CURIOSIDAD

Almas de Fénix: oda a los coches que renacieron de sus cenizas

Repasamos la historia de los modelos que, tras años desaparecidos, han resurgido

La 'recuperación nominal' es cada vez más común en el marketing de automoción

AmpliarAlmas de fénix, coches renacidos - SoyMotor.comAlmas de fénix, coches renacidos - SoyMotor.com

Hacer desaparecer un modelo que tuvo éxito en el pasado es, en diversas ocasiones, construir un argumento de comercialización en el futuro. Desde que Volkswagen se atreviese a resucitar al Beetle o BMW al Mini con motivo del inicio del nuevo milenio, no son pocas las marcas que, a lo largo de estos últimos 17 años, se han aventurado a revivir algunos de sus más míticos modelos con, casi siempre, un éxito descomunal.

Si no, que le pregunten a Fiat cómo le ha ido desde que decidiese renacer al pequeño Cinquecento en 2007: le ha salvado económicamente en más de una ocasión. Además, este urbanita le serviría un año más tarde como 'excusa' para hacer resurgir su filial –y laboratorio– de competición, Abarth, que ya cuenta con 3 modelos en su gama, alguno de ellos entre los que más crece en ventas de toda Europa.

196cdx8glihpvjpg.jpg

Hace no mucho, la firma italiana decidió repetir este experimento con el 124 Spider. Todavía hoy es pronto para juzgar si se trata de un triunfo o de un desengaño, pero es de esperar que, en el medio plazo, sea un modelo que cause cierto impacto, especialmente debido a las características que lo hacen único, pues son pocos los descapotables económicos que combinan la tradición y los rasgos de un mito italiano con la tecnología y la deportividad de una leyenda japonesa: el Mazda MX-5 en el que fundamenta.

También en el grupo neerlandés FCA encontramos claros ejemplos de 'recuperación nominal', tales como los Alfa Romeo Giulietta y Giulia, seudónimos de modelos legendarios que ahora provocan chiribitas en los ojos de los amantes del motor al ver cómo solidifica el ambicioso proyecto de reconstrucción ideado por Reid Bigland –CEO de Alfa– y Sergio Marchionne –presidente de FCA Group– para una firma que, como Lancia, ya se daba por muerta –de no haber desaparecido, el modelo Delta podría ser otro ejemplo–.

alfa-romeo-giulietta-sprint-old-and-new-1280x816.jpg

En la línea de estos avances y de los resultados de estos dos nuevos modelos con antiguos títulos –al menos, aceptables–, en Italia ya repica el nombre del Alfetta, un coche que tuvo su momento de gloria entre los años 70 y 80 y que, quizás en 2019, se convierta en el hermano mayor del Giulia, es decir, en una berlina del segmento E o incluso hay quien habla del F –más de 5 metros de largo–.

Pero no todo acaba en Milán. Al norte de Francia, en Dieppe, Renault ha pasado más de seis años proyectando minuciosamente el nuevo Alpine, una verdadera apología al automóvil y al placer de conducir. Como recordaréis, el lanzamiento del modelo definitivo tuvo lugar a finales del año pasado y cuenta con un motor tetracilíndrico de nueva arquitectura, en posición central, con 252 caballos de potencia máxima y diseñado especialmente para este deportivo tan vintage como bello y elegante.

tklxhwmqoajp6dwyocrx.jpg

Fuera del viejo continente, hace apenas tres años y en Detroit –Estados Unidos–, Ford presentaba durante el NAIAS la evolución del GT, uno de los pocos superdeportivos americanos sin aspecto 'muscle car' que obtuvo su merecida fama tras ganar las 24 horas de Le Mans en 1966 –por aquel entonces, denominado GT40–.

Lo cierto es que Ford ya fabricó un GT moderno entre los años 2003 y 2006, de los que agotó todas sus unidades casi antes de salir a la venta, algo en común con el actual GT, del cual se fabricarán 1.000 ejemplares antes de 2020 –llegó a tener más de 6.500 reservas–. Este bólido tiene un motor más potente pero pequeño y mucha más fibra de carbono y aluminio en su carrocería, lo que se ve reflejado en su eficiencia y rendimiento.

ford-will-return-to-le-mans-in-2016-with-a-new-gt-race-car-e1454594985787-800x414.jpg

Ford Motor Company, en teoría, también ha presentado hace relativamente poco tiempo un proyecto a General Motors para volver a producir en colaboración con GMC el famoso Bronco, la camioneta yanqui por excelencia que dejó de fabricarse allá por 1996 después de 30 años de absoluto dominio del mercado de 'todoterrenos deportivos'. El nuevo es probable que equipe un motor V6 Ecoboost de 330 caballos.

En cuanto a los fabricantes asiáticos, concretamente japoneses, hace un par de veranos vimos cómo el mismísimo Fernando Alonso presentaba en Estoril el Honda NSX 2016, mismo modelo que inauguró el brasileño Ayrton Senna en ese mismo circuito hace ya 26 años. El principal contraste, como no podía ser de otra forma, es tecnológico y de rendimiento. Se trata de una flecha híbrida de casi 600 caballos y capaz de alcanzar 310 kilómetros por hora, eso sí, con un toque bastante retro.

uvyvxuq_0.jpg

Poco tardó Toyota, la homóloga nipona de Honda, en dar a entender que, de cara a este mismo año, también podría hacer regresar de sus memorias al prodigioso Supra, modelo que muchos recordaremos por haber ganado la All Japan GT Championship con Tachi Oiwa Motor Sport o por aparecer en absolutamente todos los videojuegos de tuning y carreras callejeras de principios de siglo. Otro coche de fábula.

En definitiva, la propensión mercadotécnica de hacer resurgir de entre sus cenizas a vehículos que se creían de otra época, cuales aves Fénix, parece imparable. Se trata de una herramienta de marketing que tiene como objetivo promover la nostalgia y convencer de que no sólo se recupera un nombre, sino una leyenda y una filosofía. Habrá quién se levante apesadumbrado por la falta de originalidad de determinadas compañías del sector por este motivo, pero ¿para qué cambiar algo que ya funcionó y que no tiene fecha de caducidad?

will-the-new-toyota-supra-actually-get-a-twin-turbo-lexus-v6.jpg

Toyota FT-1 Concept - Prototipo precursor del Supra 2018

Dada la escasa popularidad del Seat Mii durante estos últimos años –único vehículo de la firma española en el segmento A–, quizás no quede tan lejos la idea de volver a ver un nuevo 600, el automóvil que puso a nuestro país sobre ruedas. Quién sabe…

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de hutzkruffe
No olvidéis al nuevo Mustang de Ford. Mucho aire a 1966.
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top