Blog de BoxThisLap

07
Sep
2020

Sir Frank Williams, el último garajista

AmpliarSir Frank WilliamsSir Frank Williams

En clara alusión a la leyenda que supone para muchos Ferrari y que todos quieren uno, se dice que, si le pides a un niño que dibuje un coche, lo pintará de color rojo y que la mayoría prefieren para jugar cochecitos del mismo color. Debo de ser un bicho raro, porque siempre preferí el azul. Así que, llegados los años noventa, que es de cuando puedo datar el inicio de mi afición a la F1 aunque me gustan los coches desde la cuna, me enamoré de aquellos Williams motorizados con los V10 de Renault.

Reconozco que siempre fui algo superficial y lo que más me gustaba era aquella combinación de colores azul, amarillo, blanco y esos toques de color rojo del 'Red Five' o del patrocinio de Canon.

Me encantaba aquella combinación de amarillo Camel con azul Labatt's, que pasaron después a ser el azul y blanco de marcas como Sega o Rothmans, con aquellas líneas rojas y doradas que bordeaban el monoplaza o los pies de Sonic como decoración del lateral del cockpit. Mención aparte merece destacar que al pronunciar Williams-Renault se te llenaba la boca tal como en su día ocurría al pronunciar McLaren-Honda.

Las jugarretas de Michael Schumacher a Damon Hill en Adelaida en 1994 y a Jacques Villeneuve en 1997 en Jerez consiguieron, además de que el Káiser jamás me cayese bien, afianzar la sensación de que estaba del lado de los 'buenos' y que Williams siempre tuviese un rincón en mi corazoncito pese a lo que estaba por venir.

Tras 1997, Renault dejó de motorizar a Williams y fue sustituido por Mecachrome, una especie de lo que hoy llamaríamos 'marca blanca' de Renault. Hablar de Williams-Mecachrome ya no me atraía tanto. Con ellos, el patrocinio de Winfield y el color rojo que tan poco me gustaba. Aquello ya no era lo mismo.

frank_williams_pitlane_2015_soymotor.jpg

Llegarían las vacas flacas, salvo alguna excepción. Con ellas, el aburrimiento que me produjo el dominio de Ferrari y Schumacher a principios de este milenio, que consiguió que dejase un poco de lado mi afición por la F1. Algo muy similar a lo que me ocurre con estos años de dominio de Red Bull o Mercedes. No la retomé con el mismo interés hasta que Renault volvió en 2002 como constructor. Durante esa época fui de cualquiera que venciese a Ferrari y Schumacher. Incluso si era necesario, de la archirrival McLaren, si es que se les puede calificar así respecto a sus compatriotas de Williams. Yo siempre los vi como dos vecinos, compañeros de viaje y negocios, cada uno con su filosofía y estilo pero un mismo objetivo, ambos dignos de mi admiración.

Williams-Renault era la combinación que me enamoró de este deporte y ahora ya no luchaban juntos, así que en mi corazoncito siempre hubo espacio para los dos y, pese a que luego fui más de Renault por razones obvias, Williams siempre ha estado ahí.

La venta y marcha de la familia Williams –en especial la de Sir Frank– del equipo y, por tanto, de la competición me llena de una tristeza difícil de describir. Mucho más de la manera en que se ha producido, de modo que su última carrera ha sido la celebrada este fin de semana en Monza. Queda su legado y su nombre, pero nadie sabe por cuánto tiempo.

Nada será igual, porque se marcha el último de los garajistas, tal y como describía despectivamente Enzo Ferrari a aquellos equipos británicos de la hormada de finales de los 50 e inicios de los 60, que marcaron una nueva forma de construir los monoplazas de Fórmula 1.

Se burlaba porque construían sus coches en pequeños talleres casi de aficionados, donde intentaban mejorar sus monoplazas para derrotar a los dominadores coches rojos. Las siguientes dos décadas fueron las que marcaron el nacimiento y evolución de estos pequeños equipos ingleses que luego serían leyenda, como Brabham o Lotus, y el inicio de lo que acabarían por ser McLaren o Williams.

Con la marcha de Sir Frank Williams y su familia de su propio equipo y de la Fórmula 1 se van los últimos resquicios de una Fórmula 1 que ya no volverá, que hace tiempo que desapareció, un equipo de la vieja escuela, un equipo de nombres, no de marcas, el último garajista. Algo que algunos echamos y echaremos de menos.

Saludos.

Javi C.

frank_williams_tributo_soymotor.jpg

Tributo a Sir Frank Williams en el FW42

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Williams Martini
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
21 comentarios
Imagen de TETE42

Buen articulo. Con la familia Williams se va un poco del antiguo romanticismo de las carreras, pero esperemos que el nombre siga mucho tiempo en f1. Sin duda los colores del Williams renault Rothmans, enamoraban que es un poco después de la época que empecé a ver f1 de pequeño. También por desgracia fue el último equipo del gran Senna. Lo dicho, espero que siga muchos años más el nombre en la f1. Otra cosa que quería comentar es que algún forero, lea un poco más sobre lo que eran los garajistas de la f1, y así evite hacer el ridículo con sus comentarios. Y por último también decir que el odio hacia alguien no es bueno por lo que hace muchos años pasó, si aún siguen en el pasado estáis estancados como personas, no evolucionais,al revés sois más hooligans que amantes de un bonito deporte que poco a poco va perdiendo su esencia, y eso que se va perdiendo la hizo grande, peligrosa, atractiva, soñadora, entusiasta etc,etc......saludos.

Imagen de Alarico

No eres un bicho raro, Javi. Es cierto, a mí de niño me pusieron delante dos bonitos coches de Fórmula 1 metálicos y me dieron a elegir —aún los tengo—. Uno era rojo, un Ferrari; el otro era un Cooper Maserati de color azul. ¿Cuál elegí? Sin dudarlo el Cooper Maserati (los reales solían ser verde). Porque para mí era más bonito el coche y además me gustaba más el color azul. Pero la cosa no acaba ahí. El Ferrari rojo se lo quedó mi hermano mayor, aunque a él no le iba mucho y pronto se lo agenció mi hermano pequeño. ¿Y qué hizo mi hermano pequeño con el Ferrari rojo? A las pocas semanas vi que lo había pintado... ¡de color plateado! Y así sigue a día de hoy.

Imagen de Javi Catalá

¡ Divertida y curiosa anecdota !

Imagen de Alarico

Aclaro. Decía que solían ser verdes, pero esos fueron otros modelos similares de la misma época. Los T81, que es el modelo que tengo y del que hablo, eran azules.

Imagen de Alarico
Imagen de SeiyaSagitario

Espero que su legado se mantenga , el ultimo garajista

Imagen de Alonso7

Brabham , Sauber (Aunque este estaba desarrollado) , Ligier , Prost , Stewart , Arrows , BRM ....
Muchos garajistas que se han ido , esa era la F1 que molaba , ahora es la ley del dinero y poder ..

Imagen de F1trendS

Una etapa de WIlliams que se cierra definitivamente. Este año Mercedes lo superará como la tercera escudería con más victorias en F1 la igualará en títulos de pilotos.

Imagen de GranGuerrero

Amén

Imagen de juanchy

Hola Frank , saludos mios y de Reutemann...

Imagen de Luchodebara

Sir Frank Williams, el último canalla...

Imagen de MCLF1

juanchy...........jajajaja, muy bueno. Yo fan de McLaren desde que comencé a ver carreras allá por el año 1976 (tenía 7 años), y para quien desde Las Vegas 1981 Williams pasó a ser mala palabra, estoy muy contento de que ya no estén en F1. Ahora solo falta que le cambien el nombre.

Imagen de Fast Driver

Jajajajaja..que infantil....Si Williams no hubiera sido tan terco....Honda no se hubiera llevado sus motores a la mierda de mclatas...Que lastima, igual mclatas hubiera desaparecido

Imagen de Fast Driver

No es el último..McLaren. RP, Sauber, AT, tambien lo son.......Incluso, pondría a Mercedes AMG F1 en el grupo

Imagen de lizarbe

Me podrías explicar que es para ti un equipo garagista? Creo que estás muy liado con su significado.

Imagen de Fast Driver

Lo he expuesto claro...Williams, McLaren.etc, etc

Imagen de lizarbe

Pero esos equipos para ti son garagistas por algo, no??

Imagen de Fast Driver

Claro, son equipo independientes compran sus motores

Imagen de Fast Driver

En la F1,. no eres un equipo factory racing , no eres nadie

Imagen de MCLF1

Honda no es más que un proveedor de motores. Cuando quiso ser fabricante fracasó rotundamente, ni siquiera tuvieron la visión de quedarse en el momento que su diseñador (un Inglés que nada tiene que ver con Honda) hizo un coche para ganar.

Imagen de Fast Driver

Otro chiste que ese es muy malo..El equipo es de Honda, igual que sus empleados......Todo lo que allí se diseñaba y fabricaba era propiedad intelectual de Honda......Honda es socio de RBR y AT y los equipos, no pagan sus motores

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP