El acuerdo entre Renault y Lotus aún no se ha firmado

Alan Permane, preocupado con la falta de motor para 2016

El ingeniero británico admite que cada día perdido de trabajo es un mundo

AmpliarAlan Permane está preocupado por la falta de motor - LaF1Alan Permane está preocupado por la falta de motor

La carta de Renault declarando sobre las intenciones de la marca francesa de comprar Lotus fue una especie de placebo para ambas partes. Unos se aseguraban cierto tiempo de margen, otros podían imaginar un futuro más o menos estable. Visto que el acuerdo no acaba de cerrarse, los ingenieros de Lotus con Alan Permane al frente empiezan a preocuparse por 2016.


Con los V6 turbo y sus estructuras tan diferentes, la tarea de diseñar un prototipo apto para la F1 es muy difícil si no se conoce al 100% el peso del motor y su ubicación milimétrica. A cada minuto que pasa, el trabajo se acumula y por eso mismo Permane está en alerta naranja. 



"Como ingeniero quieres saber en qué posición estás cuanto antes, si puede ser en Marzo mejor. Una vez el coche empieza a rodar, un equipo especial ya trabaja en el del año siguiente, pero ahora tenemos que aguantarnos con lo que tenemos. Ya vimos de lo que fue Brawn capaz, aunque era mucho más fácil con los motores V8", afirma en Auto Motor und Sport.



La diferencia del V6 al V8 radica en su tamaño y en los elementos de refrigeración, pues al ser el motor actual ligéramente más pequeño hay más espacio para recortar en la parte trasera del monoplaza. Al ser todo más estrecho en la parte posterior, la refrigeración se vuelve un problema y para que el ERS funcione correctamente éste debe estar en la temperatura idónea para no perder energía debido a altas temperaturas.



Pese a estos problemas, Permane es relativamente positivo y en vez de lamentarse en exceso, se las apañará con lo que tengan. 



"Se está haciendo tarde, pero sería erróneo decir que quien salga primero a los test tendrá mayor beneficio sobre el resto. ¿Puede que lo tengan? Sí, pero nos las apañaremos con lo que nos toque".



Lotus, Red Bull y Toro Rosso son los tres equipos que desconocen qué motor usarán en 2016, de forma que el trabajo se acumula en sus respectivas fábricas. Entonces entra el factor improvisación y capacidad de reacción, conceptos que muchos no quieren oir hablar pues significaría que el trabajo no está bien hecho.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top