GP de Francia F1 2018
Pruebas SOYMOTOR.COM

Prueba Mazda MX-5 RF: el mito está más vivo que nunca

AmpliarPrueba Mazda MX-5 RF 2017 -SoyMotorEl Mazda MX-5 RF ofrece una configuración targa al plegar el techo duro

Por primera vez probábamos en SoyMotor.com un coche del fabricante de Hiroshima y no ha podido ser mejor estreno ya que Mazda nos ha cedido una unidad del nuevo MX-5 RF, la variante de techo duro reinterpretada, ahora con una carrocería targa que supone la gran novedad de la gama del roadster japonés.

Por si fuera poco, también ponemos a prueba por primera vez la cuarta y última generación del roadster más exitoso de la historia. El mito MX-5 Miata está más vivo que nunca gracias a una reinterpretación de su esencia, en una búsqueda ejemplar por volver a los orígenes y valores que cautivaron al mundo allá por 1989, cuando fue presentada la primera generación –NA–.

mazda_mx_5_rf_soymotor_galeria_0.jpg

Galería de fotos del Mazda MX-5 RF 2017

Por tanto, tenemos una semana muy interesante por delante muy intensa al volante de este “driver's car” que deberá demostrar todas sus cualidades en un entorno cada vez más hostil para este tipo de vehículos deportivos que transmiten sensaciones puras de conducción. Para añadir un punto picante a la prueba también comprobaremos si este último MX-5 se acerca tanto –e incluso mejora- al original como nos cuentan desde Mazda, ya que podré compararlo con mi coche de diario, un Miata de primera generación y motor 1.8 de 133 caballos.

 

MAZDA MX-5 RF: PRIMERAS IMPRESIONES

Los más puristas vieron cumplidas sus expectativas allá por 2015, cuando Mazda presentó en la cuarta generación del MX-5 con un objetivo claro: recuperar la conexión entre coche y conductor, el denominado Jinba-Ittai, marca de la casa por el que fue conocido este modelo desde sus inicios. Sin ser un mal coche, lo cierto es que la anterior generación de biplaza descapotable japonés se iba alejando de esta filosofía debido al mayor peso y dimensiones, y una estética cuestionable.

Prueba Mazda MX-5 RF

A los ingenieros de Mazda no les tembló la mano, y a la hora de lanzar el nuevo MX-5, el icono fundamental de la marca –RX-7 y los motores rotativos aparte-, no cayeron en la tendencia actual de la mayoría de fabricantes que añaden peso y tratan de solucionarlo con más potencias. Siempre más, todo es más grande, más potente o más ancho.

En ese primer aspecto el Mazda MX-5 Retractable Fastback se sale por la tangente, demostrando la personalidad de la marca y del propio modelo, que ahora mismo luce ante mis ojos con una longitud inferior a su antecesor –solo mide 3,91 metros de largo y es incluso más corto que el original- y un peso total también menor hasta superar por poco la tonelada en la versión como motor 1.5. No sólo sorprende por su diseño compacto sino también por la innovadora solución del techo duro plegable, que una vez escondido deja a la vista los pilares traseros en configuración targa.

Prueba Mazda MX-5 RF

Una solución arriesgada ya en un automóvil tan corto y bajo, no siempre es sencillo integrar esta configuración sin que quede estéticamente acertada. Además, el MX-5 RF tiene un mayor halo de exclusividad que la variante roadster, ya que los modelos targa a la venta actualmente pueden resumirse en dos: nuestro protagonista y el Porsche 911 Targa.

La carrocería targa del Mazda MX-5 RF aporta un extra de exclusividad y versatilidad

Durante la presentación de esta versión durante el Salón del Automóvil de Nueva York 2016, el Mazda MX-5 RF lucía una espectacular pintura gris oscura metalizada que realzaba sus líneas y hacía un guiño al mítico Ford Mustang que Steve Mcqueen condujo en la película Bullitt. Y lo cierto es que es una pena que la unidad de prensa probada no esté pintada en este color, que verdaderamente eleva las singulares formas de la carrocería al siguiente nivel.

A pesar de ello, la tonalidad Soul Red, exclusiva y con un proceso artesanal, luce impresionante en la carrocería marcada por la filosofía estética KODO. Sólo la falta de contraste de elementos como los faros y antinieblas traseros quitan algunos matices a la belleza del conjunto.

Prueba Mazda MX-5 RF

Por si fuera poco el impacto visual de la carrocería cupé-targa del Mazda MX-5 RF, esta versión Ignition añade unas llantas multirradio BBS en negro brillante y una suspensión Bilstein que acerca la carrocería al suelo, lo que le dotan de una imagen exterior aún más atractiva y, como veremos más adelante, de diferencias apreciables al conducirlo.

 

MAZDA MX-5 RF: MOTOR

El propulsor 2.0 SKYACTIV-G es una de las pocos componentes que no varían sustancialmente respecto a la anterior generación y en las que Mazda demuestra brillantemente el duro trabajo que ha realizado los últimos años. En una decisión arriesgada, aunque a la postre exitosa, decidieron apostar todo al desarrollo de los motores térmicos, con el objetivo de lograr la máxima eficiencia.

Esta tecnología llamada SkyActiv es palpable en el motor atmosférico de dos litros y aspiración atmosférica que late bajo el ligero capó de aluminio. Muchos, ingenuamente, pensarán que 160 caballos a día de hoy son hasta escasos. Grave error, al menos en este biplaza que pesa de media unos 400 kilos menos que la mayoría de los coches con los que comparte la carretera.

Prueba Mazda MX-5 RF

El funcionamiento general es sobresaliente, con una ausencia palpable de vibraciones y un tacto agradable en cualquier situación. Ahora bien, Mazda ha sabido darle un corte deportivo al cuatro cilindros, que comienza desde que pones el marcha el motor, que transmite un sonido grave y que a medida que sube de revoluciones cambia a más agudo.

La ligereza del conjunto repercute en todos los aspectos, incluido en las aceleraciones y respuesta general del propulsor, que da la sensación de rendir más potencia dado que tiene que mover pocos kilos. De acuerdo a los datos oficiales, la relación peso-potencia es de sólo 7 kilos por caballo, lo que explicaría por qué este MX-5 se siente tan rápido como su más próximo rival, el Toyota GT-86/Subaru BRZ, que ya probamos en SoyMotor.com hace unos meses.

Prueba Mazda MX-5 RF

El carácter del propulsor no es tan puntiagudo como el bóxer de su rival, pero sigue siendo muy dispuesto a rodar a altas revoluciones, especialmente entre cinco y siete mil, donde respira a pleno pulmón y se siente potente y suficientemente rápido para brindar unas sensaciones únicas al afortunado conductor del Mazda MX-5 RF. El par máximo alcanza los 200 Newton-metro a 4.500 revoluciones, lo que permite disponer una zona media muy llena, perfecta para desplazarnos con agilidad entre el tráfico sin tener que apurar cada marcha. Al levantar el capó comprobamos con asombro lo retrasado que está el motor respecto al eje delantero, convirtiéndolo casi en un propulsor delantero “central”. Todo por una única causa, un reparto de pesos perfecto.

La caja de cambios es épica, algo así como si fuese el propio conductor el que metiese su mano  y moviese los engranajes

En este apartado, dejamos lo mejor para el final. Como quizás sepas, el cambio de marchas es uno de los elementos más venerados de cualquier generación de este icónico roadster japonés. Esta versión RF no falla en este aspecto y brinda un tacto excepcional, que invita a aprovechar el propulsor manteniendo siempre en cerca de la zona roja gracias a un manejo de la palanca que se convierte en un verdadero placer. No es sólo su dureza y recorridos perfectos, sino la conexión que transmite con el vehículo, algo así como si fuese el propio conductor el que metiese su mano en la caja de cambios y moviese los engranajes de cada una de las seis velocidades.

El broche de oro son unos pedales de frenos y acelerador situados en una posición perfecta para realizar el punta-tacón en cualquier situación. No te sorprenda si te ves incluso en ciudad realizando esta maniobra y deleitándote con la perfecta sincronización entre las revoluciones y las reducciones. Quién aborrezca un cambio manual debería probar semejante obra de arte…

 

PRESTACIONES
SOYMOTOR.COM*
MAZDA MX-5 RF 2.0 MT
0-50 km/h 2,5 segundos
0-100 km/h 7,4 segundos
0-402 metros (1/4 milla) 15,6 segundos a 129 km/h
Fuerzas G máxima en curva 0,97 G

*Obtenidas con el acelerómetro Beltronics Vector FX2

 

MAZDA MX-5 RF: INTERIOR Y EQUIPAMIENTO

El roadster japonés es ya de por sí un coche llamativo, pero en este acabado Ignition se lleva la palma en los semáforos y en ambientes urbanos. Al contrario que con otros coches más ostentosos, los transeúntes nos miran con una mezcla de asombro y admiración. ¿Qué coche es ese tan bajito y llamativo? –se preguntan muchos, e incluso alguno sonríe y te muestra el pulgar. Todo son palabras bonitas para el niño mimado de Mazda.

Prueba Mazda MX-5 RF

Como decíamos esta unidad gana por goleada a un modelo básico gracias a las llantas de 17 pulgadas firmadas por BBS, suspensión rebajada y amortiguadores Bilstein o los asientos deportivos Recaro en cuero y Alcantara. Todos estos elementos en conjunto suponen elevar el precio pero también convierten a nuestro en MX-5 en mucho más especial. No tengo duda que si me comprara uno sería con ellos, a los que también añadiría los frenos Brembo que no se comercializan en nuestro mercado.

Prueba Mazda MX-5 RF

Una vez sentados en el habitáculo, el Mazda MX-5 RF destaca por su perfecta ergonomía. Todo queda muy a mano y para el que escribe que supera por poco los 1,7 metros, tiene un tamaño perfecto para el tipo de coche que es. Sin embargo, tallas mayores tendrán dificultades especialmente en el espacio para la cabeza y las piernas, en función de su fisionomía. El único pero es que el volante sigue sin ser regulable en altura por lo depende el conductor pueden chocarle las rodillas con el aro del volante. Lo mejor será acercarse a un concesionario para 'probarnos' uno.

Al igual que ya experimenté en el GT86, los pedales, la dirección o el cambio tienen un tacto desconocido hoy en día. Son más duros y directos, lo que al principio choca, pero luego añade ventajas en cuanto a tacto y precisión cuando apretamos el ritmo. Por último, la combinación de cuero y Alcantara con pespuntes rojos crean un ambiente deportivo y preparan al conductor para la experiencia que vendrá a continuación una vez se ponga en marcha.

Prueba Mazda MX-5 RF

Desde el puesto de conducción y acostumbrado a conducir un MX-5 de primera generación, no dejo de sorprenderme con los detalles y pequeños homenajes que los diseñadores han tenido con el modelo original: aireadores con el mismo diseño y situados en idéntica posición del salpicadero,  un volante y palanca de cambios pequeñas y manejables o las dos prominentes aletas delanteras que sirven para apuntar el morro hacia la siguiente curva, igual función que cumplen los faros retráctiles desplegados en el NA.

Además de recuperar su filosofía, Mazda ha hecho varios guiños al modelo original

El techo rígido retráctil merece un párrafo aparte. Es el techo retráctil eléctrico más rápido del mercado y apenas tarda 13 segundos en convertir al MX-5 en cupé o targa. Además, Mazda ha logrado que el pequeño maletero no se vea afectado en exceso, aunque no nos engañemos, sigue siendo pequeño con sus 127 litros de capacidad. Justo para un fin de semana, deberemos recurrir a la vaca opcional si queremos ir de viaje por más tiempo en pareja.

 

En su defensa hay que decir que tiene unas formas regulares y muy aprovechables. Los huecos para dejar cosas también son reducidos, valga como ejemplo que no existe guantera o sitio en las puertas y deberemos aprovechar el pequeño compartimento entre los asientos para depositar nuestro enseres.

Prueba Mazda MX-5 RF

Para finalizar, el Mazda MX-5 RF que hemos probado era el tope de gama, lo que significa que cuenta con un elenco de sistemas de seguridad y confort poco vistos de este tipo de vehículos y que aumentan la comodidad en uso diario. Mazda se merece un aplauso por contener el peso en unos 1.120 kilos a pesar de este despliegue que incluye equipo de sonido Bose, aviso de cambio de carril y ángulo muerto, control de crucero, detector de tráfico trasero o faros full LED.

img4_6281_1_0.gif

 

MAZDA MX-5 RF: CONDUCCIÓN

Mazda ha conseguido algo sorprendente y es que si cierro los ojos por un momento a bordo del RF de 2017 perfectamente podría creer que me encuentro al volante de mi MX-5 de 1994. De acuerdo que el volante es más grueso y los asientos Recaro recogen mucho mejor el cuerpo, pero el tacto, la postura de conducción y el espacio del piloto en relación al coche son sorprendentemente parecidos. Sí que echo en falta una mayor libertad puesto que en esta versión RF vas más envuelto por la carrocería y menos expuesto que en la variante roadster y por supuesto, en ambos mucho más protegido que en el original, que no cuenta con arcos antivuelco y la cintura de la carrocería es mucho más baja.

Prueba Mazda MX-5 RF

Otro aspecto en la que esta cuarta generación coincide con sus antepasados es que no es necesario conducirlo deprisa para disfrutar en plenitud. Basta dar un paseo por cualquier carretera para descubrir sensaciones olvidadas por los coches actuales: un tacto de freno nada sobreasistido, un exquisito cambio de marcha manual, una dirección muy precisa y directa pero con el peso justo o un comportamiento ejemplar en cualquier situación. Si a esto le acompañas un tono de escape interesante, no te miento si te digo que hasta en los atascos puedes sacar algo positivo.

Prueba Mazda MX-5 RF

Ahora bien, el Mazda MX-5 es un coche que no se amilana a la hora de atacar los virajes de tu carretera favorita. De hecho, ha sido construido específicamente para ello. No hablamos de un coche de circuito, sino que su puesta a punto denota que está orientado a disfrutar en la carretera, sintiendo las reacciones del coche y aprendiendo de ellas para ser mejor piloto.

El Mazda MX-5 RF garantiza unas sensaciones inigualables aunque no marques el mejor tiempo por vuelta

Al principio sorprende, incluso en esta versión con suspensión Bilstein, una cierta inclinación de la carrocería en curva, pero con el tiempo te das cuenta que Mazda ha configurado a propósito de esta manera el MX-5 RF para que sea más progresivo y comunique mejor lo que pasa debajo de los neumáticos, incluso en carreteras en mal estado. Porque al final se trata de sensaciones, no de marcar el mejor tiempo por vuelta. Un ejemplo más de esto son los neumáticos, unos racionales 205/45 R17 que en otras marcas los usan en versiones casi de acceso.

La conducción como puedes esperar de un Mazda MX-5 es una de las pilares fundamentales que han hecho de este modelo el roadster más vendido del mundo. Sorprende que con sólo 160 caballos pueda ser tan divertido, y en especial en esta versión que cuenta con diferencial autoblocante, lo que permite redondear con gas la salida de las curvas. Para hacer drift le falta potencia y realmente debemos provocarlo en primera o segunda velocidad para obtener una cruzada.

El comportamiento en curva lenta es diferente a otros automóviles de este tipo ya que gracias al buen equilibrio general y buena puesta a punto del chasis, el conductor puede pasar del subviraje -en curvas cerradas si forzamos la entrada- al sobreviraje en pleno giro, modulando el gas y completando el giro con un glorioso contravolante.

Prueba Mazda MX-5 RF

De hecho, el Miata acepta de mejor grado una conducción de tiralíneas, aprovechando su veloz paso por curva. Gracias a su condición de descapotable –o targa en este caso- la sensación de velocidad es mucho mayor que en otro tipo de automóviles por lo que tampoco hace falta perder los puntos del carnet para sentir emociones inolvidables. Aún con todo, el límite del MX-5 RF es muy alto y es altamente recomendable realizar a sus mandos algún curso de conducción para explorar su máximo potencial. El ESP está tarado de tal forma que mitiga el latigazo de la zaga pero nos permite antes corregirlo con contravolante. De esa forma podemos acercarnos al límite de adherencia y superarlo con seguridad.

Prueba Mazda MX-5 RF

Por concepción, los descapotables suelen ser menos rígidos que los cupés, y aquí esta versión RF podría tener algo que decir en términos de rigidez respecto al descapotable con techo de lona. Sin haber podido probar este último, y por tanto establecer comparaciones directas, sí que hemos podido apreciar los beneficios de esta carrocería targa, en forma de ausencia de crujidos y tensiones propias de un descapotable, especialmente en terrenos bacheados o juntas de dilatación.

Con el techo cerrado no existe una diferencia apreciable en términos de efectividad, al menos que hayamos podido notar durante la prueba en carreteras abiertas al tráfico. En circuito podría ser otra historia, especialmente por la mejora aerodinámica, que segura daría algún kilómetro/hora extra a final de recta. En cualquier caso, la diferencia en rigidez es abismal respecto a mi MX-5 de primera generación, cosas de la evolución de más de dos décadas.

 

MAZDA MX-5 RF: ECONOMÍA DE USO

En este apartado y dado que el Mazda MX-5 es un coche de disfrute, el consumo no debería ser especialmente relevante en una prueba como esta. Sin embargo, en el entorno de aficionados al biplaza japonés, son muchos los que eligen al MX-5 como coche único para todo. En este apartado, especialmente si lo vamos a aparcar en la calle de vez en cuando, la versión RF ofrece un extra de seguridad ante vandalismos y robos.

Prueba Mazda MX-5 RF

Estética y versatilidad se dan la mano, sin perder los atributos propios que Mazda ha defendido desde el nacimiento del primer MX-5. Sin embargo, no todo son ventajas ya que en configuración targa aparece sobre los 100 kilómetros/hora un remolino de viento próximo a la oreja izquierda del piloto que no llegan a ser molestos pero si pueden llegar a cansar en trayectos largo o a velocidades elevadas por autopista.

Por otro lado, el consumo es sorprendentemente bajo, gracias a la ya mencionada tecnología SkyActiv. Que un coche como este, que invita a apurar las marchas e ir con ritmo ligero haya consumido 7,6 litros durante nuestra prueba dice mucho de la eficiencia del propulsor.

Prueba Mazda MX-5 RF

Recordemos que hablamos de un dos litros atmosférico sin ninguna ayuda híbrida ni soluciones rimbombantes más allá del Start-Stop. La clave está en el interior, con un diseño muy estudiado y una relación de compresión y aprovechamiento del combustible realmente buena. En este punto también resulta palpable la evolución de los motores entre el primer y el último MX-5: sobre el papel las versiones más potentes apenas se diferencian en 28 caballos (133 frente a 160 caballos) pero en marcha las sensaciones son mucho mayores de lo que indican las cifras.

El Mazda MX-5 RF es una de las mejores opciones del mercado en relación precio/diversión

Lo mismo ocurre con el consumo, donde el Mazda MX-5 NA 1.8 rondan los 9 litros reales frente al ND que puede fácilmente lograr una media dos litros inferior cada 100 kilómetros. Los 45 litros de depósito nos permitirán superar los 600 kilómetros de autonomía, lo que no está nada mal.

