Pruebas Soymotor.com

Prueba BMW 520d Touring: combinación de excelencia

Probamos el nuevo BMW Serie 5 con su carrocería más práctica y habitable

El despliegue tecnológico de esta nueva generación es abrumador

Esta versión parte de los 53.400 euros y dispone de 570 litros de maletero

AmpliarPrueba BMW Serie 5 Touring -Soymotor.comPracticidad, tecnología y dinámica se dan la mano en el nuevo BMW Serie 5 Touring

Ya tenemos entre manos la séptima y última generación del BMW Serie 5, modelo que sustituye al anterior denominado F10 que se estrenó en 2010. Los alemanes han puesto todo su saber hacer en su nueva berlina, que supone un salto adelante muy importante en tecnología y calidad, sin perder la personalidad deportiva que imprime la marca a todas sus creaciones.

Si bien acabamos de conocer el BMW M5, la versión más prestacional y demoledora de la gama, en Soymotor.com nos preguntábamos si el nuevo Serie 5 puede ser la nueva referencia de una categoría cada vez más competida.

Como añadido, hemos probado durante una semana la variante familiar denominada Touring que añade mayor practicidad. Todo ello sumado a la archiconocida mecánica turbodiésel y acabado M. ¿Habrá conseguido convencernos el nuevo BMW Serie 5?

bmw_520d_prueba_soymotor_galeria_fotos_0.jpg

FOTOS: Prueba BMW 520d Touring

Mientras repaso las líneas del BMW i8 que la marca expone en el recibidor de su centro de operaciones en el norte de Madrid, el encargado de los coches de prensa me entrega algo parecido a un “minismartphone”, que me hace salir de mis pensamientos con el superdeportivo hibrido. “¿Y dices que esto es la llave del coche?” le pregunto con incredulidad. El pequeño dispositivo cuenta con una pantalla táctil en la que se muestra el modelo en color y carrocería exacta al de nuestra unidad. Como luego veremos, es sólo una de las armas tecnológicas que esconde la nueva berlina media de BMW.

 

PRUEBA BMW 520D TOURING: PRIMERAS IMPRESIONES

Mientras pruebo las opciones del cacharrito, descubro en el aparcamiento el que va a ser mi coche durante la próxima semana. Después de entregar el BMW Serie 4 Cabrio en color naranja caldera, pensaba que pocos modelos de la marca podían ser tan llamativos –modelos M aparte- pero lo cierto es que la presencia del nuevo BMW Serie 5 con carrocería Touring es impecable. Pronto descubro por las llantas negro multiradio en negro y los paragolpes específicos, que se trata de una unidad con paquete deportivo M, todo un acierto. Practicidad máxima con un toque agresivo.

Prueba BMW 520d Turing

Una vez más BMW demuestra que es especialista en lograr un resultado muy atractivo en estas versiones familiares. No sé lo que tienen, pero ya desde aquel lejano BMW e30 Touring de mediados de los años ochenta, las carrocerías familiares son una de mis debilidades. Ahora bien, te tomará tu tiempo recorrer todos los detalles y formas de la carrocería ya que con los 4,94 metros de largo, el BMW Serie 5 Touring no es lo que se dice un automóvil pequeño.

Prueba BMW 520d Turing

De hecho, sus dimensiones se acercan mucho a un Serie 7 de hace un par de generaciones. Por todo ello, resulta sorprendente la integración de las formas y volúmenes en este tipo de carrocería con una elegancia y presencia como pocos en su clase.

 

PRUEBA BMW 520D TOURING: MOTOR

En este apartado nos reencontramos con un viejo conocido, el turbodiésel de 2 litros tetracilíndrico y turboalimentado que ha sido el eje vertebral de la mecánica Diesel durante más de una década en la mayoría de la gama BMW. Su última evolución también estuvo presente en el BMW Serie 4 Cabrio que probamos hace unas semanas aunque ahora se enfrenta al reto de propulsar a un modelo mayor.

Lo cierto es que no hay grandes diferencias y los 190 caballos y 400 Newton-metro de par mueven con soltura los casi 5 metros de largo y 1,7 toneladas del Serie 5 Touring. Como puedes ver abajo, no es un coche rapididísimo prestacionalmente hablando –el 0 a 100 ronda los 8 segundos- pero sí que es lo suficientemente veloz para viajar a ritmos elevados con cinco personas y el maletero lleno. Todo ello con unos consumos contenidos, como luego veremos y a lo que se suma también una excelente insonorización que redunda en todo el pasaje.

Prueba BMW 520d Turing

Gran parte del mérito no lo tiene sólo el optimizado propulsor sino también la excelente caja de cambios Steptronic de 8 velocidades. No solo nunca defrauda, sino que además dota al automóvil que la emplea de una suavidad y eficacia excelentes,  y sabe leer tu estilo de conducción y adaptarse a él a través de los distintos modos. Eso sí, incluso en el más deportivo no apura hasta el corte, sino que pasa a la siguiente relación sobre las 4.500 revoluciones, lo cual tampoco está nada mal para una mecánica turbodiésel.

prueba_BMW_520d_Turing_Soymotor_16.jpg

En reducciones tampoco se corta demasiado, y obligándole mediante las levas podemos subir la aguja digital hasta las cuatromil. Los desarrollos son muy largos en las últimas velocidades y la octava deja “ronroneando” al motor sobre las 1.700 vueltas a 120 kilómetros/hora, lo que permite mejorar la eficiencia, pero el coche queda algo muerto en esas circunstancias. Nada que un par de reducciones no puedan solucionar.    

PRESTACIONES
SOYMOTOR.COM*
BMW 520D TOURING 2017
0-50 km/h 2,5 segundos
0-100 km/h 8,1 segundos
0-402 metros (1/4 milla) 16,1 segundos a 132 km/h
Fuerzas G máxima en curva 0,88 G

*Obtenidas con el acelerómetro Beltronics Vector FX2

 

PRUEBA BMW 520D TOURING: INTERIORES Y EQUIPAMIENTO

Si los interiores de BMW siempre te han parecido sencillos, asépticos y con menos personalidad que los de sus rivales alemanes tradicionales, deberías pasarte por un concesionario a valorar el trabajo en esta nueva generación del Serie 5. Estamos seguros que cambiará tu visión del asunto. No se trata sólo de una sensación de calidad percibida sensacional –mucho tiene que ver la elegante combinación de colores y el cuero marfil con partes guateadas- sino que BMW también ha echado el resto para que materiales y texturas estén a un nuevo nivel.

Salta a la vista ya desde los primeros momentos respecto al Serie 4 Cabrio que probamos. Por ejemplo, en la parte central del salpicadero todos los mandos son digitales, disponemos de botones táctiles y, en esta unidad, hasta un difusor de perfume con tres fragancias a elegir. El nivel de detalle y los acabados juegan en la liga de los mejores.

Prueba BMW 520d Turing

Sin embargo, los alemanes parecen querernos decir “Eh espera, que esto sólo es el principio”. Y así sucede, cuando descubrimos el descomunal despliegue tecnológico de nuestro Serie 5, más próximo al Serie 7 que nunca. Déjame darte algunos ejemplos: modo de conducción que se adapta a tu conducción, panel de instrumentos totalmente digital y configurable –este ya me encantó en el Cabrio y ahora es aún mejor-, iDrive mucho más intuitivo, pantalla central de 10 pulgadas o los últimos sistemas en asistencia a la conducción. El nuevo sistema de control de crucero adaptativo ACC, con sus múltiples cámaras y sensores, permite una conducción autónoma hasta los 80 kilómetros por hora y de pilotaje semi autónomo hasta velocidades de 210 kilómetros por hora así como detectar objetos o frenar de forma independiente.

 

 

Una publicación compartida de SoyMotor.com (@soymotor) el

 

Ahora bien, si tuviera que quedarme con algo en uso diario destacaría el intuitivo manejo gestual que permite manejar la radio y otros solo mover los dedos o el mando a distancia inteligente y heredado del Serie 7, que permite mover el coche desde fuera para aparcarlo en espacios estrechos que no nos permitirían después salir con comodidad. Al principio me pareció poco útil pero una vez lo pruebas, y dadas las dimensiones del nuevo Serie 5, es algo a tener en cuenta. Esto junto al sistema de sensores y cámaras que muestran hasta el coche en 3D para hacernos una idea de la maniobra son de gran ayuda en el día a día. Por cierto, que la llave inteligente permite también otras muchas funciones como revisar el estado del vehículo o programar el climatizador.

Prueba BMW 520d Turing

El espacio interior es otra de sus virtudes, con unas cotas destacables por anchura y altura, especialmente en las plazas traseras. Los hasta 85 centímetros para las piernas de las plazas traseras junto a su buena anchura permiten viajar con total comodidad a tres adultos. La gran habitabilidad del nuevo Serie 5 Touring no es su única virtud, sino también hace gala de un aislamiento y calidad de rodadura excelentes.

Prueba BMW 520d Turing

Incluso en esta versión con acabado deportivo M con neumáticos de perfil bajo y suspensión rebajada, la comodidad es realmente buena lo que junto a unos asientos muy bien estudiados, hacen de los viajes todo un placer no solo para el conductor. Como parte del equipamiento de serie en esta versión Touring se incluye una suspensión neumática en el eje trasero con control automático de altura.

Prueba BMW 520d Turing

Y llegamos a una de las partes fundamentales de toda berlina con carrocería familiar: el maletero. El BMW Serie 5 Touring cuenta en esta versión con una capacidad de 570 litros, lo que suponen 10 más que su predecesor y también supera en 40 litros a la berlina. Las formas son regulares y muy aprovechables, y si abatimos los asientos traseros dispondremos de hasta 1.700 litros de capacidad. Sin embargo, lo que no reflejan los fríos números son ventajas como el cristal trasero abatible –que hace que no sea necesario abrir todo el portón y puede realizarse a través del mando-, mucho más práctico para cargar o coger pequeños bultos que en la berlina.

 

PRUEBA BMW 520D TOURING: CONDUCCIÓN

En esta ocasión hemos tardado un poco más de la cuenta en ponernos a conducir el coche de pruebas, ya que todo el despliegue tecnológico ha requerido de un intensivo repaso al manual de vehículo para poder explorar a fondo todas sus funciones. Como podrás imaginar, en BMW tampoco no se han olvidado del apartado dinámico. De inicio, nadie dadas sus mayores dimensiones –recuerda, casi 5 metros de largo y 3 de batalla- esperaría que fuese un pese pluma, sin embargo, los ingenieros han reducido el peso hasta en 100 kilos respecto a la versión anterior, lo que supone un buen inicio.

Prueba BMW 520d Turing

En marcha el BMW Serie 5 Touring parece adelgazar 300 kilos de golpe y su aplomo es sensacional

Una vez fuera de la ciudad, donde por tamaño no se encuentra en su entorno, el Serie 5 Touring parece “estirar las piernas” y demostrarnos de qué es capaz exhibiendo un comportamiento intachable en carretera y autopista. Y en el caso de esta versión con paquete M, el tacto general es sorprendentemente ágil, lo que muchas veces te hace dudar de que si en realidad estás a los mandos de un Serie 3.

La pisada en cualquier circunstancia es excepcional  y solo en tramos muy rotos sentimos que no se encuentra a gusto por un tarado de suspensión firme. Gracias a los modos Sport, Comfort y ECO PRO, el Serie 5 se adapta a todo tipo de conducción modificando suspensión, dirección y transmisión. El Head Up Display supone un paso adelante ya que es hasta un 70% más grande y permite no apartar la vista de la carretera.

Prueba BMW 520d Turing

En tramos más revirados este BMW muestra sus armas de nuevo con un gran aplomo y un comportamiento incisivo. Elementos con la suspensión deportiva M o el sistema de dirección activo que gira ligeramente las ruedas traseras para mejorar la agilidad suponen un plus respecto a sus rivales. A un ritmo ya interesante nunca pierde la compostura y se muestra anclado al asfalto por los Michelin Primacy 3 de 245 milímetros de sección. En cualquier caso y aunque permite darse algunas alegrías, siempre hay que tener en cuenta que hablamos de un coche que se acerca a las dos toneladas y donde realmente se encuentra a gusto en carretera abierta y, sobre todo, autopista.

PRUEBA BMW 520D TOURING: ECONOMÍA DE USO

De acuerdo al configurador de la marca bávara, el BMW Serie 5 Touring parte de los 55.650 euros que cuesta el 520i con motor gasolina turbo de 184 caballos y cambio automático –todos lo son-. Si es cierto que la versión 520d no aparecía en el momento de la consulta, su precio es incluso inferior con un precio que arranca desde los 53.400 euros. Si lo comparamos con un BMW Serie 5 berlina, a igualdad de equipamiento es unos 2.600 euros más caro.

Prueba BMW 520d Turing

El paquete deportivo M que incluye esta unidad cuesta 6.089 euros que incluye volante deportivo, llantas de aleación, suspensión deportiva o parachoques específicos más aerodinámicos. Además, incluye otros opcionales específicos como las llantas de 19 pulgadas negras de radios dobles -2.071 euros-, tapicería de cuero -2.355 euros- o control electrónico de la suspensión EDC -1.408 euros- entre otros. Con todo, la tarifa final supera los 65.000 euros.

Prueba BMW 520d Turing

El consumo de nuestro BMW 520d Touring ha sido bastante contenido para sus dimensiones y peso si bien supera los 4,5 litros homologados por el fabricante. En carretera y a velocidades legales es sencillo bajar de los seis litros reales, mientras que en autopista los largos desarrollos permiten un consumo de 6,3 litros a 120 kilómetro/hora. En ciudad y con una conducción no especialmente eficiente, nuestra unidad nos consumió 7,1 litros cada cien kilómetros. Durante el recorrido de prueba, a un ritmo elevado la cifra fue de 6,7 litros de gasóleo. Son cifras apenas superiores a las que obtuvimos en la prueba del BMW 420d Cabrio. La autonomía no será un problema gracias a un depósito de 66 litros que permite recorrer un millar de kilómetros sin detenernos.

PRUEBA BMW 520D TOURING: RIVALES

  • Audi A6 Avant

Clásico entre los clásicos, esta versión de la berlina intermedia de Audi ofrece 565 litros de maletero y unas dimensiones muy similares al Serie 5 Touring. Destaca por la calidad de sus acabados, su amplia gama de motores y su tracción integral quattro. También existe una versión denominada Allroad, adaptada para circular por caminos y pistas. El Audi A6 Avant parte de los 46.100 euros con motor 2.0 TDI de 150 caballos y tracción delantera.

  • Mercedes Clase E Estate

La versión familiar del nuevo Clase E estrena carrocería y muchas novedades técnicas. Con un maletero de 640 litros, es uno de los más capaces de la categoría. Al igual que el Audi, también dispone de versión campera con tracción integral y mayor altura libre denominada All Terrain. El Mercedes Clase E Estate está a la venta desde 53.750 euros en versión E 200 d con motor Diesel de 150 caballos. El tope de gama es la versión E 63 S 4MATIC con tracción integral y motor 4.0 V8 biturbo de 612 caballos.

Prueba BMW 520d Turing

 

PRUEBA BMW 520D TOURING: CONCLUSIONES

BMW regresa a lo más alto de las berlinas medias con el nuevo Serie 5, el más avanzado, eficiente y refinado desde su nacimiento hace ya un cuarto de siglo. La carrocería Touring que hemos probado añade un punto de practicidad gracias a su mayor maletero, lo que sumado a la potente pero frugal mecánica turbodiésel, lo convierten en un compañero perfecto para el día a día en familia gracias a un habitáculo más espacio y un gran maletero .

Uno de los mejores familiares del mercado que también se diferencia de su competencia con un comportamiento intachable y especialmente ágil para sus dimensiones. Permite llevar a toda la familia de viaje con la máxima comodidad pero dispone de un chasis muy bien puesto a punto para eventuales ocasiones. La guinda al pastel lo pone un arsenal tecnológico que hace más segura y fácil la vida a bordo del conductor.

 

FICHA TÉCNICA BMW 520d Touring 2017
Motor –tipo–: Turbodiésel, inyección directa e intercooler
Cilindrada –centímetros cúbicos–: 1.995
Potencia –caballos/revoluciones por minuto–: 190 / 4.000
Transmisión: Automático de 8 velocidades
Velocidad máxima –kilómetros/hora–: 230
Aceleración 0-100 kilómetros/hora –segundos–: 8,0
Consumo medio homologado –litros/100 kilómetros–: 4,5
Largo/ancho/alto –metros–: 4,94/1,86/1,49
Peso en vacío –kilos–: 1.730
Emisiones CO2 : 119. Euro 6
Precio en euros: 53.400 –sin descuentos–
Lanzamiento: 2017
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top