GP Sakhir F1 2020
HISTORIA

Adiós definitivo al Mercedes SLK, ahora conocido como SLC

La marca ha confirmado que cesa su producción

El SLC Final Edition despide la saga iniciada en 1996

AmpliarEl Mercedes SLK se despide para siempre - SoyMotor.comUno de los descapotables más reconocibles de Mercedes dice adiós para siempre

Con la llegada del nuevo Mercedes SLC Final Edition, la marca alemana ha confirmado oficialmente que no habrá sucesor para el pequeño roadster alemán que surgió en 1996.

El mercado actual ya no demanda pequeños deportivos descapotables, como ocurría en el momento del nacimiento del SLK, que se veía envuelto, entre otros, por los Mazda MX-5, BMW Z3, MG TF, Alfa Romeo Spider o Fiat Barchetta, por nombrar sólo algunos. Hoy, de todo aquello, nos queda el Mazda MX-5, el nuevo BMW Z4, el Audi TT Roadster y el Fiat 124 Spider, que no está mal, pero cada vez se empobrece más el abanico.

1996-mercedes-slk.jpg

Surgido en 1996, inmediatamente produjo un gran interés en los compradores, no sólo por su equilibrada estética entre lo elegante y deportivo, sino también por su equipamiento, como el innovador techo rígido plegable que se desplegaba en sólo 25 segundos y que marcó el camino a seguir por los rivales. Para ser la primera vez que Mercedes ofrecía un pequeño roadster, había dado en el clavo.

Luego estaba la amplia variedad de motores, algo no muy usual en el segmento. Se podía elegir un motor de 2.0 litros cuatro cilindros atmosférico con 134 caballos o uno con compresor y 190 caballos. Luego llegaron más versiones, como el SLK 320 con motor V6 de 3.2 litros y 215 caballos, o la versión AMG que suponía añadirle un compresor a ese motor para llevarlo a los 349 caballos.

2004-mercedes-slk.jpg

Tras ocho años, llegó la segunda generación hacia mediados de 2004. El nuevo SLK tenía un diseño muy agresivo que lo hacía parecer un pequeño SLR McLaren, el superdeportivo de la marca por entonces. Era arrebatador –aún lo es-. Pero no era sólo estética, ya que contaba con un chasis nuevo que permitía una conducción aún más deportiva si cabe, sin renunciar al confort que ofrecía la marca con el sistema de calefacción del cuello 'Airscarf' integrado en los asientos.

Junto a ello llegaron nuevos motores, cada vez más y más potentes. La versión básica ya contaba con sobrealimentación en un motor de 1.8 litros y cuatro cilindros, para erogar 160 caballos. Desde ahí, la escalada era similar a la de la anterior versión, como el motor V6 de 3.5 litros atmosférico de 268 caballos, o incluso la 'locura' de integrar un motor V8 en la versión AMG para entregar 355 caballos.

Finalmente, la tercera y última generación del SLK llegó siete años después, en 2011, que luego mutó en el SLC que conocemos actualmente. Un modelo rediseñado por completo y que perdió quizás algo de su atractivo, pero que mantenía su nivel en el mercado, con novedades como el techo acristalado 'Magic Sky Control', que oscurecía el techo rígido apretando un botón. Es decir, que con o sin capota, el cielo inundaba al SLK.  

En el apartado de motorizaciones se introdujo por primera vez el motor Diesel en el SLK 250 BlueEfficiency. Pero eran los modelos de gasolina los que daban verdadero sentido a este modelo, con una nueva escalada de potencias: desde el cuatro cilindros de 1.8 litros y 181 caballos básico hasta llegar al SLK 55 AMG con un V8 de 5.5 litros y la impresionante cifra de 416 caballos en su interior.

Pues bien, es a todo eso a lo que decimos adiós, con una última edición que despide a un modelo que nos ha acompañado 23 años desde su llegada. Conducir a cielo abierto en un pequeño biplaza de la estrella de tres puntas era una mezcla de deportividad y estilo.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Mercedes
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP