Blog de Blancafort

16
Oct
2020

15 años sin victorias de motores V10: Alonso y Renault cerraron una era

Ampliar15 años sin victorias de motores V10: Alonso y Renault cerraron una era - SoyMotor.comBriatore ayuda a salir a Alonso del Renault R25 en Shanghái

16 de octubre de 2005, hoy hace 20 años. Fernando Alonso ganó el Gran Premio de China, que cerraba la temporada de su primer título –se había proclamado ya campeón en Brasil–, y puso además punto final a la era Schumacher-Ferrari, un lustro de títulos acaparados por el binomio. Pero hay otro detalle digno de recordar de este Gran Premio: fue el final de los motores V10, la añorada era del ruido que tanto echan de menos aún algunos aficionados.

A partir de 2010 los motores abandonaron las reglas de los 3.0 V10 por los 2.4 V8, atmosféricos; los V12 habían desaparecido vía reglamentos al término de 1999. Sólo se hizo una pequeña excepción con el nuevo equipo Toro Rosso para que pudieran seguir usando los V10 3.0 Cosworth. Dietrich Mateschitz había comprado el agonizante Minardi y les dio el chasis Red Bull del año anterior con el mismo motor Cosworth de 2005 porque no había tiempo para más. Estaba claro que el motor Cosworth V10 no iba a ser un problema porque su potencia no superaba y posiblemente no igualaba, pese a su cilindrada, la de los V8 de sus rivales.

La era de los V10 fue la gran era de los motoristas: Ferrari, Mercedes, Renault, Honda, BMW, Toyota… además del Cosworth, no exactamente un privado siempre, ya que Ford había querido que su marca Jaguar estuviera en la Fórmula 1 para resucitarla. Es decir, seis marcas oficiales coincidieron en el tiempo. No todas estuvieron en sus comienzos, es cierto, y no todas completaron las cinco temporadas de vida de las reglas: Peugeot, por ejemplo, abandonó la toalla antes, pero eso fue suficiente para que se considerara la gran era de los motores.

Fue asimismo el último suspiro de los motoristas privados. No sólo Cosworth, sino Mugen, Playlife, Supertec o Petronas. Los Mugen eran Mugen-Honda, la casa japonesa estaba detrás; Supertec y Playlife fueron un 'invento' de Flavio Briatore para mantener vivo el motor V10 Renault, mientras que Petronas era el motor Ferrari rebautizado que usó Sauber. Incluso hubo un V10 que se quedó en las puertas del 2000, el viejo motor Hart que Arrows bautizó con su nombre y se encargó, sobre el papel al menos, de mantener y evolucionar… un motor que permitió a Pedro de la Rosa marcar un punto en su debut en Fórmula 1. Sólo Cosworth fabricaría más adelante un V8 2.4, que usó en aquel proyecto de la FIA de los equipos de 34 millones de euros, con el que nacieron Virgin/Marussia o HRT y que también utilizó Williams.

Hay un mérito en lo logrado por Fernando Alonso y Renault entonces. No sólo ganaron el último Gran Premio de 2005 con el V10 sino también el primero de 2006 con los nuevos 2.4 V8. Es más, Renault y Fernando ganaron ambos títulos.

Es cierto que entre ambos motores, 2.4 V8 y 3.0 V10, había un nexo importante: la misma cilindrada unitaria, 300 centímetros cúbicos por cilindro; quizás ésta fue la razón por la que casi todos los motoristas siguieron en activo. Aunque el recorte de dos cilindros obligaba a replantear muchas cosas: ajustes en el bloque, nuevo estudio de vibraciones, equilibrado y un nuevo cigüeñal; la cámara de combustión los pistones y bielas podían mantenerse y en el paso, la potencia bajó de 900 a 750 caballos.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Renault
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de Feren

Si fue en 2005 no hace 20 años, y los motores v10 no dejaron de usarse en 2010. Hay un lio de años importante

Imagen de F1trendS

Raymond está senil. Sus artículos siempre están llenos de erratas y no solo de datos, sino de coherencia y cohesión sintáctica.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP