Jeep

¿QUIÉN ES JEEP?

Jeep es una marca estadounidense centrada en la fabricación de automóviles con tracción a las cuatro ruedas y formato de todoterreno. Actualmente pertenecen al conglomerado empresarial de Stellantis.

Su fama de automóviles robustos, duraderos y capaces viene de la Segunda Guerra Mundial, cuando apareció el Willys, el primer Jeep de todos. Desde entonces su legión de seguidores ha crecido por todo el mundo hasta el punto de ser una referencia a día de hoy, tanto por sus capacidades fuera del asfalto, como por posicionamiento social.

Además fue una de las primeras marcas en apostar por el concepto de SUV, en el que un todoterreno tenía más usos que el profesional; vendiéndose así como un coche recreativo y familiar. El primero de los automóviles salido de la casa de Toledo –Ohio– fue el Jeep Wagoneer. Posteriormente llegaría el Jeep Cherokee, el primer 4x4 con carrocería autoportante del fabricante, que acercaba el concepto al público genérico.

Actualmente la gama de producto para España y casi toda Europa está compuesta por los siguientes modelos: Renegade, Compass, Wrangler, Gladiator y Grand Cherokee. Como novedad, en 2023 llega el Jeep Avenger, un todocamino de tamaño compacto que tendrá una variante 100% eléctrica. El popular Jeep Cherokee, sin embargo, ha salido del catálogo, al menos para nuestro país.

Adicionalmente en Estados Unidos se vende un modelo a mayores, conocido como Jeep Wagoneer con dos batallas diferentes.

HISTORIA DE JEEP

Sin extenderse mucho, el nacimiento de la marca Jeep se debe a otra empresa previa, conocida como Willys-Overland Motors. Fundada en 1908 por el industrial John Willys, la firma, dedicada inicialmente a fabricar automóviles de turismo; cobró gran relevancia cuando, en 1941, gana el concurso para fabricar los vehículos multipropósito del ejército de Estados Unidos para la Segunda Guerra Mundial. Habrá que esperar hasta el 13 de junio de 1950 para que Willys-Overland registre la marca comercial de manera internacional.

Apenas tres años después, en 1953 es adquirida por Kaiser Motors y, en 1970, por la American Motor AMC. A principios de los 80 sería adquirida por Renault e incluso, los primeros Jeep Cherokee llegarán a España con el mismo motor diesel que el Renault 19.

En 1987 fue adquirida por Chrysler Corporation y sucesivamente por FCA, hasta llegar a Stellantis.

 

¿DE DÓNDE VIENE EL NOMBRE DE JEEP?

Así como el origen de algunos nombres tienen una historia clara, el caso de Jeep no es exactamente así. Actualmente existen dos teorías muy concretas de su procedencia:

  • La primera de ellas apela directamente a la fonética inglesa de las siglas GP "yi-pi", de General Purpose; que fue la denominación original del proyecto del que nace el Willys MB.
  • La otra posibilidad está arraigada en la cultura popular estadounidense. Durante los años 40, periodo en el que transcurre la guerra, las tiras cómicas de Popeye se hacen muy populares y en las cuales, al marino lo acompaña, de vez en cuando, una curiosa mascota llamada Eugene the Jeep. Este animal, con poderes mágicos, salía airoso de situaciones complicadas al tiempo que emitía un sonido similar a la frase "Jeep, Jeep". Estas cualidades fueron comparadas con las capacidades resolutivas del todoterreno. La fama de esta teoría se hizo tan popular que la propia firma sacó varios anuncios con el citado animal pilotando el coche.

De lo que no cabe duda alguna, es que Jeep no es sólo el nombre de una marca de coches, sino que para muchos es la forma genérica de referirse a un todoterreno, trascendiendo así más allá de ser una denominación comercial.


JEEP WILLYS: FORJADO AL CALOR DE LA BATALLA

Nunca el nacimiento y éxito de una marca estuvo tan ligado a un conflicto bélico como lo fue el Jeep Willys. En febrero de 1940, el gobierno federal de Estados Unidos saca a la luz pública un concurso bajo el nombre en clave Prototipo GP –General Purpose– para fabricar un vehículo con unas especificaciones muy concretas: brindar a las tropas estadounidenses un medio de movilidad ligero, que tuviese la capacidad de servir como vehículo de pasajeros o de carga, tracción a las cuatro ruedas, superar los 80 kilómetros/hora y no pesar más de una tonelada. A este llamamiento sólo se presentan tres fabricantes American Bantam, Willys-Overland Motors y Ford Motor Company.

Inicialmente, la propuesta que más se ajusta a los requerimientos del ejército es la de American Bantam, pero debido a los altos costes de producción de su proyecto, el gobierno federal pide a Willys y a Ford que sigan con el desarrollo de sus prototipos. En una maniobra ávida del jefe de diseño de la Willys, Gene Rice; regresa a la fábrica con toda la información positiva recabada del Bantam. Así, el 11 de noviembre de 1940 se presentan dos prototipos, uno de tracción total conectable y otro permanente. Fue ésta última la que convence al ejército de Estados Unidos que decide darle todos los planos e información del Bantam para comenzar su producción.

Tras un pedido inicial de 1.500 unidades a cada fabricante, el Willys se convierte en estándar de producción y es el ganador de este concurso. En julio de 1941 reciben un pedido de 16.000 unidades y comienza la producción del Willys MB. Sin embargo, la baja capacidad de producción de la compañía hace que parte de la fabricación salga de la línea de montaje de Ford, con un gemelo denominado Ford GPW. Por su parte Bantam queda relegada a la producción de tráileres y carros de remolque.

El general George C. Marshall definió al Jeep como "la mayor contribución a los Estados Unidos de América en las operaciones de guerra modernas" ya que participó en todas las campañas como vehículo artillado, de reconocimiento, ambulancia, camioneta, limusina para el frente, transporte de municiones, máquina para el tendido de alambres y taxi.

 

JEEP WRANGLER: ICONO POP GRACIAS A JURASSIC PARK

El mundo del cine y de los automóviles ha estado muy unido desde sus comienzos y la historia ha demostrado que, en algunos casos, la fama de los coches trasciende al de la propia película. En este caso en concreto, tanto Parque Jurásico, el filme de Steven Spielberg –basado en la novela de Michael Chrichton–; como los Jeep Wrangler que aparecen en la cinta, se han convertido en dos iconos pop de la cultura de los años 90.

Utilizados para el transporte de personal y como vehículos de acción rápida, todas las unidades presentes son modelos Jeep Wrangler YJ Sahara de 1992, pintados en color Sand Beige y al que, por encima se le añade un color rojo –también a las llantas– y los distintivos del famoso parque. La tapicería de tejido vaquero y las puertas de tipo safari completan un look muy característico.

Mecánicamente todas las unidades utilizaban un propulsor de gasolina de seis cilindros en línea y cuatro litros que desarrollaba una potencia de 190 caballos e iba asociado a un cambio manual de cinco velocidades.

A lo largo de la película se pueden ver un total de cuatro unidades diferentes y se hace mención a una quinta:

  • Jeep 10: Utilizado por Ellie y Robert Muldoon para rescatar a Ian Malcolm y, posteriormente, por John Hammond para recoger a Grant, Ellie y sus nietos Tim y Lex.
  • Jeep 12: Es la unidad que se lleva Dennis Nedry una vez sustraídos los embriones y con la que pretende llegar al puerto.
  • Jeep 14: Mencionado durante la película, pero sin especificar el número, Gerry Harding, el veterinario, tiene a su disposición una unidad. En Jurassic Park: The Game se revela que es ésta y que es destruida por un Triceratops.
  • Jeep 18: Es el empleado al comienzo de la película y en el que van montados Alan Grant, Ellie Sattler e Ian Malcolm para el primer tour por el parque. 
  • Jeep 29: Hammond y Donald Gennaro van montados en esta unidad en esa misma primera visita.

Como dato curioso y en un claro guiño a los fans de la cinta original, en la película Jurassic World de 2015 vuelven a aparecer dos de estas unidades, concretamente la número 18 y la 29. La primera de ellas la utilizan Owen Grady y Claire Dearin para esconderse del Indominus Rex; mientras que el segundo es reparado por Zach y Gray Mitchell para llegar al centro de visitantes de Jurassic World.

Otras unidades de Jeep Wrangler se han utilizado en cintas posteriores:

En El Mundo Perdido, segundo filme de la saga; los cazadores de InGen en Isla Sorna emplean varias unidades altamente modificadas para capturar a los dinosaurios.

 El cierre de la saga, que recibe el título de Jurassic World Dominion, junta de nuevo a todos los actores principales de las dos trilogías y a un tercer invitado; la última generación del Jeep Wrangler en dos configuraciones diferentes: Unlimited –variante de cinco puertas– y Gladiator –pick-up–.


VIASA: LA MARCA ESPAÑOLA QUE FABRICÓ JEEP BAJO LICENCIA

La historia de Jeep es realmente curiosa y es que su sede está en Toledo, pero no en la ciudad castellano-manchega, sino en Ohio –Estados Unidos–. Sin embargo, a principios de los 60 la firma norteamericana llegó a un acuerdo con una empresa zaragozana, llamada Viasa –Vehículos Industriales y Agrícolas Sociedad Anónima– para producir los Jeep Willys CJ-3 bajo licencia. Tan fructífero fue el acuerdo que incluso se creó un modelo propio.

La historia arranca a finales de los años 50 cuando se funda la citada empresa Viasa cerca de la Estación de Zaragoza-Portillo, para construir maquinaria agrícola y vehículos Jeep bajo licencia Willys Overland. Todo el utillaje será obtenido de la empresa Hotchkiss.

Si bien el inicio de la producción en serie tuvo lugar en 1960, hasta 1963 se compaginó con la fabricación de tractores de la marca Fiat, también bajo licencia. Las primeras unidades del CJ-3 aún utilizaban componentes llegados de Estados Unidos, pero a partir de la unidad 200, los Willys-Viasa –primera denominación comercial– fue nacional. Mecánicamente empleaban un motor de gasolina Go Devil, con válvulas laterales; que fueron a parar al ejército español, el cual no tardó en homologarlo como vehículo de 1/4 de tonelada de carga.

Como hiciera la casa matriz en Estados Unidos, Viasa pronto se da cuenta de la necesidad de expandir este vehículo al mercado civil y para ello recurre a Perkins, el cual les proporcionará un motor Diesel de 51 caballos, que será sustituido por un motor Barreiros, a partir de 1961. Además de la variante corta CJ-3, Viasa saca al mercado el CJ-6, una variante alargada que no contaba con un equivalente en el mercado americano.

Para 1963 se producen dos cambios importantes en la compañía: El primero es el cambio de denominación, que pasa de Willys-Viasa a Jeep-Viasa. El segundo y más importante es la aparición de un nuevo modelo, llamado Jeep-Viasa SV. Éste era un furgón de cabina adelantada, con el motor situado en posición central, desarrollado íntegramente por ingenieros de Viasa y que utilizaba una configuración clásica de chasis independiente con suspensiones de doble eje rígido con ballestas. Estaba disponible con cuatro tipos de carrocería diferentes:

  • Furgón: podía alojar a conductor y dos pasajeros y poseía un volumen de carga de seis metros cúbicos.
  • Toledo: tenía capacidad para nueve ocupantes y podía cargar 300 kilogramos. Estaba pensaba como un microbús y estaba completamente acristalada.
  • Dúplex: transportaba un máximo de cinco ocupantes, distribuido en una cabina doble además de alojar hasta 750 kilogramos de carga
  • Campeador: pensado como una especie de lo que hoy sería un camión ligero, ofrecía una cabina simple con capacidad para tres ocupantes y una caja trasera que cargaba 1.200 kilos.

Inicialmente montaba un motor de cuatro cilindros Perkins de 63 caballos asociado a una caja de cambios de tres velocidades y una reductora. A partir de 1974 se incrementa la potencia hasta los 71 caballos y la caja de cambios se sustituye por una de cuatro relaciones y reductora. En total se llegarás a vender unas 8.000 unidades, antes del cese de su producción, en 1980.

Apenas cinco años después, en 1968, se produciría otro gran hito en la historia de la marca española, con la llegada del Jeep Comando. El modelo original del que partía, el Jeepster Commando; apareció en Estados Unidos apenas un año antes, en 1967. En ambos casos la configuración de chasis era idéntica, dos ejes rígidos con ballestas, tracción trasera o total con reductora; 4,27 metros de largo y tres tipos de carrocería –sin techo, con techo de lona o con techo metálico–. En España estuvo a la venta con dos motores diferentes, un Diesel, firmado por Barreiros, de dos litros y 65 caballos y el Hurricane F-4 de gasolina de 2.2 litros y 72 caballos, procedente de norteamérica. El Comando contaba con la particularidad de tener sólo dos puertas y alojar a seis pasajeros –tres delante y tres detrás–. Además fue de los primeros en coquetear, de manera muy incipiente, con el concepto de los SUV, ya que en la publicidad de la época se lo definía como el primer vehículo pensado tanto para tareas de campo como para lucirlo en la ciudad, como automóvil más de lujo.

A principios de los años 70, gracias al relativo éxito de sus primeros modelos, Viasa trabaja en una serie de prototipos que completen la gama, pero que jamás llegarán a la línea de producción: El primero fue el CJ-35, una evolución del CJ-3 que tomaba las líneas del CJ-5 americano. El segundo, el CJ-65 era una modificación del CJ-6, similar al CJ-8 a la venta en Estados Unidos. El último fue desarrollado para homologarlo como coche para el ejército español, pero tampoco prosperó. Se trataba de un CJ-6 con cambios en frontal y las aletas.

En 1974, Viasa suscribe un acuerdo con Motor Ibérica –una de las empresas españolas con más experiencia en la producción de automóviles– para la distribución de los productos Jeep. Ebro, su marca más reconocida, gozaba de un sólido prestigio en la fabricación de vehículos industriales y agrícolas y disponía de una red comercial más extensa que la de Viasa. Con este acuerdo los automóviles producidos pasan a llamarse Jeep-Ebro y Jeep-Avia. También cambia la denominación de los modelos: los CJ-3 y CJ-6 son ahora Bravo y Bravo L; mientras que el Jeep SV, recibe el nombre genérico de Campeador. El acuerdo con Motor Ibérica trajo consigo la desaparición de los motores Barreiros de la gama Jeep y su sustitución por mecánicas Perkins, cuya filial española también controlaban.

A finales de 1978 llegó una evolución del Comando, el HD –Heavy Duty– que utilizaba un motor Perkins de 71 caballos y tenía modificaciones en el chasis, la transmisión, la dirección y leves cambios exteriores. Doce meses después aparecerá el último miembro de la gama, el Jeep Comando HDI que aumentaba la capacidad de carga gracias a un techo sobreelevado de fibra y a una modificación de la zaga. Éste era capaz de cargar hasta 750 kilos y llevar hasta nueve personas.

Como parte de una maniobra comercial, en 1979, Motor Ibérica pone en marcha una competición monomarca llamada Copa de España de Jeep Cross que consistía en una mezcla de raid y trialeras, de unos 100 kilómetros de distancia y en los que participaban los CJ-Bravo y los Comando –primero todos en una sola categoría y después separados–. Ilustres dakarianos como Miguel Prieto o José Luis Juvanteny se foguearon en estas pruebas.

Con la llegada de la década de los 80, Motor Ibérica cierra un acuerdo con Nissan para fabricar y vender sus modelos en el Viejo Continente. Así, en 1983 comienzan la fabricación y distribución del Nissan Patrol, tras la compra de un gran paquete accionarial. Será a través de la marca Ebro que se distribuyan las primeras unidades. La aparición de este modelo perjudicó al Comando y al resto de la gama de vehículos Ebro, ya muy desfasados tecnológicamente y en diseño.

Poco después desaparecerán todos del catálogo.

Últimos vídeos
Te puede interesar
ola-kallenius-coche-electrico-soymotor.jpg
Coches

Mercedes-Benz admite que hubo demasiado optimismo con los coches eléctricos

Mercedes-Benz enfría las expectativas sobre el coche eléctrico, a pesar de que desde 2021 ha sostenido que su intención es que su gama sea única y exclusivamente eléctrica a partir del año 2030. El director ejecutivo de la marca es la última personalidad del sector en asumir que la demanda por estos vehículos no avanza al ritmo esperado.

3
22 Feb 2024 - 13:10
Carlos Sainz tras la clasificación del GP de Baréin
F1

Sainz pronostica "una carrera movida" en Baréin: "Hay que pelear por ese podio"

Carlos Sainz saldrá en cuarta posición en el Gran Premio de Baréin. El piloto de Ferrari sabe que el objetivo principal es quedar entre los tres primeros, sobre todo después de que un Mercedes –el de George Russell– se haya 'colado' entre él y su compañero de equipo, Charles Leclerc. "Hay que ir a por todas para pelear ese podio", ha apuntado el madrileño. 

3
01 Mar 2024 - 19:27