ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Gracias, Anthoine

AmpliarGracias, Anthoine - SoyMotor.comAnthoine Hubert, en una imagen de archivo

Nos has dejado helados, Anthoine. En la mítica y a la vez peligrosa subida al Raidillon, el destino ha querido arrebatarnos a uno de los jóvenes con mayor proyección a nivel internacional, pero no será en balde.

No lo será, porque si la historia nos ha enseñado algo, es que cada muerte en el automovilismo ha servido para mejorar la seguridad de cada disciplina. Y tú, Anthoine, salvarás la vida a muchos otros pilotos en el futuro.

Allá por el año 1994, aquel fatídico fin de semana en el circuito de Imola –que se cobró las vidas de Roland Ratzenberger y Ayrton Senna– fue la gota que colmó el vaso en la Fórmula 1 en lo que respecta a la seguridad.

A partir de ahí, el gran Sid Watkins –que tanto aprecio tenía a Senna e incluso instó al brasileño a dejar de correr antes del GP de San Marino 1994– se empeñó en hacer del Gran Circo una de las competiciones más seguras del mundo. Y lo consiguió.

Tuvieron que pasar muchos años para volver a ver un trágico accidente en la categoría reina del automovilismo. Concretamente más de 20 años, hasta que Jules Bianchi se topó con aquella grúa que nunca debió ingresar a la pista en el GP de Japón 2014 –aunque murió más tarde, en julio de 2015–.

Pero no sólo en la Fórmula 1 ocurren estas desgracias. El fatal accidente de Henri Toivonen y Sergio Cresto en el Rally de Córcega 1986 sirvió para poner algo de cordura en la Federación, que dio la puntilla a los Grupo B de cara a la temporada siguiente.

En definitiva, los accidentes en el mundo del motor son inevitables. Sin embargo, sí son aprovechables y, de hecho, se debe aprender de ellos, como tantas otras veces se ha hecho a lo largo de la historia de este deporte.

La llegada del halo fue tan criticada como necesaria, si bien en Spa-Francorchamps ha quedado más que demostrado que los pilotos se juegan la vida cada vez que salen a la pista, y por ello cualquier medida de seguridad es poca si se puede salvar la vida de un piloto.

El siguiente paso será evitar que en el futuro otros pilotos pierdan la vida en un accidente similar al tuyo, Anthoine. Los laterales de los monoplazas son quizás las zonas más vulnerables y tú te has llevado la peor parte, pero a buen seguro salvarás muchas vidas.

Te has ido como un campeón. Nunca mejor dicho, porque eras –y eres– el vigente campeón de la extinta GP3. Antes que eso ganaste carreras allá por donde corriste: Fórmula 3 Europea, Fórmula Renault, Fórmula 4 Francesa –campeonato incluido–…

Desde los primeros test en Fórmula 2 demostraste que el talento rebosaba entre tus manos. En Jerez, en plena pretemporada, pude comprobarlo de primera mano. Mientras otros acaparaban los focos, como Mick Schumacher, tú deslumbrabas en la sombra.

Afrontaste tu temporada de debut en la antesala de la Fórmula 1 con la templanza y el desborde de los campeones. Ya en Baréin hubo destellos de la inmensa calidad que tenías, pero la confirmación llegó con las victorias en Mónaco y Francia.

Tenías un futuro brillante por delante. En un 'mundillo' dominado por las chequeras, eras uno de esos pocos pilotos que, sin apenas presupuesto, ascendía de categoría en categoría con un único aval: el talento.

Has sido el novato por excelencia de la Fórmula 2, sin ninguna duda. Con un coche a priori inferior a los ART, Prema, UNI-Virtuosi y compañía, conseguiste apañártelas para desafiar a otros pilotos mucho más experimentados y subir a lo más alto del podio en un par de ocasiones.

Es más, algunos de los equipos 'top' del certamen, como ART y DAMS, ya habían fijado su punto de mira en ti con vistas al año que viene, ante la más que posible marcha de Nyck de Vries y Nicholas Latifi.

Es decir, en 2020 podrías haber tenido un bólido para estar asiduamente en la batalla por las victorias y, por ende, pelear por el título. La Fórmula 1 en 2021 tampoco era ninguna utopía, ya que eras una de las puntas de lanza del programa de jóvenes pilotos de Renault.

No obstante, un horrible accidente nos ha privado de tu talento en la pista y quizás se ha llevado por delante a un futuro campeón del mundo. Pero ante todo, hay que darte las gracias, porque como he dicho antes, salvarás vidas en el futuro. Descansa en paz, Anthoine.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Renault
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP