Blog de Lobato

06
Jul
2020

La nueva anormalidad de la Fórmula 1

AmpliarLa nueva anormalidad de la Fórmula 1 - SoyMotor.comLa nueva anormalidad de la Fórmula 1

Lo primero de todo es decir que podemos estar de enhorabuena. Independientemente de quien haya ganado o de cómo haya sido la carrera, la noticia es que ha vuelto la Fórmula 1. Tenemos campeonato y vamos a seguir. Esperemos que no se tuerza nada y que nos lo podamos pasar bien. Que vuelva el deporte es útil para subirnos la moral a todos después del túnel oscuro por el que hemos pasado. Mucha gente se ha quedado por el camino, pero tenemos que seguir caminando y volver a encontrarnos con las cosas que hacíamos en el pasado, aunque todavía nos queda bastante trecho.

Jugando con las palabras que se usan con la pandemia, podríamos decir que el titular del GP de Austria es que ha llegado la nueva ‘anormalidad’ a la Fórmula 1. Porque este fin de semana nos hemos salido completamente del guion de los últimos años. Es una nueva Fórmula 1. No han cambiado los nombres, los equipos ni el reglamento, pero sí el rendimiento de algunos y en especial de Ferrari, que ya no está arriba y ha caído a la zona media, abandonando el olimpo de los dioses.

Ferrari ya no está en la batalla con Mercedes y Red Bull, y eso propicia que se abran nuevas oportunidades. Pilotos y equipos que en los últimos años necesitaban una hecatombe para soñar con el podio, ahora ven que todo es relativamente más sencillo. También si le sumas que Red Bull no ha mejorado tanto y que dentro de Red Bull tienes a un piloto muy fuerte como Verstappen, pero también a Albon, que es más vulnerable.

En el podio de Austria han estado Bottas, Leclerc y Norris. Pero con estos podios más ‘baratos’, en cuanto falle uno de los equipos de arriba, en cuanto falle Mercedes o Red Bull, se abrirán plazas para el resto. Esta vez han sido Charles y Lando, pero en la próxima carrera podrían ser Carlos Sainz, Sergio Pérez o Daniel Ricciardo. Con un poco de ayuda, cualquiera puede entrar.

 

La sensación es que antes de este fin de semana todo el mundo se rasgaba las vestiduras, porque Mercedes asustaba y amenazaba con hacer aburrida esta nueva temporada. Pero en verdad Mercedes no ha mejorado tanto, sólo unas tres décimas si miramos los tiempos de la clasificación de 2019. Es una progresión, pero Racing Point ha mejorado nueve décimas y Williams siete. Renault y McLaren, medio segundo. Mercedes se ha quedado un pasito por detrás, también porque, cuanto más arriba estás, más difícil es mejorar. Pero para los alemanes lo mejor no es su progresión, sino que sus rivales no han mejorado. Red Bull ha perdido unas pocas centésimas y Ferrari se ha borrado, perdiendo 0,9 segundos de golpe.

Me voy a detener un momento en el caso de Ferrari. Después de los test ya nos temíamos que podían tener problemas. Durante el confinamiento, tuvieron que cerrar la fábrica más tiempo que el resto y no se escondían de sus dificultades con el coche. Binotto no estaba convencido y el mismo Leclerc decía estar seguro al 99% de que esta temporada tendrían más problemas que en 2019. Les creíamos, pero no nos esperábamos que fueran nueve décimas de segundo más lentos.

Ahí entran en juego una serie de aspectos. Como dijo Seb en pretemporada, el coche tiene mucho drag, es poco eficiente aerodinámicamente. Pero es evidente que el motor ya no es el de antes. Ferrari empezó a perder velocidad a finales del año pasado cuando surgieron sospechas sobre la legalidad de su motor, y esta pretemporada llegó a un acuerdo con la FIA, aunque se optó por mantenerlo confidencial sin concretar qué habían encontrado en su unidad de potencia -poco moderno, democrático y aceptable en el siglo XXI-.

Teníamos muchas sospechas sobre el motor Ferrari, pero ahora ya no. Ferrari ha tenido que quitar algo del coche de 2019, porque han pasado de ser los más rápidos en rectas a ser los más lentos. Pierden en rectas, pero también en curvas medias y rápidas. Les falta velocidad en todos lados y Austria, que es un circuito de motor, expone la falta de potencia. Algo escondían que ahora han quitado y eso les está pasando factura.

El problema de Ferrari no es sólo que son lentos a una vuelta, como vimos el sábado con Vettel fuera de la Q3, sino que también son más lentos en carrera. Pelean con coches de la clase media. Carlos Sainz llegó a meterle el morro a Charles Leclerc. El algodón no engaña: los otros dos coches motorizados por Ferrari también son más lentos que hace un año: Alfa Romeo ha perdido 1,1 segundos y Haas se ha dejado unas siete décimas. No tienen por dónde escaparse. El motor ya no es el que era.

Ferrari traerá una evolución aerodinámica a Hungría, pero no de motor. Quizá esa mejora les sirva para ganar algo de eficiencia, pero tendremos que comprobarlo. Algunos os preguntaréis si es malo que ocurra esto cuando sabemos que el año pasado Carlos Sainz vestirá de rojo… pero creo que es hasta positivo. Llegará un momento en el que Ferrari tendrá que abandonar el SF1000, si se confirma que el proyecto de este año es un desastre. Y entonces tendrán que centrarse en la siguiente temporada, lo cual puede ser bueno para Carlos.

salida-gp-austria-2020-soymotor.jpg

 

La carrera fue tan impresionante que hubo cambios de posición antes incluso de que se diera la salida. Parece que Red Bull será tan beligerante en la pista como fuera de ella, porque este fin de semana se han gastado unos 6.000 euros en protestas contra Mercedes. Primero por el DAS, luego por la investigación de Lewis Hamilton por ignorar banderas amarillas en la Q3 y la posterior revisión. Es curioso que los comisarios de la FIA no tuvieran acceso el sábado a la imagen de 360 grados del coche de Hamilton, porque algunas televisiones sí la teníamos. Esa imagen fue la que Red Bull presentó a dos horas de la carrera para pedir que se sancionara a Hamilton, como efectivamente ocurrió pasando.

Todos fueron muy cordiales en la salida. No hubo toques ni nada. Lástima que nos quedamos con las ganas de ver la batalla entre Bottas y Verstappen, porque el Red Bull iba con una estrategia distinta. Un problema técnico le impidió seguir y ahí la carrera pareció perder pimienta. Luego la batalla fue entre Bottas y Hamilton. He de reconocer que, por un instante, miré a Pedro de la Rosa y Toni Cuquerella en la cabina de la tele y les dije que podía ser una carrera muy aburrida, porque sin Red Bull en la ecuación todo se iba a decidir entre ellos. Pero fue divertido cómo Mercedes trató de calmarles, diciéndoles por radio que la situación de sus coches era crítica para que no siguieran apretando al máximo.

Los coches de seguridad favorecieron a algunos y perjudicaron a otros. A Mercedes, le perjudicaron. Hubo duelos y batallas preciosas. Y también una sanción a Hamilton por ese toque con Albon, que le costó la carrera al Red Bull. Albon debe de tener pesadillas con Hamilton, porque en Brasil 2019 ya le ocurrió algo parecido. Aquí los comisarios le dieron cinco segundos a Hamilton, que no me parece mal, aunque si analizas la imagen ves que tampoco tenía mucho sitio a donde ir porque ya había girado al máximo el volante. En todo caso, una faena para Albon, que podría haber ganado. Luego vimos los duelos de Pérez, que puso los medios tras el primer coche de seguridad. Creo que era una buena estrategia, pero los otros Safety-Cars le comprometieron mucho. Se quedó a los pies de los caballos y encima recibió cinco segundos por un exceso de velocidad en boxes.

Carlos acarició el podio. Lo vimos en su duelo con Norris, rueda a rueda a pocas vueltas del final. El problema, sin embargo, es que Norris ya le había ganado la partida en la clasificación del sábado y había ido por delante en todo momento durante la carrera, de modo que las decisiones estratégicas favorecían al inglés. Carlos decidió no entrar cuando el segundo coche de seguridad para evitar un doble pit-stop, y aunque no fue muy significativo, siempre tuvo más complicaciones que Norris para gestionar la carrera. Pero estuvo muy justo. Hubo un momento en el que Carlos casi se puso por delante. Norris hizo un carrerón y se llevó el gato al agua. Lando tercero y Carlos, quinto. McLaren va bien. Grandes esperanzas para esta temporada, para intentar meterse en el podio en alguna ocasión más, para divertirse y hacérselo pasar mal a los que antes estaban arriba.

sainz-vettel-austria-soymotor.jpg

 

