Nuevo doblete para Mercedes

Análisis Numérico Temporada 2016: Rosberg consigue su sueño

Paso adelante de Red Bull y McLaren, Ferrari pierde terreno y Williams regresa al origen

La fiabilidad fue clave

AmpliarRosberg se retiró tras ser campeón - SoyMotorRosberg se retiró tras ser campeón

Con la temporada 2017 cada vez más cerca, caracterizada por una gran cantidad de cambios que se habían aprobado y que iban a hacer de una temporada un final de era, la mente de todos empezaba a estar muy colocada en lo que sería un gran salto reglamentario. Pero ello no frenó el desarrollo, al menos durante el invierno, pues los coches llegaron a Australia siendo del orden de dos o tres segundos más rápidos en algunos casos, con una mejor velocidad de paso por curva al tener más capacidad de generación de carga y sobre todo, un mejor entendimiento de los motores V6 Turbo.

Empecemos viendo lo que nos deparó las sesiones de calificación, el punto de partida para las carreras.

 

CLASIFICACIÓN
Este fue el rendimiento que han conseguido los equipos en las sesiones de calificación.

El rendimiento en la sesión de calificación estuvo muy afectado por algunos problemas que tuvieron los monoplazas, lo que comportó importantes problemas a la hora de comenzar la prueba. Mercedes estuvo al frente, con una lucha muy cerrada entre los dos pilotos por comenzar la prueba desde la primera posición, pero en la que la gran diferencia se encontró en las dos eliminaciones por sendos problemas de Hamilton en la ronda inicial, lo que le hizo salir muy retrasado y que su fin de semana no comenzara del todo bien, problemas que no tuvo Rosberg y que le permitieron llegar en todas las carreras a la ronda final. Hamilton fue el que más poles fue capaz de conseguir, con cuatro más que su compañero, pero en algunos casos ineficaces, al perder ese lugar en la primera vuelta.

Red Bull, por su parte, estuvo muy marcado por el cambio de pilotos tras Rusia, lo que hizo que las posiciones de Verstappen fueran más amplias de lo que hubiera correspondido, ya que desde que estuvo en la casa austriaca fue junto a Ricciardo, capaz de acceder a todas las rondas finales. Esta fue un gran punto fuerte de este equipo, caracterizado por ser muy defensivo en su desarrollo, lo que llevaba a los sábados sus claves de carrera. Ferrari estuvo luchando con Red Bull durante buena parte de la temporada estando cerca de superarles, pero no de conseguirlo, lo que mostró que también fueron el tercer equipo en la jornada de los sábados.

En la zona media llegaron dos equipos que mantuvieron una dura lucha a lo largo de la temporada, Force India y Williams. Con un resultado final prácticamente idéntico, fue Hulkenberg el que más capacidad tuvo de llegar a la ronda final, con un total de 17 ocasiones, cuatro más que su compañero, superando ambos siempre la primera ronda, algo que no pudo hacer por problemas Massa. Mantuvieron una lucha muy cerrada, pero que gracias a la mayor tasa de desarrollo de Force India y al estancamiento de Williams, fueron capaces de vencer.

Un paso más atrás se colocaron Toro Rosso y McLaren, conformando una lucha muy estrecha a lo largo de prácticamente toda la temporada. Si bien el equipo italiano comenzó la temporada de una manera muy fuerte, los problemas en el motor le fueron lastrando, todo lo contrario de McLaren, quienes acabaron la temporada en ronda final y fueron capaces de alcanzar esa fase en un total de doce ocasiones, muy diferente a la campaña anterior, mostrando de una manera clara su paso adelante, pero todavía muy retrasados. Ambos equipos, también bastante defensivos y cortos en el desarrollo, tuvieron en esta fase su mejor momento del fin de semana. Destacar así mismo el gran trabajo desarrollado por Sainz, con algunas sesiones perfectas y resultados complicados de pensar que se podrían conseguir.

El nuevo equipo americano Haas estuvo tras ellos, siendo un equipo habitual en la segunda ronda, su objetivo del año, cumplido con creces, ya que sólo estuvieron cinco veces fuera entre ambos, pero bastante lejos de poder alcanzar a McLaren y Toro Rosso con cierta regularidad. Los circuitos de motor, bien de Tracción o de Potencia, fueron importantes para ellos, pues primaba la unidad de potencia Ferrari, mientras que otros más revirados y estrechos les supusieron grandes dificultades, lo que pone en relieve el déficit en su chasis y los problemas que pueden sufrir en la próxima temporada.

Cierran el grupo los equipos de la zona baja, entre los que lidera Renault, por delante de Sauber y Manor, prácticamente en ritmo, todos ellos sin capacidad para llegar a la ronda final esta temporada. En el caso de Renault la tardía adquisición de Lotus fue una losa demasiado grande al comienzo de la temporada y una base muy deficiente para afrontar la temporada, lo que les hizo estar muy lejos de puntos. El paso adelante dado por Manor este año, con un rendimiento más acorde con la categoría, hizo que tuvieran capacidad de luchar en muchas carreras, y que con Wehrlein fueran capaces de llegar en cinco ocasiones a la segunda ronda, algo impensable el año pasado, hasta el punto de ser serios rivales para Sauber, muy dañado por la situación financiera de su formación y con serios apuros de viabilidad hasta la entrada de Longbow Finance.

En la siguiente tabla se puede ver la diferencia de rendimiento entre compañeros

En la lucha de equipo, las más representativas al contar con igualdad de material, se puede observar cómo Hamilton fue capaz de vencer a su compañero en esta fase, así como también destaca el hecho de que Raikkonen acabara más veces por delante que Vettel, consumado piloto a una vuelta, o que Massa sólo lograra adelantar en cuatro ocasiones a Bottas, un detalle que marca claramente la velocidad de uno y otro en esta campaña. También destaca el hecho de que Alonso quedara en quince ocasiones por delante de Button, mostrando claramente que hubo una jerarquía en Mclaren entre ambos.

 

CARRERA
En el otro lado del fin de semana, las carreras, estos fueron los resultados

Rosberg se llevó el campeonato con cinco puntos de diferencia con respecto de su compañero, pero una victoria menos, nueve con respecto a las diez que logro Hamilton, y una presencia menos en el podio, lo que muestra hasta qué punto fue importante la fiabilidad en su año. Los pilotos de Red Bull y Ferrari mostraron una gran lucha a lo largo de todo el año, que se saldó a favor de Ricciardo con casi cuarenta puntos de diferencia sobre Vettel. Pérez, con dos podios superó a Bottas por más de quince puntos, idéntica situación a Hulkenberg sobre Massa, quien incluso fue superado por Alonso. Observaremos esta situación más a fondo en la sección Evolución del Campeonato.

Se puede observar la gran superioridad de Mercedes a partir de la gran cantidad de victorias que fueron capaces de lograr, 19 sobre un total de 21. Sólo la carrera de España con Verstappen, su primera carrera a bordo del coche austríaco y de Malasia con Ricciardo, tras el DNF de Hamilton cuando iba en cabeza les lastraron, lo que muestra claramente la gran posición que fueron capaces de mantener este año con una competencia cada vez mayor.

En los puestos de podio también tienen una alta participación, al ser capaces de llevarse entre ambos más de la mitad disponibles. Red Bull y Ferrari fueron otros dos protagonistas muy habituales, con un peso prácticamente idéntico para sus pilotos. Force India y Williams, en menor medida, también estuvieron presentes, con tres ocasiones en total.

A continuación se puede ver el rendimiento de los pilotos a lo largo de la temporada.

La igualdad fue la nota que marcó en una gran medida la temporada entre los pilotos de Mercedes, y en concreto la fiabilidad. Si bien estuvieron durante toda la temporada al frente, con unos lugares que variaban entre la primera y segunda posición, se puede observar cómo el abandono extra de Hamilton en Malasia le costó el campeonato, ya que de las carreras que completó tuvo un mejor ratio de puntos, casi 20 por carrera, una diferencia que proyectando le habría hecho acabar el año con 420p, mucho mejor que los 405p de Rosberg. Ferrari y Red Bull marcaron durante toda la temporada una lucha muy igualada, en la que las posiciones estuvieron muy cerradas. De nuevo se vuelve a ver claramente el impacto que tuvo las retiradas, pues con las cuatro de Vettel con respecto a los nulos problemas de Ricciardo hicieron que el Aussie fuera capaz de acabar por delante de él con cierta garantía, algo que no sucedió en el caso de Verstappen, si bien hay que destacar que en su caso hizo cuatro pruebas con el Toro Rosso.

En la zona media la lucha mantenida entre Force India y Williams mostró una gran igualdad en los resultados conseguidos. Pérez fue el más rápido en este grupo, llegando a estar en algunas carreras en puestos de podio, por delante de Bottas y sus compañeros, también muy marcados por los problemas de fiabilidad. Una fase en la que el de Guadalajara hizo una muy buena actuación, siempre mejor que a una vuelta, y en la que consiguió una gran parte de los puntos que permitieron a Force India conseguir el imposible de acabar en cuarto lugar. Un paso más atrás se colocaron los pilotos de Toro Rosso, en una posición muy parecida con McLaren, como se había podido observar a una vuelta, y que demostraron que las posiciones se mantenían. La igualdad fue la nota predominante, con casi el mismo resultado final, y muy cerca ambos de Massa, mostrando que la diferencia con la zona media-alta, o al menos con él, no fue tan grande en esta temporada. La buena velocidad mostrada les hizo acabar cerca de los cincuenta puntos y mantener una lucha muy cerrada entre Sainz y Alonso, tanto dentro como fuera de la pista, siempre con un toque de complicidad y de amistad.

Haas, estuvo un pequeño paso por detrás, con una menor velocidad con respecto a la zona media, lo que le colocó en una posición bastante intermedia, aprovechando al comienzo de la temporada su mayor velocidad para conseguir una gran cantidad de puntos y estabilizándose un poco más tarde, con los problemas que encontraron para desarrollar el monoplaza y la escasez de datos previos, tan críticos para preparar las carreras. Tras ellos las posiciones se confirmaron mucho más, al encontrar en primer término a Renault, con casi los mismos resultados, lo que muestra que la temporada de Palmer estuvo a la altura de la de Magnussen, pero sin el premio de los puntos hasta Malasia. Sauber llegaba un poco por detrás, también bastante próximos, con dos puntos punto logrados en Interlagos y que vino a salvar su temporada, por delante de los Manor, quienes mostraron una velocidad mucho más reducida en carrera. Destacar la carrera del Red Bull Ring, clave para Wehrlein y para el equipo hasta la penúltima cita de la temporada.

Esta fueron las posiciones que ocuparon cada equipo durante la temporada




Se puede observar cómo Ricciardo estuvo durante toda la temporada rondando plazas de podio, con una segunda posición como lugar más habitual, por delante de Verstappen, quien permaneció más tiempo en el tercer lugar, cómo los Mercedes estuvieron casi siempre en cabeza, pero cómo Rosberg estuvo más tiempo en P2 que Hamilton, con unas posiciones siguientes casi irrelevantes. Ferrari estuvo mucho tiempo, quizás demasiado, fuera de las plazas de podio, muy lejos de lo visto en la pasada campaña, y McLaren, por su parte, está demasiado alejado, pues se manera habitual estuvieron más tiempo fuera de puntos que dentro, lo que sigue mostrando la necesidad de dar un paso adelante cualitativo.

 

SANCIONES
En lo relativo a las sanciones, esta fue la situación a lo largo de la temporada

Rosberg y los dos pilotos de Toro Rosso fueron los pilotos más sancionados esta temporada, con un total de nueve y ocho sanciones, respectivamente, que en el caso de Kvyat y Rosberg les costaron un total de 35seg en el tiempo de carrera. Vettel, Magnussen y Gutiérrez también fueron los protagonistas en varias ocasiones, sin demasiadas consecuencias. En el polo opuesto se pueden encontrar los dos pilotos de McLaren, quienes sólo recibieron una sanción en toda la temporada, relativa al Drive Through causado por Button en Hungría al recibir comunicaciones de radio no permitidas en aquellos momentos.

Esta fue la distribución a lo largo de la temporada

Y esta fue la importancia que tuvo cada sanción esta temporada

Las sanciones de imposición de tiempo fueron bastante habituales esta temporada, siendo más habitual la variante de cinco segundos para aquellas sanciones menores, constituyendo un recurso bastante útil y eficiente, que se cumplía bien al final de la carrera o en las paradas de boxes, mientras que los Drive Through comenzaron a quedar cada vez más en desuso, toda vez que esa función la cumplían las penalizaciones de diez segundos. En el otro lado estas sanciones eran acompañadas en una gran cantidad de ocasiones por puntos en el carnet de los pilotos, en lugar de las reprimendas tan habituales en pasadas campañas, dos nuevos procedimientos que tendrán cada vez más importancia en las próximas semanas.

 

VELOCIDAD PUNTA
Estos fueron los registros que se consiguieron en la trampa de velocidad en esta temporada, comparado con los años anteriores

Los trabajos desarrollados por los equipos a lo largo del invierno tuvieron como efecto mejorar la potencia de los motores y potenciar la carga aerodinámica, lo que tuvo como consecuencia un aumento del drag, pero también de la potencia necesaria para sobrellevarlo, de modo que se consiguió una mejora de velocidad tanto en recta, del orden de 6kmh y en curva, explicando la caída de los tiempos en casi dos segundos. En lo relativo a las velocidades destacaron las ganancias que se realizaron en Monza, muy cerca de los 360kmh y en Austria, mucho mayor que la pasada temporada, así como en Malasia y Albert Park, donde se localizan las mayores ganancias de velocidad.

 

NEUMÁTICOS
Una de las novedades que tuvo esta temporada fue la elección de tres neumáticos por carrera de los cinco disponibles que tenía Pirelli, lo que tuvo el efecto de hacer unas estrategias mucho más variadas y aumentar las alternativas, así como la capacidad de los equipos para buscar nuevas vías a la hora de encarar las carreras, aunque no siempre se cumplió, pues en algunas carreras en las que se llevaron neumáticos más duros se volvió a una estrategia 2D, en la que la importancia del neumático principal fue bastante escasa. Además de ello se trajo un nuevo neumático, denominado ultra blando, y que estaba creado para buscar un grado más blando que el súper blando, especialmente en trazados urbanos, en los que tener el súper blando ofrecía una opción demasiado conservadora.

Esta fue la elección de neumáticos a lo largo de la temporada

El hecho de tener cinco neumáticos disponibles hacía que de una manera u otra el neumático central de la gama, el blando en este caso, fuera siempre elegido, y que el súper blando y medio también tuviera mucha importancia, principalmente como Opción 1 y Principal, respectivamente. Solo las peculiares exigencias de carga lateral que presentaba Montmeló, Silverstone, Sepang, Suzuka e Interlagos, así como la gran cantidad de curvas lentas en Mónaco, Canadá, Austria, Singapur y Abu Dhabi permitieron que se viera el neumático ultra blando, todo ello permitido por el agarre longitudinal que presentaban esos trazados, mucho más acordes con el trabajo de los neumático, lo que reducía los niveles de estrés.

Estos fueron los resultados en lo referente a su uso y gestión

Esto tuvo su claro efecto en la presencia de los neumáticos en carrera, pues un 40% de las vueltas se hizo con el neumático blando, otro 40% con súper blando o medio, teniendo una mayor importancia el medio dada su mayor sostenibilidad y gestión y el otro 20% con los neumáticos ultra blando, duro y las dos opciones de agua, cuya importancia fue bastante reducida a lo largo de esta temporada.

Esta fue la actuación de los equipos en las paradas en boxes

Estos fueron las paradas más rápidas de toda la temporada

Williams fue el equipo más rápido de la temporada en la fase de cambio de neumáticos, motivado en una gran parte por las evoluciones procedimentales que colocaron a comienzo de temporada. Los continuos problemas sufridos en la anterior campaña hicieron mucho daño, y fruto de ello el trabajo intenso que se hizo en esta fase permitió que esta fase fuera uno de los principales puntos fuertes. Mercedes y Red Bull también fueron muy rápidos en esta temporada, mientras que en el lado opuesto se localizaron los pilotos de Haas y Manor, con muchos problemas a lo largo de la temporada, y que encontraran en esta zona un campo bastante grande de mejora.

En lo relativo a los circuitos Hockenheim fue el pitlane más rápido de la temporada, casi dos segundos más rápido que el nuevo trazado de Bakú, lo que hacía relativamente asequible buscar estrategias de más paradas, una situación muy parecida a Austria, Abu Dhabi y Hungría, algo completamente opuesto a lo que observa en GB, Rusia y Singapur, caracterizadas por una velocidad de paso de 60kmh, lo que tuvo un efecto claro de reducir el número de paradas.

 

EVOLUCIÓN DEL CAMPEONATO
Durante todo el año se formaron varios grupos que marcaron el devenir y la posición de los diferentes equipos en el campeonato, con algunas variaciones y factores claves que marcaron su posición final. En primer término estuvo Mercedes, con ambos pilotos al frente, que fueron los únicos candidatos al título, un paso siempre por delante de Ferrari y Red Bull. La zona media estuvo conformada por los pilotos de Force India y Williams, a los que se unieron al comienzo de la temporada Toro Rosso y al final McLaren, cerrando el grupo Haas, Renault, Sauber y en último lugar Manor.
Veamos a continuación cómo se desarrolló la temporada y el campeonato, en pilotos y constructores

La lucha de Mercedes tuvo varios dominadores en una misma temporada. Si bien al comienzo de año Rosberg fue el único protagonista, al ser capaz de ganar todas las carreras y llegar a España con casi el doble de puntos, el DNF doble que tuvieron tras un choque en la salida abrió una segunda fase en la que Hamilton fue el claro dominador, recuperando muchos puntos hasta colocarse por delante, pero el DNF de Malasia y la victoria de Rosberg en Suzuka, dos carreras consecutivas, dieron aire a Rosberg para acabar por delante todo el año. Por detrás las grandes carreras de Ricciardo en la parte central, con grandes podios en Spa, Hockenheim y el triunfo en Sepang le dieron la P3 a Ricciardo, una posición que estuvo cerca de lograr Verstappen de no haber perdido tantos puntos al comienzo de temporada con Toro Rosso. Con respecto a la lucha entre Force India y Williams fueron sin duda alguna los podios y la P4 de Brasil lo que dio a Pérez la posición, por delante de un Bottas que perdió mucho terreno a final de año, haciendo que su posición fuera real y muy merecida.

En el componente de equipos así fue la temporada

En la clasificación de equipos Mercedes nunca tuvo rival, pues las continuas victorias y dobletes, gracias a tener el mejor coche de la temporada, les dio la suficiente ventaja para ser capaces de ganar el título con cuatro carreras de antelación, algo especialmente complicado de lograr si tenemos en cuenta que se reparten 25p en cada carrera. Por detrás las trayectorias de los equipos fueron claves, pues tanto Ferrari como Williams empezaron la temporada muy bien, por delante de sus rivales, pero el ascenso de Red Bull y Force India a medida que fue pasando el año mostró claramente que se la influencia de los chasis iba siendo cada vez mayor y ya no era suficiente sólo con tener un buen motor, sino también había que complementarlo con el paso por curva. Así mismo la capacidad de evolución fue menor, y ello provocó que no hubiera una progresión real a lo largo de la temporada. En este caso la zona central de la temporada fue clave, pues fueron donde se lograron los adelantamientos. Esta situación también se reflejó en el caso de Toro Rosso y McLaren, muy rápidos al comienzo de año los italianos pero perdiendo cada vez más terreno a causa de un motor no evolucionado, algo diferente a Honda, al ser uno de los equipos que más evolucionó, quedándose cerca en la carrera final de ser el cuarto equipo en pista.

 

LA TEMPORADA DE LOS EQUIPOS
Esta fue la temporada que tuvieron los equipos

  • Mercedes: de nuevo muy dominadores, sólo las luchas internas les frenaron. F ueron viendo como cada vez su diferencia era más y más reducida, lo que les obligó a tener que jugar bien sus bazas para quedar por delante de Red Bull y Ferrari, cada vez más cerca. Su título conseguido en Japón, y el título de Rosberg volvieron a demostrar una vez la tremenda superioridad, y que sólo un cambio reglamentario podría hacer que puedan perder su posición, algo que está en el horizonte.
  • Red Bull: una temporada sin duda muy positiva. Tras los sinsabores de la pasada temporada, en la que estuvieron muy lejos, fueron protagonistas muy pronto al realizar el cambio de pilotos entre Kvyat y Verstappen, un movimiento que comenzó a darle sus frutos de una manera muy prematura, y que gracias al gran desarrollo del coche les dio la opción de quedar por delante de Ferrari, un imposible al comienzo de año, pero una realidad ahora, que les hace estar en una privilegiada posición para la próxima campaña.
  • Ferrari: no fue el año que hubieran querido, ni estuvo cerca de serlo. A pesar de que comenzaron bien el año, las características de su coche, rápido pero frágil se demostraron claramente en pista, con unos resultados positivos pero que fueron viendo en la fiabilidad cómo se iban alejando de lo que buscaban y acababan detrás de Red Bull. Además los podios ya no fue algo tan habitual, y las victorias desaparecieron, confirmando que los éxitos de 2015 quedaron ahí, en el pasado.
  • Williams: en clara línea descendente, no fueron capaces de mantener la línea de pasadas temporadas, y la escasa capacidad de desarrollo, algo que venían observando en las últimas campañas fue un lastre demasiado grande, que además de hacerles caer en la zona media, les colocó por detrás de Force India. Además los podios siguieron desapareciendo y lo que pudo ser una realidad en 2014, como ver a un coche en los lugares de honor, fue un imposible este año, con el único podio de Bottas en Montreal como el punto más alto de la temporada.
  • Force India: Montmeló constituyó un antes y un después en su temporada. Lastrados al comienzo de año por la menor velocidad de su monoplaza, de la pasada temporada pero con algunos cambios menores, la nueva versión que introdujeron en la ronda 5 fue lo que necesitaban para comenzar a hacer realidad uno de sus sueños, superar a Williams y sellar la cuarta plaza. La temporada se puede resumir en perfecta, pues fueron capaces de conseguir dos podios, muchas entradas en la ronda final y una gran velocidad, así que teniendo en cuenta lo limitado de sus recursos fue poco menos que un gran éxito para ellos
  • McLaren: en un escenario totalmente diferente, la temporada 2016 constituyó la base de pruebas clave para lo que será una temporada clave, la de 2017, en la que están llamados a protagonizar un importante papel. Si bien el trabajo en el lado del chasis tenía fecha de caducidad, las continuas mejoras en motor, y sobre todo en Turbo, hicieron que su velocidad fuera cada vez mejor, y si bien no estuvieron en la P7 final en Abu Dhabi, su mayor progresión fue algo clave para poder afrontar el reto con una buena preparación. A todo ello hay que sumar la gran fiabilidad, ya mucho más consolidada, y los buenos resultados, haciendo que los pasos a la ronda final y a puntos fuera algo normal, y que el equipo fuera mucho más consolidado de lo que fue en la pasada campaña.
  • Toro Rosso: una temporada claramente de más a menos, marcada por el hecho de llevar motores Ferrari de la temporada 2015. Los problemas que encontraron en el pasado invierno fueron demasiado importantes para ellos, por lo que la única tabla de salvación que pudieron encontrar les dejó con un coche rápido al comienzo, sorprendentemente para ellos, pero muy lastrado a final de año, haciendo complicado poder tener un buen papel. Pese a todo Sainz brilló con luz propia, haciendo algunas actuaciones de gran nivel, y los problemas iniciales, que condujeron a un gran conflicto entre los dos lados del muro terminaron trayendo a un Kvyat lento al comienzo, pero con una adaptación cada vez más y más positiva. 2017 será un mejor año para ellos, pues además de tener motor Renault actualizado, las grandes evoluciones que traerá su chasis a causa de los cambios reglamentarios harán que sean un equipo a tener en cuenta.
  • Haas: la temporada que ha realizado el equipo americano ha sido simplemente brillante. Las carreras iniciales les colocó en una posición increíble, que nunca hubieran podido soñar, y que les hizo salvar la temporada con una nota más que positiva. Las siguientes semanas y meses ya no fueron tan positivas, y acabaron por detrás, con problemas de frenos, y un comportamiento del chasis no muy bueno, pero con grandes actuaciones, como en Japón, en la que accedieron a la ronda final.
  • Renault: el primer año del proyecto de Renault no tenía como objetivo conseguir resultados en pista, sino hacer todo el trabajo clave en fábrica y de organización que les fuera colocando más cerca del objetivo de ser campeón en 2019 o 2020. Por ello el pobre rendimiento del monoplaza, que era la versión evolucionada del Lotus, adaptada para un motor que no era el actual, les dejó al fondo de la parrilla, con sólo algunos puntos esporádicos como resultado, pero con todo el trabajo conseguido, hizo que su temporada fuera positiva y que consiguieran los objetivos marcados.
  • Sauber: un año muy complicado, demasiado, muy parecido a 2014, en la que hasta la carrera de Brasil no fueron capaces de puntuar. Con un coche muy parecido, casi idéntico al de 2015 y muchos problemas no sólo de solvencia sino también de liquidez, el futuro era muy complicado pero tras la mitad de la temporada la adquisición por parte de Longbow Finance les dio la oportunidad de empezar a mejorar y de volver a ser sólidos, lo que se tradujo en carreras muy buenas y actuaciones cada vez más y más brillantes, teniendo en cuenta las grandes limitaciones de su monoplaza.
  • Manor: sin duda alguna, dieron un enorme paso adelante. Con un monoplaza que no podía competir contra nadie en 2015, el cambio de dirección, la entrada de Mercedes y la entrada de capital financiero fueron claves que les impulsaron y que les permitieron hacer una de las mejores temporadas de su historia, lejos de la posición final, que se representó con la P10 de Wehrlein en Spielberg, pero que con la P9 de Nasr en Interlagos, hace que futuro vuelva a ser complicado.

Esto fue todo lo que dio de sí la temporada 2016, un año positivo, que sirvió para cerrar una época basada en los motores y quién sabe si también la gran supremacía de Mercedes. Sólo el tiempo lo dirá, pero con la gran cantidad de cambios que se avecinan en el horizonte, es más que posible que nada vuelva a ser lo que fue.

 

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top