Urge a dar un paso hacia adelante en 2016

Ericsson exige ambición a Sauber: "Hay que tomar riesgos con el C35"

El sueco cree que la falta de innovación ha sido clave en el estancamiento de los de Hinwill

"El concepto se ha vuelto estático, debemos probar cosas nuevas y copiar a otros equipos"

AmpliarEricsson insta a Sauber a mejorar de cara a 2016 - LaF1Ericsson insta a Sauber a mejorar de cara a 2016

Tras completar su segunda temporada como piloto titular en la Fórmula 1, Marcus Ericsson aguarda ansioso a que el equipo Sauber sea capaz de acreditar un importante paso hacia adelante durante el invierno y aterrice en Australia con opciones reales de erigirse como la fuerza a batir en la zona media de la parrilla. Pese a que las dificultades económicas y la fortaleza de algunos de sus rivales motorizados por Mercedes jueguen en contra de las fervientes ambiciones del equipo suizo, Ericsson siente que sus discretos resultados no son íntegramente achacables a la falta de dinero, sino a otro aspecto aún más alarmante: la falta de ambición en el diseño de los coches.


Desde que Sauber revolucionara la parrilla del 2012 con la introducción del C31, un monoplaza excelentemente trabajado en busca de un mayor beneficio aerodinámico, los tres diseños posteriores han quedado lejos de pasar a los anales de la historia precisamente por la ausencia de piezas suficientemente innovadoras con las que pudieran afianzarse en la batalla por los puntos. Tras asumir el desastre de verse superados por Marussia en 2014, la última temporada no ha arrojado sensaciones demasiado positivas en el apartado deportivo pese a que dos brillantes actuaciones de Felipe Nasr y la constancia de Ericcson en la gira europea les hayan permitido batir a ambos McLaren-Honda.



En la Fórmula 1 siempre necesitas encontrar nuevas medidas y también tomar riesgos



Si bien es cierto que los accidentes ajenos y la rápida adaptación de sus pilotos ha podido haber camuflado su grave situación deportiva, la arquitectura simplista de su último coche refleja la necesidad de que Sauber asuma más riesgos en la construcción del próximo C35, el cual no se estrenará hasta la última tanda de test en Barcelona. "Creo que es una combinación de obtener un mayor presupuesto para gastar e introducir mejoras, lo cual estaría bien. Además, creo que el concepto que hemos tenido los dos últimos años en Sauber ha sido un poco estático, mientras que otros equipos han avanzado de formas diferentes", explica Ericsson en palabras a F1i.



El sueco cree que las limitaciones financieras de Sauber no deben frenar su intento de introducir diseños más agresivos al próximo monoplaza, y es que sólo con copiar la filosofía aerodinámica de otros equipos de la parrilla bastaría para dar un paso hacia adelante en 2016. "Eso es lo que estamos intentando hacer, seguir un poco más lo que los otros equipos han hecho en los últimos años. Creo que es importante no mantenerse demasiado en un concepto. Especialmente en la Fórmula 1, siempre necesitas encontrar nuevas medidas y también tomar riesgos. No que sean estúpidos, pero necesitas probar nuevas cosas y eso es lo que intentamos hacer", indica.



A tenor de esta falta de ambición ya se pronunció Monisha Kaltenborn en una entrevista concedida a LaF1.es, donde reconocía la debilidad natural de Sauber para adaptarse correctamente a las modificaciones en el reglamento. "Quizá una debilidad del equipo es que no hemos sido demasiado ágiles cuando han llegado nuevos cambios a las reglas de la Fórmula 1, pero luego nos hemos recuperado e incluso hemos dado un gran paso hacia adelante", indicaba esperanzada la mandataria hindú, no sin atribuir parte de su fracaso a la falta de recursos financieros. "No podemos estar constantemente introduciendo mejoras e incluso hemos retrasado algunas mejoras del 2015 sabiendo que nuestros rivales iban a atraparnos", sentenció.



 

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top