Blog de Blancafort

27
Sep
2020

Räikkönen iguala hoy los 323 Grandes Premios de Barrichello

AmpliarKimi Räikkönen - SoyMotor.comKimi Räikkönen

Kimi Räikkönen igualará hoy el récord del piloto con más Grandes Premios a sus espaldas. Cerca de cumplir los 41 años, el finlandés participará en la que será su carrera número 323 en la Fórmula 1, igualando una estadística que hasta hoy ostentaba Rubens Barrichello.

Existe una cierta confusión sobre el récord de Kimi. Algunos registros le dan 322 participaciones y otros 321. El motivo de la confusión es Bélgica 2001, donde tuvo una avería en las primeras vueltas, pero hubo una bandera roja que hizo que Dirección de Carrera declarara nulos esos giros y revisara la distancia de la carrera.

"La verdad, no miro los números. Si no me lo llegas a preguntar, ni me hubiera dado cuenta. La verdad, por el momento esto no significa nada… quizás dentro de un tiempo me daré cuenta de ello", contesto Kimi a Gazzetta dello Sport. Curioso que el récord de permanencia vaya a un piloto que detesta el ambiente de la Fórmula 1, pero lo soporta porque el placer de pilotar uno de estos coches lo compensa.

No lo hará de la forma que hubiera deseado no en vano saldrá último en la parrilla. Para algún otro sería un drama, no para Kimi, lacónico siempre pero certero: "si no juntas los tiempos de los tres sectores pasa esto", dijo cuando le preguntaron y explicó que había hecho un trompo.

Hace una década se hubiera dicho que Kimi nunca llegaría a estar en posición de batir. A finales de 2009 Ferrari decidió 'finiquitar' su contrato para dar entrada a Fernando Alonso. Otro quizás hubiera hecho un drama, pero él se dedicó a su otra gran pasión del volante, los rallies; durante dos años, primero con el Citroën Junior Team y después como privado, con su propio equipo, ICE –en clara alusión a la fama de rostro de hielo que tiene en la Fórmula 1– no dudó en afrontar a los ases de la disciplina con toda la voluntad del mundo. Un quinto fue su mejor resultado y acumuló algunas salidas de pista espectaculares. Quizás estaría aún en los rallies o el rallycross si Gerard López no hubiera comprado Renault y lo hubiera llamado para pilotar el rebautizo como Lotus. Y logró una victoria con un equipo privado, lo que le valió el ser llamado de nuevo por Ferrari para que acompañara a Fernando Alonso primero y a Vettel después.

En cualquier caso, sus números están ahí: 21 victorias, 103 podios, 18 poles y un título de campeón del mundo arrebatado a Lewis Hamilton y Fernando Alonso en 2007, cuando el enfrentamiento entre los dos pilotos de McLaren le permitió compensar las deficiencias del Ferrari. ¡El último piloto campeón con los rojos!

Pedro de la Rosa, con convivió con él muchos años en McLaren, admite que Kimi es uno de los pilotos que más siente las sensaciones del coche, que en menos de una vuelta es capaz de decir a los ingenieros como se comporta "pero incapaz de decir lo que puede hacerse para corregirlo. No es mi trabajo sino el de los ingenieros dice".

Me recuerda mucho a Juha Kankkunen, el as de los rallies. Tras cualquier dura jornada de test –que procuraba abreviar para poder jugar unos hoyos de golf antes de que anocheciese– siempre respondía a los ingenieros de Toyota que le preguntaban que elegía entre lo que había probado: "Ponedme lo mismo que ha elegido Sainz". Ni uno ni otro llegan a despeinarse conduciendo. Se fían de su talento y sus trayectorias acostumbran a ser elegantes y milimétricas.

Se casó con Miss Escandinavia, pero se divorció. Actualmente está casado con Minttu Virtanen y tiene dos hijos, Robin y Rianna; Robin comienza a hacer sus pinitos en karting.

Kimi es un piloto atípico. Admite claramente que "le gusta pilotar un Fórmula 1", es lo que ama hacer y seguirá haciéndolo mientras le propongan un volante. Pero a la vez odia todo lo que es el paddock. "Lo único que me gusta es correr. Si fuera por todo lo otro habría dejado la F1 hace mucho tiempo. Hay formas mucho mejores de emplear el tiempo".

En lugar de atender a la prensa, de estar pendiente de rumores, de buscar nuevas cosas, prefiere estar con sus amigos, una fiesta en una sauna y sus chupitos de vodka. En Mónaco 2006 abandonó con el McLaren roto y en lugar de volver al box donde le esperaba Ron Dennis, se fue directamente a al barco que había alquilado para que sus amigos siguieran la carrera y allí lo encontraron las cámaras de TV, en bañador y 'levantando el vidrio' como se dice.

En su garaje tiene coches deportivos, pero para celebrar sus títulos u otras efemérides no ha dudado en 'regalarse' una moto customizada que sería envidia de cualquier 'ángel del infierno'. Ha corrido carreras de moto nieve entre temporada, con seudónimo para no soliviantar a la Fórmula 1… y con sus amigos se hizo popular porque aterrizaron en una celebración disfrazados de osos. Pero quizás es más conocido por el susto que dio en 2008 a los encargados de controlar la seguridad del equipaje de mano: de repente vieron un esqueleto en la pantalla… era Kimi que se había estirado en la cinta adrede.

Lo de Iceman le viene por partida doble. Porque su cara es tan inexpresiva como si estuviera congelada en la mayor parte de ocasiones –incluido un anuncio del Alfa Romeo Stelvio que se ve actualmente en TV–, pero también por su pasión por los helados. En Sepang 2009, con la carrera detenida por la lluvia, las cámaras lo enfocaron tomándose tranquilamente un helado.

Pese a su laconismo, es quien ha pronunciado la más famosa frase de radio oída por los telespectadores. Fue en Abu Dabi, cuando su ingeniero le daba instrucciones y le hablaba de lo que debía hacer. "¡Dejadme en paz! Sé lo que estoy haciendo". Y están esos 16 días que dice no recuerda que pasó, entre el GP de Baréin y el de España de 2012, dando a entender que el vodka fue más poderoso que él y le ‘desinfectó’ de cualquier recuerdo.

Pero Kimi ama el motor. Practica en cuanto puede el motocross –se le ha visto en Holanda como los mejores del mundo– o las carreras de motonieve; ha ayudado a Toni Vilander, su mejor amigo, en su carrera deportiva; si a Vilander, el piloto de GT y que ha sido compañero de Miguel Molina en Estados Unidos. Ha tenido un equipo en el Mundial de Motocross y también tuvo uno de F3, Tripe R, con sus managers, los Robertson, padre e hijo.

Diría que Kimi es uno de los talentos naturales mayores que ha visto la Fórmula 1. Despuntó de forma muy rápida, llegó a la F1 con muchos menos km. En monoplaza que Max Verstappen y tan rápido como el holandés. Peter Sauber lo llamó para un test, impresionado por su actuación en su primea prueba de la F-Renault Europa: ganó las dos carreras e hizo la pole, en la única prueba que hizo; ese mismo año 2000 ganó la F-Renault UK. El año anterior había corrido alguna prueba suelta de F-Ford y la F-Renault de Invierno. En total llevaba 21 carreras y 13 victorias.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de JGon

Kimi Raikkonen, lo mejor de la vieja escuela y lo único que queda de ella. Ahora los pilotos tienen que comportarse como robots.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP