Admite que le faltaba tener actitud de campeón

Sainz: "Estuvieron a punto de echarme del Red Bull Junior Team"

El madrileño ha admitido que en 2012 y 2013 sus resultados no fueron suficientes

En 2014 le dieron un ultimátum y le exigieron ganar las World Series by Renault

El piloto hizo autocrítica y corrigió los errores de años anteriores para triunfar en las 3.5

AmpliarCarlos Sainz - LaF1Carlos Sainz

Carlos Sainz ha revelado que Red Bull estuvo a punto de echarlo de su programa de jóvenes pilotos antes de la temporada pasada, momento en el que hizo un cambio de mentalidad que le ayudó a conquistar una World Series by Renault que actuaron de trampolín a la Fórmula 1.

Al repasar su paso por el programa de jóvenes talentos, el madrileño ha hecho autocrítica y ha reconocido que los resultados de 2012 y 2013 no cumplieron con las expectativas de sus superiores, que en 2014 optaron por darle una última oportunidad que resultó providencial.

"Yo llevaba cinco años en el Red Bull Junior Team. Empecé bastante bien, con dos años bastante buenos que gustaron a mis jefes. Luego pasé por dos años más complicados en los que gané menos carreras y cometí más errores, no cumplí todas las expectativas. Estuvieron muy cerca de echarme, y cuando dejas de contar con un patrocinador como Red Bull te puedes ir despidiendo de un sueño como la Fórmula 1".

En 2014 cambié de actitud, quizá me faltaba tener actitud de campeón

"Así que cambié por completo una serie de cosas, me rehíce un poco. Cambié de actitud. Suponía que tenía el talento, pero me dije que para ser un campeón tenía que tener actitud de campeón, quizá me faltaba ese puntito. Finalmente el año pasado gané las World Series by Renault y gracias a ese campeonato me llegó la oportunidad".

"Yo tenía cero posibilidades de llegar a la Fórmula 1 y de repente empezaron a abrirse puertas, todo se puso en su sitio y en cuestión de horas pasé de no saber qué hacer con mi futuro a que te llamen por teléfono, te metan en una reunión y te digan que eres piloto de Fórmula 1".

El de Toro Rosso se sinceró anoche en el programa Al Rincón de Pensar de Antena 3, donde Risto Mejide le hizo una extensa entrevista que repasó el lado más humano de 'Carletes'.

Sainz también admitió que lo pasó mal cuando Toro Rosso fichó a Max Verstappen el verano pasado, pues 'el nuevo Ayrton Senna' pasaba a ocupar el único volante libre que había para 2015. Afortunadamente, el posterior fichaje de Sebastian Vettel por Ferrari propició el ascenso de Daniil Kvyat a Red Bull, y con él la llegada de una oportunidad para Carlos en Toro Rosso.

En verano me dijeron que el asiento no sería para mí, que sería para Verstappen. Me sentó muy mal

"Me sentó mal, muy mal. Antes de que empezara el Campeonato me dijeron: 'Este año es tu última oportunidad, tu último año de contrato. Tienes que ganar'. E incluso sabiendo que tenía que ganar, sabía que eso no sería suficiente, que tenía que hacerlo especialmente bien para sorprenderle. Hasta Spa-Francorchamps había conseguido cuatro o cinco victorias de 10 posibles, con Poles y de todo. Y en verano de repente me llamaron y me dijeron que el asiento no sería para mí, que sería para Max Verstappen. Veían en él una oportunidad única, el nuevo Ayrton Senna, y no lo podían dejar escapar. Me dijeron que lo sentían mucho, que yo lo estaba haciendo perfecto, pero que lo tenían que coger".

"La única duda que tengo es cuánto importa el márketing en la Fórmula 1. No sé cuánto pudo influir, porque cuando luego llegas y te mides contra él, ves que es un tipo muy bueno. Para ganarle he tenido que sacar lo máximo de mí. A nivel mental estamos muy igualados, pero en la Fórmula 1 hay muy poca diferencia en cuanto a talento. Si pusiéramos a todos los pilotos en el mismo monoplaza, quizá habría cinco décimas de segundo de diferencia entre el primero y el último".

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top