24 HORAS LE MANS 2017

Porsche, a la desesperada con el 919 dorsal 2 tras perder el 1

Existe una posibilidad tangible de que gane un LMP2

Lo sucedido en las últimas horas de carrera demuestra la increíble complejidad de los LMP1 híbridos y la dificultad del reto de ganar esta carrera

AmpliarPorsche 1 en Le Mans - SoyMotorPorsche 1 en Le Mans

Lo sucedido en las últimas horas de carrera demuestra la increíble complejidad de los LMP1 híbridos y la dificultad del reto de ganar esta carrera

Porsche atraviesa un drama similar al que sufrió Toyota durante la pasada noche, al perder su coche líder, el dorsal número 1, cuando lideraba la carrera con 20 vueltas de ventaja por una irreversible pérdida de presión de aceite en su motor. Ahora, el 919 Hybrid restante en pista, que también tuvo problemas ayer, debe recuperar a marchas forzadas su desventaja frente al nuevo líder de la carrera… un prototipo de la categoría inferior LMP2.

Si ayer presenciamos en primera persona el drama de Toyota y el abandono de dos de sus tres coches en el margen de media hora, hoy le ha tocado el turno a Porsche con su 919 Hybrid con el dorsal número 1, a la sazón el líder holgado de la carrera. Con el laureado André Lotterer al volante, una repentina pérdida de presión de aceite en su prototipo le ha dejado sin motor térmico en los primeros metros de la recta de Les Hunaudières. Desde ahí, el piloto alemán ha intentado dirigirse a boxes con todos sus medios –esto es, el motor eléctrico de su coche– pero ha tenido que detenerse sin remedio poco después de la chicane Forza.

En el momento de publicar estas líneas, el Porsche número 2 se ha encaramado a la tercera posición virtual, si consideramos definitivamente eliminado a su coche hermano. Su objetivo, obviamente, es alcanzar el Oreca Gibson número 37 de Ho-Pin Tung, Thomas Laurent y el experimentado Oliver Jarvis. Con los ritmos en la mano, tiene tres horas y 20 minutos para recuperarle dos vueltas y 53 segundos al LMP2, con lo que tiene margen suficiente para alcanzar la victoria. Los cálculos son sencillos. Se espera que los coches completen 60 vueltas más, por lo que a razón de 10 segundos de recorte medio por vuelta, el Porsche podría recortarle casi tres vueltas a su peculiar enemigo. Es decir, si todo marchase bien para el 919 Hybrid número 2, todavía sería el ganador de las 24 Horas de Le Mans 2017. Pero obviamente, después de asistir a la ‘sangría híbrida’ de las últimas 12 horas, sería absurdo dar nada por seguro. De hecho, el Porsche de Hartley, Bamber y Bernhard ya sufrió ayer un grave problema en su tren delantero, el que alberga la potencia eléctrica, que obligó a su reemplazo completo, lo que le hizo perder nada menos que una hora en boxes.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
3 comentarios
Imagen de Vettelloca

Este año como todos, la carrera se ganará por fiabilidad, por algo es una carrera de resistencia, no solo para piloto sino también para el vehículo.

Imagen de Nagashizzar

Madre mia que debacle en LPM1 y LPM2...la fiabilidad deja mucho que desear...

Imagen de EVV

Tanta tecnología y tan complicada , matará las carreras , los coches son 'de cristal' .

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top