Blog de Blancafort

09
Feb
2018

El ganador del Dakar es...¡Marc Coma!

AmpliarMarc Coma - SoyMotor.comMarc Coma

Hace ya tres semanas que acabó el Dakar, el más duro de la historia sudamericana, el más 'dakariano' y con victoria española, la de Carlos Sainz, pero hay otro 'ganador' de la prueba: Marc Coma.

Marc Coma tiene cinco victorias en moto en el Dakar. Pero este enero, tras finalizar la prueba en la localidad argentina de Córdoba, obtuvo una sexta en la legendaria prueba-aventura.

No, no subió al podio como ganador. De hecho, no ha corrido el Dakar y por tanto el piloto de Aviá no figura en ninguna clasificación de la carrera, ni lo hizo en la lista de inscritos, pero continúo diciendo que ganó al Dakar.

Me explicaré. El Dakar no es sólo una carrera, es un reto, una filosofía. Para la mayor parte de los participantes que tomaron la salida en Lima el objetivo no era ni victoria, ni podio, ni el top diez o top 20. Para todos ellos, el triunfo era acabar la carrera. Porque el Dakar es, ante todo, una carrera contra uno mismo, contra un terreno hostil, contra unas condiciones adversas. 

Su creador, Thierry Sabine, acuñó dos frases célebres, que representan de forma magnífica el espíritu de la carrera, su filosofía, el reto extremo para los participantes: "Aquí se viene a sufrir" y "C'est l'Afrique, patrón!". Pero estas frases ha quedado un poco anticuadas, más respondiendo a una épica mítica, que a la realidad, desde el Dakar no se corre en África…aunque el 'problema' ya había comenzado antes, cuando en las últimas ediciones africanas, marcadas por los problemas geopolíticos, el Dakar había perdido algo de su esencia. De año en año se decía que el recorrido de la próxima edición iba a recuperar el 'espíritu dakariano', que esta vez sí…pero la realidad es que esa recuperación era parcial y mitigada en el mayor de los casos.

Pero este año, Coma lo ha conseguido. Ha recuperado el espíritu de los 'dakarianos'. Tras retirarse como piloto, el catalán es responsable del recorrido de la prueba, aunque para la edición de 2017 no tuvo tiempo de alterar un recorrido ya básicamente definido. Pero Coma ha cumplido este año con el reto que aceptó, volver a los orígenes y éste ha sido un gran triunfo, su gran victoria.

De nuevo la arena y la orientación posiblemente el prohibir en el último momento los mapas ayudó han marcado la ley. Los golpes de teatro han sido continuos. La primera semana, las dunas peruanas el calor hacía que la arena fuera poco consistente, muy espumosa, una trampa para las cuatro ruedas hicieron una criba increíble entre los coches. Bolivia, con su meteorología adversa, no 'dulcificó' la tarea. Y ya entrados en Argentina, las pistas más duras hicieron que las motos sufrieran en la arena las caídas sólo pasan factura limitada y entre los coches, los que quisieron remontar posiciones, pagaron cara su osadía.

El podio habla por sí solo. Los cuatro primeros del Dakar suman la friolera de ¡199 años! Una media de 50 'tacos' por barba. La experiencia es un grado. No cuenta tanto la rapidez como el no cometer errores, arriesgar lo justo. Y ganó el que mejor aplicó la táctica de Juan Manuel Fangio, esa que Nasser parece desconocer o ignorar: "hay que ganar corriendo lo menos posible", es decir arriesgando lo justo e imprescindible.

Coma ha sabido combinar el terreno, para que la prueba sea impredecible y que desde el primer momento se entrara en materia, a diferencia de otros Dakar sudamericanos. La primera parte de este año debía definir buena parte de la suerte final. Como algunos Dakar africanos, los que comenzaran por la frontera de Argelia y Libia, que provocaron una criba sin igual, en sólo tres jornadas.

La factura fue muy dura para los coches. Nani Roma y Mikko Hirvonen quedaron descartados a las primeras de cambio. También Despres, Al Attiyah, Orly Terranova y De Villiers. Peterhansel erró y Sainz, que parecía medio descartado tras los dos primeros días, se fue hacía la victoria, sin correr. Su amplio margen le permitió gestionar las últimas etapas pese a que, como dijo Lucas Cruz, "Carlos no sabe ir despacio". De todos los favoritos que llegaron a la meta ha sido el que menos etapas ha ganado…. pero siempre ha estado ahí.

Marc, has puesto muy alto el listón. Pero como gran deportista y competidor, los retos están para superarlos; los récords, para ser batidos. Y seguro que Coma, aunque quiera tomarse un respiro, ya está pensando en ello y tiene alguna idea al respecto.

Lo dicho. El ganador es... ¡Marc Coma!

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP