Blog de Blancafort

06
May
2018

Los circuitos urbanos desaparecidos de Granollers

AmpliarLos circuitos urbanos desaparecidos de GranollersLos circuitos urbanos desaparecidos de Granollers

Cuando los coches de Fórmula 1 salgan este fin de semana a Montmeló, casi nadie recordará que hace justo 50 años ya se corría por estas tierras, a muy poca distancia de los terrenos que hoy ocupa el Circuit de Barcelona-Catalunya.

Serán muy pocos los que estén al tanto de que Granollers, ciudad en cuyo término municipal se halla parte del Circuit, posee un pasado automovilístico que se remonta medio siglo atrás.

Es más, no fueron uno sino dos los circuitos que albergaron carreras en Granollers entre los años 1968 y 1971. Y no crean que fueron carreras cualesquiera: en 1970 hubo tres Porsche 908 en la parrilla.

Fue el 26 de mayo de 1968 cuando el Moto Club Granollers, con el apoyo de la Penya Motorista 10 x Hora, celebró su primera carrera en un circuito urbano local. Un trazado en forma de ‘P’. Una parte ha desaparecido, pero otra todavía está en uso en forma de la gran avenida que es la calle Esteve Terrades y su prolongación en la calle Girona. Ahora cuesta diferenciar exactamente la localización, porque el entorno de la estación de Granollers ha cambiado mucho.

Esa gran avenida tenía un ancho inusual para la época. Yo la usaba regularmente cuando iba de Barcelona a Figaró para no tener que cruzar Granollers por el centro, ya que estaba prácticamente al límite de la ciudad. Estaba separada en dos carriles por un guardarraíl. Subida y bajada, unidas por un ángulo de 180 grados que uno tenía que tomar con el freno de mano, valga la expresión. El resto, cuatro ángulos rectos a derechas en calles estrechas como el primer Alcañiz, y uno a izquierdas.

No estuve en la primera edición, el Trofeo Ferias y Fiestas de la Ascensión, pero no me perdí ninguna de los otras tres. Comenzando por la segunda bajo una lluvia torrencial, ni la carrera tradicional días antes y que en 1970 reunió a todos los ases nacionales, encabezados por Ángel Nieto. No en vano era puntuable para el Campeonato de España.

Por la Ascensión, en las fiestas de Granollers, no sólo hubo carreras de coches y motos en circuito sino también de motocross. Una auténtica semana –o quince días- de motor. Por el contrario, el Rally de Granollers llegó mucho después.

 

 

Pero si nos centramos más atrás, cabe recordar el circuito denominado de L’Ametlla, donde en 1929 ya se disputó el GP de Europa de Motociclismo; un trazado de ‘carretera’ de más de 20 kilómetros, que bordeaba Granollers, tanto que al público se le recomendaba ir en tren hasta la estación de Granollers (línea Puigcerdà), porque la pista distaba apenas un kilómetro de la misma.

En la primera edición, la de 1968, se impuso Nick Bosch sobre un R8 Gordini por delante de Jaime de Agustín –Mini Cooper- y Javier Sensat –NSU-, mientras que en la otra carrera ganó Pedro Bassols –Seat 600-. Incluso hubo una carrera de F-IV, una categoría genuinamente española con coches fabricados aquí –Guepardo, Tapias, Hispacar, Me-Pre- y motores preferentemente Bultaco y Ossa de 250 centímetros cúbicos. También Montesa. En esa categoría se impuso Manuel Traver, delante de Pepe López y Jean Claude.

La segunda edición, el 18 de mayo de 1969, vio la presencia y victoria del Porsche 907 de Eugenio Baturone, contra quien nada pudieron hacer Jordi Pla –Mini Cooper- ni José María Palomo –Alfa Romeo-, pese al fuerte aguacero, mientras que en la manga de turismos de serie se impuso Alberto Javea –Mini Cooper- y en F-IV ganó ‘Jean Claude’; en esta manga tuvo un espectacular accidente Pepe Pérez, que salió ileso.

La tercera edición fue la más espectacular de cuantas se disputaron en este trazado de dos kilómetros. ¡Nada menos que tres Porsche 908 en liza! Los de Juan Fernández, Jorge de Bagratión y Juan Kutz. La carrera fue un terrible duelo entre Fernández y Bagratión. El de Sabadell mantuvo a raya al piloto de la Escudería CS y ambos entraron en meta separados por sólo 73 centésimas tras las 25 vueltas de la carrera. Kutz fue tercero a 35 segundos de diferencia.

En esa edición, que ya puntuaba para el campeonato nacional, brilló la Copa TSM donde Belloch se impuso a Kuro Villacieros y ‘Fafeche’ tras una carrera muy emocionante y plena de incidencias. Curiosamente esta categoría fue la que tuvo la carrera más larga, de 30 vueltas.

En Turismos especiales, la victoria fue para el espectacular BMW de Jorge Babler por delante de los Mini de Miguel Brunells y Salvador Vilarrasa. Mientras que en Turismos de serie, César Perejoan –BMW- superó a Antonio Elías y Goliat, ambos con Mini.

 

 

El promedio conseguido por Juan Fernández ‘asustó’ a todos. Fueron casi 140 kilómetros/hora. Eso ayudó a que en 1971 se buscase otra ubicación.

Se encontró un nuevo trazado en el polígono industrial situado por la otra entrada de Granollers, justo donde la carretera general de Barcelona se desviaba hacia el centro y con la vía férrea de Vic y casi la autovía de L’Ametlla como límites. Un trazado mucho más rápido y más atractivo para la afición.

El plato fuerte fue el Campeonato de España de Turismos, donde Àlex Soler Roig y su Ford Capri –Àlex ya era piloto oficial de Ford en el europeo- impusieron su ley pese a los esfuerzos de Jorge de Bagration –Alfa Romeo-, que abandonó. La segunda plaza fue para Eladio Doncel sobre el Opel Ascona de la Escudería Repsol y, en tercer lugar, Javier Juncadella –Alfa Romeo GTAm- por delante de Jaime Messía –BMW- y Rafa Barrios –Alfa Romeo GTAm-. Fidel Riba –BMW- ganó en Grupo 1, Jorge Pla –Alpine- en Grupo 4 y Jaime de Augustín –Austin Cooper S- en Grupo II, los turismos preparados más pequeños.

Ésta fue la última edición de este Gran Premio de Granollers, que quizá merecería ser recordado por el actual Circuit con una prueba que llevase su nombre.

 

 

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
14 comentarios
Imagen de telmex

RAYMOND BLANCAFORT como siempre muchas gracias por su tiempo y trabajo para esto artículos que no sabíamos muchos de ellos, Saludos y buen dia

Imagen de Alfavuelve

No recuerdo si Alex llegó a pilotear el March con ala delantera tipo tabla de planchar.......

Imagen de sudden

Efectivamente!! En el 71 para ser más precisos. Y creo que compañero de Peterson, el año en el que el sueco fue subcampeón del mundo, con este mismo coche.
https://www.google.es/search?biw=1280&bih=893&tbm=isch&sa=1&ei=m33vWsBmy...

Imagen de Blacklabelbiko

Jaja que extraño se vé ese alerón delantero!! queda más feo que el halo sin dudas y su función aerodinámica es dudosa.. que interesante.

Imagen de hutzkruffe

Aún así, el 711 fue el predecesor del efecto suelo. Feo pero útil.

Imagen de Alfavuelve

Si quieres ampliar un poco la idea fijate el cambio enorme entre el Mclaren M23 y su predecesor, el M 23 es el primer coche campeón en la historia de Mclaren en F1, la aero estaba en pañales, en la web están las imágenes de estos coches del los primeros años de los 70........

Imagen de Blacklabelbiko

Gracias alfa.

Imagen de Alfavuelve

Es una solución singular en la historia de la F1, en los primeros pasos del desarrollo aerodinámico de los coches, poco se sabia del tema, por eso en un momento dado los coches fueron bastante o muy diferentes en su estética, aparte de imperar mayores libertades en los diseños.......

Imagen de Blacklabelbiko

Claro... un campo casi virgen para explorar e innovar en esos años.. saludos sres. Placer leerlos.

Imagen de Alfavuelve

Muy bueno sudden, gracias!

Imagen de Alfavuelve

Alex Soler Roig, compañero de Peterson en el equipo March de F1 a principios de los 70.....

Imagen de Rep68

Felicidades por el artículo.... cerca de casa... felicidades, se agradecen artículos así, sobre la historia de aquí....

Imagen de sudden

Mi ciudad!! Esto sí que no me lo esperaba! Vaya joya de artículo te has marcado una vez más, señor Blancafort!! Me quito el sombrero.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP