, que aumentan a 1.595 cuando se abaten los asientos posteriores. El volumen de carga con todos los asientos disponibles es, por tanto, de 615 litros. Pierde 45 litros respecto al e-tron.

Para los asientos delanteros, los clientes pueden elegir entre los de serie, los asientos deportivos, los asientos deportivos S line y los confort, con opciones de ventilación y masaje. Se ofrece en opción el sistema de audio Bang & Olufsen Premium 3D.

audi-e-tron-2021-soymotor_0.jpg

audi_e-tron_sportback_2020_9.jpg

 

AUDI E-TRON SPORTBACK 2020: EQUIPAMIENTO

El Audi e-tron Sportback divide su gama en cuatro acabados, que son el básico, Advanced, S line y Black line.

Todos los Audi e-tron Sportback incluyen de serie el sistema MMI Navegación, suspensión neumática adaptativa, llantas de 19 pulgadas, apertura eléctrica del maletero, control de velocidad de crucero, Audi parking system plus, radio digital, volante multifunción, aviso de salida de carril + Pre Sense y cargador Compact de 7,4 u 11 kilovatios.

De cara al modelo de 2021, el e-tron Sportback recibe un nuevo volante con un diseño ligeramente distinto del original y un control táctil para comprobar que el guiado lateral del asistente de crucero adaptativo se mantiene activo.

En las versiones Advanced, se añade la instrumentación Audi virtual cockpit plus, cámara trasera, llantas de 20 pulgadas, barra en el techo, espejos retrovisores plegables eléctricamente, Audi Smartphone interface, pinzas de freno en color naranja, paquete de luces ambiente, Audi Beams 'e-tron' y airbags laterales traseros..

La edición S line suma otras llantas de 20 pulgadas, pintura completa, aviso de cambio de carril, paquete S line interior, asientos con ajuste eléctrico, salpicadero tapizado en cuero, asientos deportivos en Alcantara y cuero, suspensión neumática deportiva y paquete S line exterior.

La versión 'suprema' es la Black line, que añade el paquete de estilo negro, las barras de techo negras, cristales tintados y llantas específias. Ofrece de serie llantas de 20 pulgadas.

Los espejos retrovisores digitales son siempre opcionales.

La aplicación myAudi permite conectar el coche a un teléfono móvil y revisar de forma remota parámetros como el estado de la batería y la autonomía restante, programar e iniciar procesos de carga y mostrar estadísticas de conducción. La llave digital Audi connect key, disponible en opción, permite que un teléfono Android abra o cierra la puerta del coche o incluso ponga en marcha el modelo.

Especialmente llamativas son las conocidas como Functions on Demand. Se trata de una serie de elementos opcionales que el coche trae siempre de serie pero que se encuentran inactivas hasta que el cliente demande su utilización previo pago. Por ejemplo, un cliente que no quiere incorporar los faros Matrix led, que tienen un precio de 1.700 euros, puede 'desbloquearlos' por un coste de 88 euros al mes. Cuando ya no los quiera o necesite, deja de pagar y el e-tron Sportback vuelve a tener luces led convencionales.

Audi ofrece también un coche de sustitución durante dos años y en ocho paquetes de cinco días por cada año sin coste alguno. A esto se suma el matenimiento gratuito durante ocho años o 160.000 kilómetros y una subvención para instalar un punto de carga en casa.

audi_e-tron_sportback_2020_10.jpg

audi_e-tron_sportback_2020_11.jpg

 

AUDI E-TRON SPORTBACK 2020: MECÁNICA

El Audi e-tron Sportback 2020 está disponible con dos mecánicas diferentes: 50 quattro y 55 quatro.

El 50 quattro ofrece dos motores eléctricos, uno en cada eje. Juntos generan 313 caballos de potencia y 540 Newton metro de par. Acelera de 0 a 100 kilómetros/hora en 6,8 segundos y alcanza los 190 kilómetros/hora. Su batería tiene una capacidad bruta de 71 kilovatios hora, lo que le proporciona hasta 347 kilómetros de autonomía.

El 55 quattro también tiene dos motores, uno en cada eje, pero eleva la potencia hasta  360 caballos y el par motor hasta 561 Newton metro. Al cambiar el selector de D a S, el conductor puede disponer de hasta 408 caballos y 664 Newton metro durante ocho segundos. Tarda 6,6 segundos en acelerar de 0 a 100 kilómetros/hora, aunque puede hacerlo en tan sólo 5,7 segundos cuando tiene el selector S activado. Su velocidad punta está limitada electrónicamente a 200 kilómetros/hora. Su batería alcanza los 95 kilovatios hora de capacidad bruta al incorporar un piso superior. Esto le permite disponer de una autonomía de hasta 446 kilómetros en ciclo de homologación WLTP. El coche es capaz de recuperar el 30% de su autonomía a través de la regeneración de energía.

La bomba de calor aprovecha el calor residual de la batería de alto voltaje. Puede emplear hasta 3 kilovatios de las pérdidas de potencia reales para calentar y enfriar el interior. En función de las condiciones climatológicas, la autonomía se puede alargar hasta un 10%.

El Audi e-tron Sportback equipa una caja de cambios de engranajes planetarios de dos etapas. El conductor puede seleccionar las marchas con los dedos pulgar e índice, y con un mando situado sobre el túnel central que también sirve de reposamanos.

Sus dos motores eléctricos le proporcionan tracción total y la tecnología quattro reparte el par motor entre los dos ejes. Fundamentalmente se basa del propulsor trasero, pero recurre al frontal cuando se requiere de un extra de potencia, cuando se detecta un deslizamiento o cuando se afrontan curvas a un ritmo rápido, también para corregir principios de subviraje o sobreviraje.

El conductor puede valerse del selector Audi drive select, que pone a su disposición siete perfiles de conducción diferenciados para establecer distintos niveles de comodidad y deportividad. A altas velocidades, la carrocería se acerca al suelo para mejorar la aerodinámica y la autonomía. La altura puede variar hasta 76 milímetros.

Con un cargador de 150 kilovatios el Audi e-tron Sportback 55 quattro alcanza el 80% de su batería en algo menos de media hora. El 50 quattro admite cargas de hasta 120 kilovatios, pero como su batería es más pequeña los tiempos de recarga son los mismos.

Con un cable estándar –Modo 3–, se puede recargar a 11 kilovatios en estaciones públicas de corriente alterna. Como opción Audi ofrece un segundo dispositivo opcional para elevarlos hasta 22 kilovatios. Con una tarjeta se puede acceder a la red e-tron Charging Service, con 120.000 puntos de carga en 21 países europeos.

Audi ofrece una gama de soluciones para cargar en el garaje de casa. El sistema de carga compact, de serie, es válido para una conexión de 230 voltios y para una toma trifásica de 400 voltios con una potencia de hasta 11 kilovatios. Por su parte, el sistema opcional connect ofrece funciones inteligentes, por ejemplo, la programación de la carga durante las horas en las que las tarifas son más económicas. Si se combina con un sistema de gestión de energía doméstica, el vehículo puede incluso cargar su batería con energía solar, siempre que la casa esté equipada con un sistema fotovoltaico compatible.

audi_e-tron_sportback_2020_7.jpg

 

AUDI E-TRON SPORTBACK 2020: IMPRESIONES DE CONDUCCIÓN

La vida a bordo del Audi e-tron Sportback no difiere prácticamente de lo que uno puede vivir en el e-tron convencional. De hecho, la posición de conducción es prácticamente la misma. Tampoco hemos notado la teórica pérdida de altura en la parte trasera, que aún ofrece espacio a raudales para dos adultos y algo más justo para tres. Quizás alguien que supere el 1,80 de estatura sí que note este déficit. En la zona delantera, tanto quien se siente al volante como en el asiento del pasajero viajarán cómodos como en el salón de casa.

El diseño interior hace una clara apuesta por la digitalización. Quizás hubiese sido más práctico prescindir, al menos, de la pantalla con la que se maneja el climatizador y sustituirla por controles físicos. Al menos, eso sí, Audi la ha dotado de respuesta háptica, lo que permite recibir 'feedback' a la hora de enviar cualquier orden. Resulta interesante también el diseño de la consola central, puesto que, como en el e-tron, hay una especie de asa para agarrarse en cuya parte izquierda aparece el control que permite cambiar entre las diversas posiciones –P, N, D, S y R– si se manipula hacia delante o hacia atrás. La firma alemana ha arriesgado en este punto y por ello merece elogios. Por lo demás, el habitáculo del e-tron Sportback es un compendio de buenos materiales y acabados, especialmente si se decanta uno por cualquiera de las versiones más equipadas. Tan sólo es discutible la utilización del negro piano para algunos detalles, una solución elegante de primeras pero nada práctica si uno es de los que gusta tener el coche impoluto a todas horas.

Antes de pasar a hablar del motor y del comportamiento dinámico del Audi e-tron Sportback hay que comentar la que es una de sus grandes señas de identidad, los siempre opcionales espejos retrovisores digitales. No cabe duda de que necesitan un período de adaptación que durante nuestra primera toma de contacto no completamos. Los primeros kilómetros de su mano son complicados. Primero, porque la situación de las pantallas que reflejan lo grabado por las cámaras es extraña por falta de costumbre. Uno mira inconscientemente a la cámara y tarda un par de segundos en localizar la imagen que realmente interesa, un tiempo que puede generar riesgos en la carretera. Además, al ser una imagen fija –aunque se puede variar de forma táctil–, por mucho que uno se mueva en busca de un mejor ángulo de visión, ésta no cambia. Por ejemplo, cuando uno trata de ver si detrás de un cartel luminoso había un radar. Con este sistema, por mucho que alguien se agache, no va a lograr el ángulo deseado que sí podría con un espejo convencional. Por último, todo lo reflejado en las cámaras da la sensación de estar más cerca de lo que realmente está, de tal forma que se crea una importante diferencia de percepción entre estos espejos y el interior, que es convencional. Lo que sí está muy bien integrado es el aviso de ángulo muerto, que se muestra al ritmo del intermitente en verde o en rojo en la parte inferior posterior –izquierda para el conductor y derecha para el acompañante– para indicar si podemos llevar o no a cabo sin riesgo el cambio de carril.

La versión que hemos conducido es el Audi e-tron Sportback 55 quattro, es decir, la más potente. Sus 360 caballos –408 en determinados momentos– son más que suficientes como para mover con soltura los aproximadamente 2.500 kilos –la cifra varía algo en función del acabado– que pesa este SUV. Me ha gustado mucho que, en un coche destinado al confort en marcha, los propulsores eléctricos se comporten de una forma progresiva, y no tan reactiva al inicio como suele ser habitual en este tipo de vehículos. Eso sí, no se confunda esto con falta de contundencia, puesto que si se hunde el pedal del acelerador la potencia está claramente disponible.

Respecto al consumo energético, durante nuestra prueba, que rozó los 200 kilómetros con un recorrido mixto complicado para destacar en este aspecto, obtuvimos una media de 26,7 kilovatios hora a los 100 kilómetros, cifra no muy alejada de los 23,9 reales. Un poco más de esmero y práctica pueden dejar ambos números a la par. La autonomía teórica de 446 kilómetros es bastante realista. Eso sí, que nadie se preocupe si al arrancar el coche con el 100% de la carga el ordenador de a bordo marca menos kilómetros, puesto que éste basa la predicción en el desempeño del último conductor al volante, tal y como sucede con los modelos de combustión.