El precio de tarifa –sin descuentos- de la unidad probada es de 36.540 euros, aunque puedes hacerte con un Mazda MX-5 RF con motor 1.5 de 131 caballos desde 27.500 euros. Si lo prefieres con capota de lona, está disponible desde 25.000 euros. Te parecerá mucho dinero para un coche de capricho pero te aseguro que es una de las mejores opciones que puedes comprar nuevas en relación precio/diversión.

 

MAZDA MX-5 RF: RIVALES

El rival por antonomasia del MX-5 sorprendentemente no es un descapotable biplaza, sino la reinterpretación del mítico AE86. Al igual que Mazda, Toyota ha sabido reinterpretar el concepto de deportivo clásico e imprimirle los genes del modelo original. Más orientado hacia el drifting, el Toyota GT86 también acepta de buen grado una conducción fina y clásica y permite gracias a un afinado conjunto aprovechar los 200 caballos del motor 2.0 bóxer atmosférico.

Gracias a la mayor polivalencia gracias a las dos plazas extras –válidas para trayectos cortos y emergencias- supone la alternativa perfecta al Mazda para quien prefiera un cupé a un descapotable–. Eso sí, esta versión RF se lo pone un poco más difícil al potencial comprador, ya que siendo sinceros, nadie se compra un Toyota GT86 por sus plazas traseras. En cualquier caso, y como ya pudimos comprobar en una prueba a fondo, el GT86 nunca defrauda.

No es un rival por dimensiones y peso pero si puede acercarse al MX-5 en cuanto a sensaciones y concepción de deportivo clásico –motor delantero y propulsión–. Si bien está en otro rango por potencia, sigue siendo asequible y uno de los deportivos con mejor relación precio-potencia del mercado. Durante el recién celebrado Salón de Frankfurt, la marca japonesa confirmó que queda 370Z para rato.

Si puedes hacer el esfuerzo te recomendamos la versión Nismo, con una mayor personalidad y genes deportivos, como tuvimos ocasión de comprobar durante una ruta con 6to6.

 

Prueba Mazda MX-5 RF
 

MAZDA MX-5 RF: CONCLUSIONES

Mazda ha sacado toda su personalidad y poderío para devolver al Mazda MX-5 las cualidades que lo hicieron, hace ya más de un cuarto de siglo, el roadster más popular de la historia. A contracorriente de las tendencias actuales, el nuevo Miata es más corto y ligero que su predecesor y con una estética con guiños al original.

Pero lo verdaderamente palpable se siente al conducirlo, la unión entre coche y conductor deja de ser un elemento de marketing y verdaderamente cautiva a cualquier que se pone a sus mandos. Esta versión RF además enamora por su carrocería targa, muy exclusiva, perfectamente integrada y que evoca tiempos pasados, lejos de coche eléctricos y autónomos. Y precisamente esos valores también los que Mazda salvaguarda con su nuevo roadster, la emoción de conducir mientras disfrutas de cada momento y te involucras con el entorno al llevar el cielo por techo. El mito tiene cuerda para rato. Gracias Mazda.

 

FICHA TÉCNICA Mazda MX-5 RF 2.0 MT 2017
Motor –tipo–: Gasolina 2.0 16V
Cilindrada –centímetros cúbicos–: 1.998
Potencia –caballos/revoluciones por minuto–: 160 –118 kW– / 6.000
Transmisión: Manual de 6 velocidades
Velocidad máxima –kilómetros/hora–: 215
Aceleración 0-100 kilómetros/hora –segundos–: 7,4
Consumo medio homologado –litros/100 kilómetros–: 6,9
Largo/ancho/alto –metros–: 3,91/1,73/1,23
Peso en vacío –kilos–: 1.120
Emisiones CO2 : 161. Euro 6
Precio en euros: 36.540 –sin descuentos–
Lanzamiento: 2016
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top