Deportistas de élite

Sainz: "Al final la gente se olvida de que un piloto de F1 es un atleta"

El piloto madrileño reivindica la importancia de la preparación física en la Fórmula 1

Realiza ejercicios que le hacen estar a 200 pulsaciones durante unas dos horas

"Entreno a las 08:00, a las 12:00, y por la tarde ya suele ser una sesión de pesas"

AmpliarSainz en el GP de Alemania - SoyMotorSainz en el GP de Alemania

El cambio de reglamento de 2017 traerá consigo coches más rápidos, espectaculares y físicos, por lo que todos los pilotos han pasado el invierno con programas físicos especiales de cara a la nueva temporada. En una entrevista en Onda Cero, Carlos Sainz ha explicado su rutina diaria durante la pretemporada, con la que ha ganado cinco kilos de músculo.

El piloto madrileño ha señalado que, a diferencia de lo que la gente cree, un Fórmula 1 no lo puede llevar cualquiera. Los pilotos de la categoría necesitan estar en excelentes condiciones físicas para poder soportar el desgaste que aplica el coche a sus cuerpos mediante las fuerzas G, lo cual les convierte en deportistas de élite.

"Al final la gente se olvida de que un piloto de Fórmula 1 es un deportista de élite y es un atleta. Una persona cualquiera no puede llevar un F1, no por talento sino por las fuerzas que se pueden generar en el paso por curva. En un circuito como Mónaco pisas el freno cada cinco segundos, y cada vez que lo aprietas son 150 kilos de presión. Multiplícalo por 15 para una vuelta, y multiplica eso por 70 y tienes una hora y media de ir todas las vueltas a 150 kilos de presión en el freno", comentó Sainz en la entrevista.

"Eso con la tensión, la adrenalina... Eso te sube la pulsaciones. Luego añádele las fuerzas G. Quemamos las calorías de un maratoniano veinte veces al año, con horarios, climas diferentes. Todo eso el cuerpo lo va notando y va habiendo un desgaste durante el año, y si no haces los deberes de enero a marzo, eso lo va notando el cuerpo", agregó.

El tema de la alimentación es el que Carlos peor lleva, ya que le gusta mucho comer. Durante sus dos primeros años en la máxima categoría del automovilismo le pidieron estar lo más delgado posible, sin embargo, este invierno se ha propuesto ganar cinco kilos de músculo y así ha sido.

"La alimentación quizá es lo que más me cuesta, porque me gusta mucho comer, pero tengo la suerte de que este año llevo una dieta sana y equilibrada pero puedo comer las cantidades que me dé la gana. La primera semana tenía que ganar entre tres y cuatro kilos, me lo he propuesto yo para estar más fuerte, no es que me lo hayan pedido. Los coches van a ser más rápidos, por lo que las pulsaciones y las fuerzas G suben, así que has de tener más músculo. Eso me lo he planteado yo, porque los años pasados me pidieron estar súper delgado. Hacía dietas que a veces cenaba un batido de proteínas y me iba con un hambre tremenda. Han sido dos años... yo llegué a la F1 pesando 70 kilos, y llegué a ver en la báscula 65 kilos. Ahora he vuelto a los 70 de cuando llegué", explicó el madrileño.

Además, ha revelado su rutina diaria para poder ganar esos kilos que necesitaba. "Nunca he tenido que replantearme ganar otros cuatro o cinco kilos de masa muscular. Ahora hago una especie de crossfit extremo. Hago seis entrenamientos y me lo distribuyo durante la semana. Uno es correr en cinta, por la calle... Otro es nadar, nadar una hora. Eso lo hago por flexibilidad, por mantener el cuerpo activo y por hacer cardio. Hago kárting, que para mí es fundamental, es la única forma en la que puedo entrenar mi pilotaje. En F1 es el único deporte que entrenas sin hacer lo que haces. Es como entrenar en fútbol sin pelota. Es peligroso, porque hago algunos inventos con el casco para entrenar... Si en el casco sufres 2 G, haces que pese dos kilos más y así fortaleces el cuello. Le pones dos kilos para que tire un poco más, pero nunca será como es la Fórmula 1. Un kart cansa y te mantiene activo", explicó Carlos.

"Hago crossfit con aeróbico; me pongo a 200 pulsaciones y entonces hago pesas, etc. Yo necesito estar a 200 pulsaciones durante dos horas, así que intentas meter boxeo entre medias, juegos de coordinación con pelotas entre medias... y al final acabo la sesión y ha pasado más de una hora y me deja totalmente fundido. Intento dormir ocho horas. me cuesta bastante dormirme, hasta las 00:30 me cuesta mucho caer dormido. Pero luego me toca despertarme a las 07:00 para estar a las 07:30 en la piscina y me arrepiento de no haber dormido antes. Intento descansar ocho, se me quedan siempre en siete horas de sueño. Y luego siempre cae una siesta después de comer, una media hora antes de hacer el tercer entrenamiento del día que es el de la tarde. Entreno a las 08:00, a las 12:00, que es cuando hago la sesión más activa, y por la tarde ya suele ser una sesión de pesas. Y un sexto entrenamiento que es cuello en el gimnasio, hacer durante una hora ejercicios similares a lo que intento experimentar en un Formula 1", agregó.

Por último, ha comentado lo difícil que es llegar a la Fórmula 1, aunque considera más complicado mantenerse. Una de las claves según su padre es enviar mensajes de tu talento de vez en cuando, lo que él ha cumplido a rajatabla sobre todo los días de lluvia.

"Chavales que quieren llegar a la Fórmula 1 somos muchísimos, dentro del mundo del motor. A la Fórmula 1 llega uno al año. Siempre hay uno, dos nuevos. Para ser ese han de alinearse muchas cosas. Cuando llegué a ser ese uno, que llegó en 2015, dices 'objetivo cumplido'. Pero ahora tienes que mantenerte, que quizá es lo más difícil de todo. Mi padre me dice que cuando puedes has de enviar mensajes de tu talento, cuando llueve, etc. Ahí es donde te pones presión a ti mismo. Has de saber ver la oportunidad", expresó Sainz para finalizar.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top