Respecto al comportamiento dinámico hay que decir que este Audi e-tron Sportback es una delicia desde el punto de vista del confort. Desde luego, se trata una de las mejores opciones del mercado para afrontar viajes largos, una curiosa ironía en un país como España cuya infraestructura de recarga es aún bastante pobre. En zonas urbanas mantiene el nivel de comodidad en marcha, aunque uno siempre tendrá los problemas que causa un vehículo de esta tamaño en este ambiente. No es su hábitat natural, aunque hay que reconoce que es un gustazo eso de la Etiqueta Cero para moverse por donde quiera y aparcar gratis en la calle. ¿Y qué hay de su rendimiento en carreteras viradas? Desde luego que el vehículo es la antítesis de lo que se necesita en ellas, pero aún así se comporta de forma más que aceptable. Los apoyos en curva tienen menos balanceos de lo que cabría esperar, y desde luego menos que uno de sus rivales, el Mercedes-Benz EQC. Gran trabajo de Audi con las especiales suspensiones de este vehículo. Más se notan las inercias a la hora de frenar, y es que no se puede obviar que detener dos toneladas y media de peso es complicado. La deceleración es contundente, pero la sensación de que nos empujan mientras frenamos está ahí. Una constante lucha contra la física que iniciamos en un pedal, el del freno, que tiene un tacto extraño y 'metálico', como todos los coches eléctricos, a causa del sistema de regeneración de energía.

audi_e-tron_sportback_2020_3.jpg

audi_e-tron_sportback_2020_6.jpg

 

AUDI E-TRON SPORTBACK 2020: PRECIOS

EL Audi e-tron Sportback ya está disponible en España por un precio de salida de 75.340 euros. La versión Advanced parte de 81.640 euros, mientras que la S line hace lo propio desde 85.840. La variante Black Line empieza en 87.340 euros. Todos estos precios se corresponden con las unidades dotadas del motor 50 quattro. Las que equipan el 55 quattro añaden 12.640 euros a igualdad de equipamiento.

El precio es, en todo caso, 2.300 euros más elevado que el del e-tron convencional.

 

REGISTRO DE ACTUALIZACIONES

Fecha Actualización
25/11/2020 Nuevo volante, cargador de 22 kilovatios para 2021.
18/11/2020 Asistimos a la presentación nacional del Audi e-tron Sportback.
02/04/2020 Las primeras unidades del Audi e-tron Sportback llegarán en primavera.
04/02/2020 Inicio de su comercialización en España.
19/11/2019 Presentación en el Salón de Los Ángeles.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Ferrari
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
4 comentarios
Imagen de iKaRi

Que manía con denominar "coupe" a cualquier cosa. Por definición un coupe tiene 2 puertas. En cualquier caso es precioso...

  • 0
  • 0
Imagen de A RAS

Resumiendo: pagas 75000€ por 345 km de autonomía (reales 200 porque cuando queden 100Km de autonomía ya estárás acojonado y buscado ahorrar batería, como en los móviles) y nada más que 87000€ por 444 Km de autonomía. Yo creo que nos estamos volviendo locos.

  • 0
  • 0
Imagen de Shamu

en cuanto a diseño se ve el lateral una replica del exitoso concepto del Bmw X6, felicidades a ese equipo de diseño por diseñar un coche del que poco se escapan de no copiarlo entre sus seguidores de batalla, no podra hacer 4x4 como deberia tanto como publicaron, pero en fin resulta que si ya Mercedes xopio el perfil, que poca Personalidad presenta Audi qie seguro en actitudes off-road dara mil vueltad al X6, pero Que Audi no sea capaz de innovar con sus diseños siempre disferentes y haciendo ser Audi ahora hagan un copy-pastrñe.
No podre optar a probarlo, ni nada por el edtilo como el X6 pero esteticamente para mi UNA DECEPCION EN DISEÑO.

  • 2
  • 0
Imagen de MazinguerF

Pedazo de carro tron.

  • 0
  • 1
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP