ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Cómo mantener la luna de tu coche en buen estado

La limpieza regular del parabrisas ayuda a evitar reflejos

Algunos trucos para eliminar la resina pueden dañar el cristal

Es posible reparar los daños más pequeños antes de cambiar la luna

AmpliarCómo mantener la luna de tu coche en buen estado - SoyMotor.com¿Cómo mantener la luna de tu coche en buen estado?

Aunque parezca una obviedad, el parabrisas y las lunas de los coches son elementos clave para la visibilidad, y su estado puede influir en nuestra seguridad y la del resto de usuarios de la vía. Por ello, vamos a repasar algunos consejos para el correcto mantenimiento de los cristales de nuestro vehículo.

Con la llegada del verano y las vacaciones se incrementan los desplazamientos por carretera hacia zonas costeras y segundas residencias y, para hacerlo de manera segura, es importante contar con todos los elementos del vehículo en perfecto estado. Un aspecto al que muchas veces no prestamos la debida atención es el estado del parabrisas y las lunas del coche, que pueden presentar reflejos o desperfectos y dificultar la visión.

mantenimiento-limpieza-luna-parabrisas-coche-soymotor-suciedad.jpg

Al circular por carretera, especialmente si se hace detrás de un vehículo pesado sin faldillas, es fácil que sus ruedas traseras levanten pequeñas piedras y residuos del asfalto que pueden impactar y dañar nuestro parabrisas si no guardamos la distancia de seguridad recomendada. Estos desperfectos del cristal, en ocasiones imperceptibles a simple vista, pueden causar la rotura de la luna al pasar un fuerte bache o afrontar cambios drásticos de temperatura como durante una helada en invierno o con el uso del aire acondicionado en los cálidos días de verano.

 

REPARAR O SUSTITUIR LAS LUNAS DEL COCHE, UNA DUDA RAZONABLE

Para solucionarlo, los talleres especializados como Carglass ofrecen servicios de reparación y sustitución de lunas que, generalmente, están cubiertas por el seguro del coche, por lo que no supone un desembolso adicional para el propietario del vehículo. En caso de detectar alguna imperfección en el parabrisas es recomendable acudir a un servicio especializado para una valoración profesional del daño.

mantenimiento-limpieza-luna-parabrisas-coche-soymotor-chinazo.jpg

Si la rotura tiene un tamaño inferior a dos centímetros y no está situada cerca del borde del parabrisas o la zona de visión del conductor, es posible repararla mediante una resina especial que no deja huella y ofrece un resultado casi mágico. Cuando no es posible reparar, la sustitución garantiza una visibilidad perfecta con la misma claridad que la de la luna original.

Existen numerosos mitos sobre los inconvenientes de sustituir un parabrisas original y los problemas de estanqueidad y filtraciones que puede aparecer tras ello pero, si la operación se realiza en un taller autorizado, la sustitución no tiene por qué entrañar ningún riesgo.

 

UNA LIMPIEZA REGULAR DEL PARABRISAS, LA MEJOR PREVENCIÓN

Por otra parte, con el paso del tiempo y los kilómetros, es frecuente que la suciedad se acumule sobre el parabrisas, lo que puede provocar reflejos que dificulten nuestra visión. En ciudad, el polvo y el polen crean sombras a contrasol, y la resina de los árboles y la acidez de los excrementos de los pájaros pueden hacer que los cristales pierdan su claridad y parezcan turbios.

mantenimiento-limpieza-luna-parabrisas-coche-soymotor-resina.jpg

En carretera, las partículas del petróleo que emanan los tubos de escape de los coches junto con el polvo de ferodo que se desprende de las pastillas de freno también contribuyen a ensuciar nuestro coche y reducen la visión, por no hablar de los molestos impactos de los mosquitos, especialmente si se circula de noche.

Puede parecer que, para solucionarlo, basta con pasar el coche por un túnel de lavado o darle una ducha en las cabinas de agua a presión, pero muchos de estos residuos no desaparecen con facilidad, y requieren de una limpieza más concienzuda. En el mercado existe muchos productos especializados para el mantenimiento y cuidado de las lunas que permiten aplicar un cuidado muy detallado si se desea, pero en realidad basta con un poco de detergente quitagrasas diluído en agua para ofrecer un buen acabado la mayoría de las veces.

En este sentido es importante señalar la importancia de retirar primero la suciedad superficial con una esponja o cepillo de cerdas no muy duras y, una vez retirada la primera capa de sedimentos y aclarada la superficie, podemos focalizar nuestros esfuerzos en limpiar la suciedad más adherida si se requiere.

mantenimiento-limpieza-luna-parabrisas-coche-soymotor-espuma.jpg

Internet está plagado de trucos y remedios caseros para acabar con los restos de resina o materia orgánica como excrementos de pájaros y mosquitos, pero no debemos olvidar que si empleamos una espátula u otros elementos abrasivos podemos dañar la superficie del parabrisas. Para ello, el agua caliente a presión de las lanzas de lavado suele ser suficiente pero, si no, también podemos aplicar un poco de aceite o algún disolvente específico para ablandarlos, aunque el acabado puede no ser perfecto, pues la resina suele terminar por dejar marcas en el cristal si no se retira cuando aún está blanda.

Para dejar un acabado más brillante se puede dar una última mano con limpiacristales o aplicar algún producto repelente del agua de los que se comercializan en los centros del automóvil.

 

LA LIMPIEZA INTERIOR DE LOS CRISTALES, UN DETALLE OLVIDADO

Por lo que respecta al interior del vehículo, es frecuente que los cristales se impregnen de grasa y humedad fruto de la exhalación y sudoración. Esto también puede dificultar la visión, especialmente cuando se viaja en la dirección del sol o por reflejos de los faros de los coches que circulan en sentido contrario.

mantenimiento-limpieza-luna-parabrisas-coche-soymotor-limpio.jpg

Como curiosidad, los pilotos de rally –en realidad es un cometido más de los copilotos–, emplean un spray especial para evitar que la condensación en el interior del coche empañe las lunas pero, si no se quiere gastar dinero, siempre se puede recurrir al viejo truco de frotar media patata por las superficies acristaladas para que el almidón asuma esta función.

Así, con las lunas limpias y en perfecto estado de mantenimiento, ya estamos listos para salir de viaje sin asumir riesgos innecesarios por falta de visibilidad.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP