Pruebas SOYMOTOR.COM

Prueba Nissan Juke Nismo RS: wasabi con denominación de origen

Probamos la versión más radical de la gama Juke que incluye autoblocante mecánico o asientos Recaro

Motor, frenos o chasis han sido afinados por Nismo

Cuesta 23.050 euros y sorprende por un comprtamiento y eficacia cercana a un GTI tradicional

AmpliarPrueba Nissan Juke Nismo RS - SoyMotor.comPrueba Nissan Juke Nismo RS

Esta variante RS promete más carne cruda y picante, dos elementos claves también de la comida japonesa de moda, el sushi. En esta ocasión, en cocinas contamos con un chef magistral, creador de platos excepcionales como el 370 Nismo, o el manjar entre manjares, el Nissan GT-R Nismo 2017.

En su chaquetilla encontramos su nombre, Nissan Motorsport o Nismo como le conocen en el mundillo. En esta ocasión la receta va a contar con el crossover Juke como ingrediente principal, al que se le van a añadir elementos seleccionados y de la mejor calidad para intentar crear un plato para los paladares más exigentes en términos de dinámica y sensaciones al volante. ¿Logrará el Nissan Juke Nismo RS convencernos con su sabor especial o será uno más? ¿Es sólo una bonita presentación o se trata de un 'plato' con alma?

GALERÍA DE IMÁGENES DE LA PRUEBA DEL NISSAN JUKE NISMO RS

 

NISSAN JUKE NISMO RS: PRIMERAS SENSACIONES

Llego a los cuarteles generales de Nissan en pleno episodio de contaminación de la capital madrileña y allí me espera un Juke Nismo RS recién salido de cocina. "Apenas ha acabado el rodaje, cuídalo bien", me comenta el comercial mientras me entrega las llaves de una unidad con poco más de 1.000 kilómetros en su odómetro.

La presencia del Juke Nismo RS destaca y eso no es fácil cuando estás rodeado de cientos de coches dentro de un enorme concesionario-taller. Sólo el nuevo GT-R 2017 me distrae ligeramente. Desde su lanzamiento en 2011, el crossover japonés rompió los moldes de la categoría con una estética peculiar, de esas que las amas o la odias. Sus dos grandes focos centrales lo asimilan a un insecto, aunque a veces también me recuerdan a los faros cuneteros tan habituales en los rallies.

Esta versión comparte algunos elementos con el anterior Juke Nismo, lo cual me parece todo un acierto. Nuestra unidad está pintada en blanco perlado y brilla con luz propia gracias al llamativo contraste entre su tonalidad. Los añadidos aerodinámicos inferiores pintados en gris antracita y el contorno rojo que rodea la carrocería. A juego con ella, los retrovisores y las pinzas de los frenos. La altura es menor que en otras versiones y los pasos de rueda alojan unas llantas de 18 pulgadas específicas, con neumáticos ContiSportContact5 en medidas 225/45. La zaga incluye un difusor estético con la luz antiniebla en posición central y una salida de escape de mayor diámetro. Llamativo, pero sin ser excesivamente recargado, el Juke Nismo RS además mejora la carga aerodinámica.

Todavía no he arrancado el pequeño todocamino con aspiraciones de deportivo serio, pero sutiles detalles demuestran que no estamos ante un simple Juke potente, es mucho más que eso. Los tapizados en Alcantara, los baquets de carreras o el autoblocante mecánico se encargarán de recordárnoslo durante cada kilómetro a sus mandos.  

Esta va a ser la versión más radical de la gama 2017 y se ofrece en dos configuraciones: la que hemos probado de tracción delantera y cambio manual o la asociada a la tracción integral 4x4-i y un cambio automático de convertidor de par con 8 relaciones.

 

NISSAN JUKE NISMO RS: MOTOR

Bajo el capó encontramos una evolución del propulsor 1.6 DIG-T que utilizan otras versiones de la gama Juke. Se trata de un cuatro cilindros gasolina, turboalimentado y con tecnología de inyección directa puesto a punto para esta versión por el departamento de competición nipón. El rendimiento alcanza los 218 caballos a 6.000 revoluciones y un par máximo de 240 Newton metro gracias a retoques en la gestión electrónica del motor y un sistema de escape específico.

El autoblocante mecánico saca su garra con notables tirones sobre el volante, señal de que está actuando para buscar la máxima tracción

Por motivos que desconozco, aunque supongo que es por el límite de la caja de cambios automática que utiliza el Juke Nismo RS 4x4, este modelo con tracción delantera dispone de un mayor rendimiento en potencia y par. Nissan sólo declara cuatro caballos más aunque la mayor diferencia es el par máximo son nada menos que 280 Newton metro, 40 Newton metro más que la versión de tracción integral y una reducción de peso en vacío de 38 kilos.

A partir de las 2.000 revoluciones, este propulsor dispone de unas prestaciones destacables y la sobrealimentación permite afrontar las curvas en dos marchas distintas. Elástico pero con carácter, así lo demuestra con un empuje poderoso desde las 3.500 revoluciones hasta las seis mil donde entrega su potencia máxima. Para obtener las mayores prestaciones deberemos seleccionar el modo Sport que afila la respuesta del acelerador y extrae la verdadera esencia del propulsor.

La capacidad de recuperación es otra de sus virtudes: los adelantamientos en carreteras secundarias se producen de forma fulgurante sin la necesidad de reducir, mientras que en autopista gana velocidad en igual proporción del movimiento de nuestro pie derecho. Nismo ha logrado una respuesta dulce y elástica, perfectamente válida para diario pero también con pegada desde la mitad del tacómetro más propio de un deportivo. Desde luego, el motor nunca defrauda, salvo que miremos el consumo conduciendo a fondo…

El propulsor es sólo parte de la ecuación que convierte al Juke Nismo RS en una alternativa a los utilitarios GTI más radicales. El sistema de transmisión merece un notable alto gracias a una caja de cambios de seis velocidades con un tacto preciso y mecánico aunque de recorridos ligeramente largos y, sobre todo, un autoblocante mecánico de tipo LSD, que dota a este automóvil de una eficacia inimaginable para cualquier otro Juke de la gama. De ello hablaremos más adelante, pero valga como ejemplo la brillante aceleración obtenida en el 0 a 100 kilómetros/hora, con un mejor tiempo de 6,8 segundos. Donde otros pierden tracción, el Juke Nismo RS sigue empujando.

El sonido promete pero, una vez dentro, le falta volumen. Entre la lista de modificaciones se encuentra un escape modificado por Nismo de mayor sección y salida cromada. Sin embargo, se queda a medio camino, ya que si desde fuera es muy atractivo –especialmente en los arranques con el motor frío, una vez dentro del habitáculo el sonido de escape se diluye con otras notas provenientes de la admisión con un muy leve sonido de la descarga del turbo. Una válvula de escape y un botón para abrirla a voluntad hubiese sido la solución perfecta.

 

PRESTACIONES*


NISSAN JUKE NISMO RS 4x2 2017
0-50 km/h 2,7 segundos
0-100 km/h 6,9 segundos
0-402 metros (1/4 milla) 15,1 segundos a 133,1 km/h
Fuerzas G máxima en curva 0,83 G

*Obtenidas con el acelerómetro Beltronics Vector FX2 

 

NISSAN JUKE NISMO RS: INTERIOR Y EQUIPAMIENTO

El Nissan Juke Nismo RS también se diferencia del resto de la gama con cambios en el habitáculo. Sutiles pero acertados, se ha hecho un uso intensivo del Alcantara, que se extiende por los tapizados de los asientos, el cuadro de instrumentos, algunas secciones de los paneles de las puertas y el volante. Este último ofrece un tacto agradable y especial y mejora la experiencia global al volante. Eso sí, más vale que después de cada trayecto te hidrates las manos, porque las reseca a poco que lo uses.

Los asientos Recaro son los protagonistas absolutos, atraen todas las miradas y son los mismos que los empleados en el Nissan 370Z Nismo y en el nuevo GT-R Nismo 2017. De difícil acceso y con un mullido algo duro para el día a día, recogen el cuerpo a la perfección y suman muchos enteros en conducción deportiva. Sin embargo, Recaro debería rediseñar su sistema de anclaje ya que este eleva casi 10 centímetros la posición de conducción, un hecho que se repiten en otros modelos que los montan, con el Renault Clio RS. Pese a sus defectos, debo estar agradecido a Nissan por haberlos incluido como opción en esta versión, sin duda alguna son un extra imprescindible, pese a los 1.500 euros que valen.

El habitáculo muestra su mejor cara gracias a estos elementos exclusivos de la versión Nismo RS, si bien tiene aspectos mejorables como el tacto de las ruletas del climatizador, la pantalla inferior de baja resolución situada muy baja y algunos acabados sólo aceptables. No hay que olvidar que la mayoría de elementos los comparte con un Nissan Juke normal, que parte de los 12.700 euros.

El equipamiento es el más completo de la gama Juke ya que, pese a que hablemos de la versión más radical por estética y comportamiento, la dotación de serie es muy completa. Entre lo más destacado dispone de luces LED delanteras y traseras, climatizador automático, NissanConnect con pantalla de 5,8 pulgadas, control de ángulo muerto o alerta de cambio de carril. De serie también cuenta con tres modos de conducción -Normal, ECO y Sport- que muestran a través de un gráfico el par utilizado, el nivel de conducción eficiente y el soplado del turbo, respectivamente. La unidad de pruebas además incluía los únicos extras disponibles: tapicería en cuero y Alcantara, asientos Recaro y el paquete Tecno con luces Xenón y cámara de visión de 360 grados. Otros detalles específicos son el cuentarrevoluciones en rojo con la inscripción RS o las molduras centrales del salpicadero que imitan –con poco acierto- la fibra de carbono.

Con una longitud de 4,14 metros y una carrocería con un diseño muy marcado, el espacio interior es adecuado para cuatro personas. Mientras que las plazas delanteras serán objeto de disputa de los pasajeros para poder probar los asientos Recaro, detrás las cosas se complican ya que la distancia para las rodillas es justa y la altura insuficiente si sobrepasas el metro ochenta de estatura. Aunque el Juke está homologado para cinco ocupantes, la plaza central trasera sirve principalmente para emergencias o para niños.

Una de las ventajas que ofrece la versión de tracción delantera que probé respecto a la variante 4x4 del Juke Nismo RS es un mayor espacio de carga. Debido a la ausencia de la transmisión y el diferencial trasero, el maletero pasa de unos escasos 207 litros hasta los 354 litros, una de las referencias de la categoría. Cuenta con un diseño aprovechable y un doble fondo que nos permitirá reducir la altura del suelo de carga o bien contar con un espacio cubierto. Los asientos traseros son abatibles en proporción 60/40 y cuentan con anclajes Isofix.

 

NISSAN JUKE NISMO RS: CONDUCCIÓN

Una vez llegamos a nuestro tramo o circuito favorito es donde todas las mejoras mecánicas ejecutadas por Nismo toman sentido. Los duros asientos Recaro de difícil acceso, ahora son perfectos, sujetan nuestro cuerpo y nos integran más en la conducción sintiendo mejor cada reacción o señal que nos manda el chasis. El motor respira a pleno pulmón a partir de las 3.500 revoluciones y el acertado cambio manual con relaciones más cerradas nos permite que no caiga de la zona buena. La dirección, sin ser especialmente comunicativa, es rápida y directa gracias a sus 2,75 vueltas y el tacto y agarre de la Alcantara en el aro del volante es insuperable.

Pero una vez más, el elemento central en conducción deportiva es el autoblocante mecánico. Es el que permite subir un escalón cuando queremos rodar rápidos de verdad. Marca la diferencia para aprovechar al máximo la potencia y el par disponible y gratifica al conductor con sensaciones que ya creía perdidas.

Acelerando fuerte en marchas cortas, sobre asfalto húmedo o deslizante, el carácter del autoblocante saca su garra con notables tirones sobre el volante y una tendencia al autocentrado muy rápida, señal de que está actuando para buscar la máxima tracción. Si has probado algún GTI de tracción delantera con mecánica turbo cercana a los 200 caballos sin este sistema, seguro que recuerdas esa poco gratificante sensación de cómo los caballos se escapan ya que los neumáticos delanteros no pueden digerir toda la potencia y el par acelerando a fondo a la salida de las curvas. Pues bien, en el Juke Nismo RS puede olvidarte de ello y más vale que te vayas acostumbrando a las sacudidas del autoblocante. Y es que así debe ser en un coche con máxima aspiraciones deportivas, en el que la efectividad y el rendimiento está por encima de otros parámetros como la comodidad.

Poco común en nuestros días y sólo disponible en las versiones más radicales, el autoblocante mecánico supone un nuevo desafío para el conductor con aspiraciones deportivas, que primero se sorprenderá por su comportamiento y una vez asimilado, tratará de modificar su conducción para aprovechar al máximo este sistema. Y esto, desde luego, es un desafío atractivo y muy divertido.

Incluso en carreteras como la sesión de fotos, con un firme irregulardebido al asfalto deteriorado en el exterior del carril, el Juke NISMO RS no tiene problemas a la hora de encontrar el agarre necesario para salir victorioso de cada viraje.

Sin llegar al comportamiento de un GTI, sorprende la efectividad y agilidad de este crossover

Esta gran efectividad a la salida hace que lleguemos a la siguiente más rápido a la siguiente curva y cuando toca detener el Juke Nismo RS tampoco tendrás queja. Si bien el tacto del pedal no es excepcional, el equipo de frenos sobredimensionado no se mostró superado en ningún momento, y en frenadas fuertes el comportamiento del chasis se muestra correcto, no son necesarias las correcciones. En frenadas en apoyo será el ESP el que se encargue de contener las reacciones del eje trasero, que no es demasiado crítico en este aspecto.

Según he podido comprobar durante la prueba, Nissan Motorsport ha configurado el chasis del Nismo RS de una forma bastante neutra, pero sin llegar un nivel muy radical. Han diluido ligeramente su potente wasabi con denominación de origen en un poco de salsa de soja para poder servirlo en más ocasiones.

Subvirador al límite, algo intrínseco a su configurador de motor y tracción delantero, este Juke sorprende porque hace falta ir realmente pasado para lograr que el eje delantero deslice. Durante la prueba la temperatura rondaba los 3 grados, por lo que su comportamiento debería incluso superior con un asfalto mínimamente caliente. Se puede ir muy rápido a sus mandos, pero nunca te asusta con un mal gesto ni sientes tener la situación fuera de control. Un carácter deportivo, pero más asequible de llevar rápido que otros de sus rivales con chasis más reactivos.

Prueba Nissan Juke Nismo RS

La suspensión absorbe correctamente las irregularidades y limita el balanceo de las 1,4 toneladas, sin rebotes ni topes que perjudiquen la dinámica. Sin llegar al comportamiento de un GTI tradicional, sorprende la efectividad y agilidad de este crossover. En conducción deportiva y aprovechando las bondades del 1.6 Turbo, el consumo sube fácilmente de los 11 litros cada 100 kilómetros.

No tengo duda que gran parte de las buenas sensaciones que me ha transmitido esta versión se debe los cambios que Nismo ha introducido en el RS. Son muchos e importantes como el diferencial autoblocante mecánico de tipo LSD, los refuerzos estructurales en el chasis, la electrónica del motor ha sido revisada, el embrague reforzado, el sistema de escape específico, la suspensión rebajada más firme y rígida o la dirección electrónica reconfigurada. Nismo también ha trabajado en los frenos, esta versión RS ahora cuenta con discos delanteros de mayor diámetro, discos traseros ventilados y pastillas deportivas. En la versión de tracción delantera y cambio manual, el desarrollo final ha sido acortado hasta una relación de 4.428:1 frente a los 3.933:1 del Juke Nismo normal.

Como aspectos mejorables estaría la elevada posición de conducción. Es cierto que mejora la visibilidad a diario pero resta tacto sobre los pedales conduciendo rápido debido a que debemos accionarlos más verticalmente de lo que nos gustaría. Esto también imposibilita realizar el punta-tacón, una maniobra gratificante y efectiva en conducción deportiva.

 

NISSAN JUKE NISMO RS: ECONOMÍA DE USO

Sin ser un coche especialmente incómodo, esta versión Nismo RS saca a relucir las carencias propias de su configuración extrema en algunos apartados. Una vez más mi mente piensa en su autoblocante, una solución radical per se. Durante los días de prueba no he podido probarlo en agua, pero puedo imaginar la cara del conductor no acostumbrado a este eficaz sistema: ¿se ha vuelto loco el volante?, ¿debo ahorrarme el gimnasio este mes? Más de uno pensará que existe algún tipo de problema con la dirección.

El consumo es muy variable en función del ritmo y de nuestro pie derecho. Incluso en modo ECO, el Juke Nismo RS no es especialmente amigo de la eficiencia, él ha sido creado para rendir al máximo en cualquier circunstancia. En el circuito de pruebas, un recorrido de 165 kilómetros con partes de autopista, carretera y 25 kilómetros de puertos de montaña, ha consumido unos aceptables 7,9 litros.

El mayor problema llega al circular por una atascada Madrid, en el que no es difícil superar los 10 litros de media en ciudad, incluso rodando en marchas largas y aprovechando los excelentes bajos del motor turbo. Para un coche de uso eminentemente urbano y uso diario, parecen demasiado. Por dimensiones, radio de giro y respuesta, el Nissan Juke Nismo RS se maneja en la ciudad como una navaja multiusos, tan pronto te saca una sonrisa colocándote el primero en el semáforo, como te permite aparcar en casi cualquier hueco

Además, contamos con el 'problema' añadido de que el alma Nismo, el sonido y la configuración 'al ataque' incitan a darse algún homenaje entre semáforos en marchas cortas, arruinando las medias. Las visitas a la gasolinera serán más habituales que con otros coches debido a un depósito de unos 40 litros.

Nuestro Nissan Juke Nismo RS de pruebas tiene un precio base de 30.400 euros, que con descuentos se queda en 25.750 euros. No obstante, si elegimos esta sin extras, podremos conducirlo por 23.050 euros o 286 euros al mes con las ofertas ya aplicadas con tres años de mantenimiento gratuito si entregamos un vehículo usado. La diferencia respecto al Nismo RS de tracción integral alcanza los 3.200 euros.

 

NISSAN JUKE NISMO RS: RIVALES

La reinterpretación del Nissan Juke a manos de Nismo en esta radical versión sitúa a este automóvil, por prestaciones y eficacia, en el coto de caza de los GTI. Este segmento, uno de los más animados de los últimos años, cuenta con aspirantes con una potencia media que ronda los 200 caballos.

Entre ellos se encuentran el Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport con un motor 1.6 turbo de 208 caballos y 300 Newton-metro, autoblocante Torsen, frenos Brembo, una configuración específica del chasis y un precio de 26.330 euros. Otro rival sería el Renault Clio Sport EDC Trophy de 220 caballos y suspensión modificada, siendo el único que sólo está disponible con cambio automático de autoblocante a partir de 24.475 euros. Entre ellos también debemos considerar al Ford Fiesta ST200, la versión más prestacional con 200 caballos y 280 Nm que parte de los 26.200 euros.

 

CONCLUSIÓN

Notable evolución del carácter y la eficacia la que ha experimentado esta versión Nismo RS. Si el antiguo Nissan Juke Nismo se quedaba a medio camino entre una bonita estética y un comportamiento mejorado, el RS va más allá: ser especial y no apto para todos los públicos.
Ya antes de pulsar el botón de arranque avisa con una estética llamativa, pero el Juke Nismo RS es mucho más que una cara bonita. Los baquets Recaro –excelentes aunque elevan la posición del conductor- y el volante forrado en piel vuelta imprimen carácter, mientras que el autoblocante mecánico transmite muchas sensaciones y permite aprovechar cada uno de los 218 caballos y se asocia con un chasis efectivo y con una puesta a punto destacable para disfrutar al volante.

Tanta radicalidad tiene su contrapunto: unos consumos elevados, una comodidad mejorable y un alma guerrera que pide ir al ataque desde el primer minuto. En definitiva, el departamento de Nissan Motorsport ha logrado su objetivo: crear un verdadero automóvil digno de llevar la insignia Nismo, con un comportamiento y carácter a la altura de lo que esperas, que se sitúa como primer escalón de la gama y supone una alternativa real a los GTI del segmento B.

Prueba Nissan Juke Nismo RS

FICHA TÉCNICA

  NISSAN JUKE Nismo RS 4x2 2017
Motor (tipo): Gasolina Turbo 4 Cil. 16V
Cilindrada (cc): 1.618
Potencia (CV/rpm): 218/6.000
Transmisión: Manual 6 vel. Diferencial Autoblocante LSD
Velocidad máxima (km/h): 220 
Aceleración 0-100 km/h (s): 7
Consumo medio homologado (L/100 km): 7,2
Largo/ancho/alto (m): 4,11/1,77/1,56
Peso (kg): 1.346
Emisiones CO2 (km/h): 165
Precio en euros: 27.707 (23.050 en oferta)
Lanzamiento: 2016
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top