Toyota C-HR 2017: certera 'Cool Hybrid Revolution'

El Toyota C-HR es ya por derecho propio uno de los grandes rivales del Nissan Juke

Presenta una imagen arriesgada, pero muy atractiva. Ese es precisamente su punto fuerte

El CH-R está disponible con un sistema híbrido de 122 CV, mismo que tiene el Prius

AmpliarToyota C-HR 2017: certera 'Cool Hybrid Revolution'Toyota C-HR 2017: certera 'Cool Hybrid Revolution'

El Toyota C-HR ya está aquí. El crossover compacto de la firma japonesa ha sido uno de los modelos más esperados de los últimos tiempos. Con una imagen radical que le emparenta con el Nissan Juke y unas medidas que le colocan a la altura del Nissan Qashqai, el nuevo SUV de Toyota ha emergido en el mercado pidiendo protagonismo. Su imagen moderna, deportiva y atrevida no deja indiferente a nadie.

El Toyota C-HR es uno de los modelos de Toyota que más expectación ha generado, incluso más que el nuevo Prius. Con todo y a pesar de esta gran expectación, el Toyota C-HR no ha decepcionado en su llegada a España, con una imagen muy cercana a lo que prometió el concept que adelantó sus líneas. Gracias a ello, hablamos de un SUV con una imagen atractiva, casi arriesgada, pero que juega con las formas de una manera muy acertada. Lleno de líneas de diseño, de ángulos y con unas llantas de aleación de tamaño destacado para potenciar el conjunto.

toyota_c-hr_13.jpeg

Con sus 4,36 metros de longtiud, el crossover de Toyota destaca por ciertos puntos concretos de su diseño. El primero es su frontal, tan personal como acertado. Sus ópticas finas y alargadas contrastan con el musculado paragolpes delantero, con los marcados pasos de rueda o con las líneas de diseño de sus laterales. Por su parte, en la zaga encontramos una notable caída en el techo que acaba en un spoiler. El paragolpes, difusor y ópticas traseras convierten su zaga en una oda al diseño arriesgado. Sin embargo y mirando al conjunto del C-HR, todo tiene su razón de ser.

Es cierto que Toyota habla de 'Cool Hybrid Revolution' para definir a este crossover híbrido, pero no es menos palpable que la marca ha recurrido a una unidad de potencia ampliamente conocida. No obstante, en su interior se esconde el mismo sistema híbrido que equipa el Toyota Prius 2016, o lo que es lo mismo, el motor 125H automático –e-CVT– híbrido con 122 caballos de potencia, asociado a una transmisión automática y a un sistema de tracción delantera. En otros mercados europeos la marca ofrece también otra variante con motor de gasolina de 1.2 litros y 116 caballos derivado de la gama del Auris.

toyota_c-hr_33.jpeg

Diseñado bajo el lenguaje 'Sensual Tech', su habitáculo marca la línea de futuros diseños de la marca. El interior del Toyota C-HR destila espacio y comodidad, toda vez que este crossover cuenta con 4,36 metros de largo, 1,79 metros de alto, 1,55 metros de ancho y una distancia entre ejes de 2,64 metros. Más allá de su habitabilidad, para entender el diseño del C-HR hay que recordar que tiene tres niveles de acabado –'Active', 'Advance' y 'Dynamic Plus'–, todos ellos con Toyota Safety Sense de serie. Más allá de los cambios de diseño que hay entre estas tres versiones, cabe destacar el diseño 'limpio' de su salpicadero con pocos botones y controles, con un gran cuadro de instrumentos y con su gran pantalla táctil de 8 pulgadas.

Aún así, el nivel de equipamiento de cada una de las tres versiones del C-HR es notable. De hecho, la versión de acceso cuenta sensor de luz y lluvia, sistema de precolisión con detector de personas, avisador de cambio de carril, reconocimiento de señales, control de crucero adaptativo con limitador de velocidad, asistente de frenada de emergencia, control de arranque en pendiente, sensor de neumáticos, cámara de visión trasera, arranque sin llave, climatizador bizona y la citada pantalla multifunción de 8 pulgadas con radio CD/MP3, conector aux, toma USB compatible con Ipod y tecnología Blueetooth. Las versiones más equipadas suman ilumanción LED, detector de ángulo muerto y alerta de tráfico trasero y otros detalles como asientos calefactables y el sistema audio premium JBL.

 

toyota_c-hr_-_las_cinco_claves_que_aun_desconocias_5.jpg

Tras comprobar la gran aceptación que tuvieron los concept que adelantaron su lanzamiento, Toyota decidió fabricar el C-HR respetando al máximo el diseño de estos prototipos. Construido sobre la plataforma GA-C o Toyota New Global Architecture –TNGA–, el Toyota C-HR presenta el centro de gravedad más bajo de sus segmento, lo que le permite tener un comportamiento dinámico de primer nivel. Su fabricación para el mercado europeo tiene lugar en la planta turca de Sakarya bajo la supervisión de Toyota Motor Manufacturing Turkey. En esta factoría, en la que también se producen los Verso y Corolla, se fabrica el coche y su componente híbrido, toda vez que los motores son ensamblados en Burnaston.

El cuidado diseño y fabricación del Toyota C-HR ha permitido que el SUV de la marca japonesa consiga una valoración de cinco estrellas en los test EuroNCAP, sumando además excelentes puntuaciones en protección de los ocupantes –95% en adultos– y en los sistemas de asistencia a la seguridad –78%– gracias al sistema Toyota Safety Sense de serie. El informe EuroNCAP además valora el buen resultado en el test de impacto frontal y el hecho de sumar la máxima puntuación en las pruebas de impacto lateral. Y todo esto por un precio de partida de 27.000 euros.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top