Y entre esos nobles venidos a menos, el de Ferrari es el caso más sorprendente. Ha sido un mal fin de semana, arreglado al final con ese segundo puesto de Leclerc, que fue mucho más que salvar la situación. Ahora Leclerc va segundo en el Mundial y Ferrari tiene unos puntos muy importantes en una carrera en la que iba a la defensiva. Hay que admitir que Charles ha hecho una gran carrera. Subo navegar en la tormenta y zafarse de los ataques de Carlos y Lando, y aferrarse a un segundo puesto que vale a gloria. Leclerc uno, Vettel cero. Se ha dicho que Vettel iría a muerte este año, que iba a ser su año sin la presión, pero Charles le ha doblegado en clasificación y ha conseguido los puntos en carrera. En Italia, hoy todos alaban a Charles y critican los tropiezos de Sebastian.

¿Y qué hay de Bottas? El problema de Valtteri es que lo hace todo bastante bien -este fin de semana, todo bien-, pero pasa inadvertido. Estuvo muy listo. En los entrenamientos estaba por detrás de Hamilton, pero supe ganarle en la clasificación. Y en carrera no cometió ni un solo error. Quizá el único fallo fue de Mercedes, que tendría que haberlos hecho entraren el segundo coche de seguridad porque tenían espacio para hacerlo, en vez de comprometerlos con neumáticos duros usados ante una jauría de coches con medios nuevos. Veremos si Valtteri puede mantener esa tendencia, porque la esperanza es que le pueda complicar las cosas a Hamilton y que también tangamos batalla ahí arriba.

Tengo muchas ganas de que venga el próximo Gran Premio, que será este fin de semana en el mismo circuito, pero ahora se llamará GP de Estiria. Seguro que los equipos han aprendido algo. Seguro que han aprendido que Austria sigue siendo un circuito tremendamente dañino para las mecánicas, que cabalgar por encima de los pianos es muy malo para todos y que es mejor evitarlo en la medida de lo posible. Pero creo que promete espectáculo, la carrera de este domingo. Disfrutemos de esta Fórmula 1, que ya está de vuelta.

austria-podio-soymotor.jpg

 

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
6 comentarios
Imagen de @ljamapa

Sr. Lobato lo ha vuelto hacer.
Es verdad que en este artículo ha rectificado y ha acabado por reconocer que Norris tenía preferencia sobre Carlos por haber clasificado mejor el sábado, pero es que el Domingo, en plena retrasmisión, Vd. estaba pidiendo que McLaren apartase a Lando del camino de Saiz. La primera carrera de la temporada y Vd. ya está así.
Créame que yo tengo tantas ganas como Vd. de que Saiz haga cosas grandes en la F1, pero las tiene que hacer como las hacen Verstapen y Lecrec o como hizo Alonso en su día, ganando y metiendo las rodillas en el fango. Si Carlos Saiz no es capaz de ganar las batallas contra Lando Noris ¿Qué cree que le espera el año que viene en Ferrari con Lecrec como compañero? ¿Tendremos que soportar de su parte esta cantinela durante toda la temporada 2021?

Si me lo permite, le pediría menos fanatismo y más periodismo del bueno. Se lo pido con la certeza de que Vd. es capaz de hacerlo.

Imagen de SeiyaSagitario

Pues esto es muy 2014
- Mercedes lider claro primer equipo
- RB Honda atras como segundo equipo
- Mclaren, Racing Point, Ferrari luchando por ser el tercer equipo en una clase media alta.
- Renault y Alpha Tauri un poco mas atras en clase media
- Alfa Romeo y Haas en cola
- Williams ultimo pero mas cerca que otros años

Imagen de F1trendS

A mi me parece que esta F1 2020 es un remake de 2014, con los 2 mercedes en otra galaxia, los RBR claramente por detrás y no muy por delante de un batiburrillo de 4 equipos (RP, McL, Fer, Ren) que aspiran a subir al podio. En su día curiosamente estos equipos eran Williams, McL, Ferrari y Force India. Y luego ya una clara clase media baja.

Imagen de Nardi

Por fin estamos de vuelta, ya era hora. Año 2020 para olvidar, pero no del todo, un bichito muy pequeño nos puso en nuestro sitio.

Imagen de KIMI

Solo permíteme una correrción: los que más mejoraron fueron Renault y Mclaren. No digas que Racing Point mejoró 0,9s cuando simplemente es el Mercedes del año pasado. Comprar el mejor coche del año pasado, yo no lo llamaría mejorar.

Imagen de petruz

EXCELENTE RESUMEN

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP