Desmienten un acuerdo de mutuo beneficio

Los fabricantes niegan ejercer un monopolio sobre el poder de la F1

Ecclestone acusó a Mercedes y Ferrari de haber creado un "cártel" según sus intereses

Arrivabene: "Es ridículo; lo hacemos lo mejor posible y no nos merecemos ese comentario"

Wolff: "Bernie siempre es bueno para la polémica; nos tomamos las normas muy en serio"

AmpliarLos fabricantes niegan actuar en beneficio de sus propios intereses - LaF1Los fabricantes niegan actuar en beneficio de sus propios intereses

Los máximos responsables de Mercedes, Ferrari y Renault han cargado duramente contra Bernie Ecclestone frente a las acusaciones de haber creado un "cártel" en favor de sus propios beneficios en la Fórmula 1. Apoyados por la flexibilidad de la FIA hacia una nueva categoría híbrida, el poder de los fabricantes ha crecido de forma sustancial desde la implantación de los V6 Turbo, lo cual ha restado importancia a la figura de Bernie Ecclestone en su intento de eliminar los motores actuales y estabilizar las diferencias presupuestarias entre las marcas y los equipos independientes.


La progresiva democratización en la toma de decisiones de la Fórmula 1 ha obligado al dirigente británico a emitir propaganda pesimista sobre la falta de espectáculo y sostenibilidad presupuestaria bajo el modelo de negocio actual. Pese a que algunas voces achaquen esta actitud a un intento de devaluar la categoría reina para comprar su parte mayoritaria del accionariado a un precio inferior al actual, Ecclestone insiste en adoptar un tono catastrofista fiel a la realidad de las carreras con la nueva tecnología verde.



Bernie: "Estamos gestionando algo que es ilegal y anti-competitivo"



De esta forma, Ecclestone ha acusado en numerosas ocasiones a los fabricantes por haber llevado a cabo una política "ilegal" basada en su propio beneficio a costa de los intereses de los equipos independientes, quienes sufren para mantener la millonaria inversión correspondiente al desarrollo de sus motores. "Este tipo de cosas se conocen generalmente como un cártel. Y los cárteles son ilegales. Estamos gestionando algo que es ilegal, y por encima de todo es anti-competitivo", indicó el máximo responsable de la FOM en declaraciones al diario Daily Mail.



En respuesta al calificativo de "cártel", que consiste en evitar la competencia a través de un monopolio ilícito, Mercedes y Ferrari han criticado abiertamente a Ecclestone por intentar sacar de contexto la hoja de ruta común de todos los fabricantes hacia una categoría más sostenible a largo plazo. "Creo que esta alusión del cártel es simplemente ridícula. Todos estamos intentando hacer nuestro trabajo lo mejor posible. Aquí estamos hablando de marcas con una larga historia. No van a tirar su historia o su reputación por la ventana por un comentario del cual no se merece ni una palabra", explica Maurizio Arrivabene.



"Tengo que decir que es extraño porque en este mundo a veces debes tener cuidado. Si estoy hablando con alguien, o me voy a cenar con Toto (Wolff) o Cyril (Abiteboul), ¿estoy haciendo un cártel? ¡Es sólamente una cena! Debemos aprender algo del rugby. Cuando están en el campo, juegan muy duro, se pegan y hacen todo lo necesario. Y luego, se van a cenar y nadie habla de tener un cartel o crear un desbarajuste durante el partido. Es simplemente ridículo", apunta el jefe de Ferrari.



Toto Wolff, director deportivo de Mercedes, coincide con las palabras de Arrivabene. "No creo que haya un cártel alrededor ni que el deporte se esté gestionando como un cártel. Bernie siempre es bueno para la controversia y lanzar cosas al aire. Si lo gestionáramos como un cártel, no estaríamos sentados aquí. Algunos somos parte de empresas multinacionales y nos tomamos de forma muy seria el cumplimiento de las normas. Eso simplemente genera titulares, nada más", apunta.



Abiteboul: "No estoy de acuerdo con la definición de 'cártel', todos estamos en una atmósfera competitiva"



Renault no fue objeto de crítica para Ecclestone, pero Cyril Abiteboul tampoco entiende la postura del británico. "No estoy de acuerdo con esa definición de cártel por la simple razón de que todos estamos en una atmósfera competitiva. Al final, Ferrari quiere ganar contra Mercedes y ojalá Renault quiera ganar algún día, quién sabe, contra Ferrari; cualquier tipo de unidad entre nosotros no duraría", explica el director de gestión de la marca del rombo.



Red Bull se convirtió precisamente en una de las grandes víctimas del supuesto monopolio ejercido por los fabricantes cuando trataba de buscar un motor para el 2016, y es que tanto Mercedes como Ferrari le negaron el suministro de su unidad de potencia por miedo a que la genialidad técnica de Adrian Newey jugara en contra de sus aspiraciones competitivas. En alusión al concepto de "cártel", Christian Horner se ha negado a manifestar la posición concreta del equipo, aunque afirma entender la "frustración" de Ecclestone vista su incapacidad de romper con el poder de las marcas.



"Creo que puedes entender que Bernie esté frustrado y sus comentarios nacen de la frustración de ser incapaz de influenciar en un cambio. En la Fórmula 1, debes ser dinámico en el momento que los fabricantes tienen mucha fuerza colectivamente. Eso ocurre principalmente a través del reglamento técnico y la situación actual de la unidad de potencia. Creo que la frustración de Bernie como promotor es que no tiene influencia en este momento. Obviamente, sus comentarios vienen detrás de ello", indica.



"Nuestra situación es diferente a la de un fabricante. Como equipo independiente, confiamos en que nos suministren un motor y, obviamente, ha habido un gran debate sobre cuál debería ser el precio del motor, qué formato debería adoptar y también si hay una diferencia en el rendimiento. Hay algunos aspectos claves que necesitamos solucionar. Ojalá encontremos un consenso a corto plazo", explica el británico.



 

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top