ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Historia de los logotipos I: Alemania

AmpliarHistoria de los logotipos I: Alemania - SoyMotor.comHistoria de los logotipos I: Alemania

La mayoría de las personas estamos acostumbradas a pasear por la calle o circular por la autovía y ver pasar a miles de automóviles de diferentes marcas sin pararse a pensar las fábulas que pueden contar sus logotipos. Como no podía ser de otro modo, sólo los apasionados por la historia de la automoción, los verdaderos 'frikis' de este mundo, podemos cuestionarnos este tipo de cosas. ¿Sabes qué esconden realmente estas insignias?

Lejos de ser meros emblemas con una serie de abreviaturas o dibujos cuyo objetivo es identificar el fabricante de cada modelo, se trata de anagramas capaces de narrar leyendas, de manifestar valores corporativos o de explicar el origen de compañías que, en muchos casos, no empezaron construyendo automóviles. Sin embargo, la evolución de la ética y del diseño, ha llevado a algunas marcas a modificar paulatinamente sus logos a lo largo de su vida, pudiendo no ser tan fácil deducir su historia a día de hoy.

Empezando por las firmas alemanas, esta serie de artículos irá dedicada a explicar el significado de los logotipos más importantes del sector del automóvil y que todavía hoy podemos contemplar sobre el capó o el portón trasero de muchos coches.

 

AUDI: LA FUSIÓN DE 'QUATTRO' COMPAÑÍAS

Tal y como lo conocemos hoy, el emblema de Audi y sus cuatro anillos entrelazados nació en 1932, cuando cuatro de las más importantes empresas automovilísticas de Alemania se fusionaron: DKW, Wanderer, Horch y la propia Audi, formando lo que inicialmente se llamó Auto Union. El origen de Audi como tal, en 1909, se debe a la traducción literal de Horch –apellido de su fundador– al latín –"oir" en español–. Hay quien dice que el Comité Olímpico Internacional llegó a denunciar a Audi por usar un distintivo tan similar al del organismo deportivo pero, al parecer, quedó en una simple anécdota y no llegó a mayores.

audi_logo.jpg

 

BMW: FÁBRICAS BÁVARAS DE MOTORES 

Bayerische Motores Werke, pues ese es el significado de las siglas BMW, tiene uno de los logotipos con los que más se ha especulado sobre su origen, distorsionando su historia. La circunferencia negra alude al antiguo logo de RAPP Motorenwerke, dedicada en sus inicios a la fabricación de motores aéreos durante la Primera Guerra Mundial y propiedad de su mismo fundador, Franz Popp. El interior del identificativo, con dos cuadrantes azules y dos blancos opuestos y en forma de cuña, hace referencia a la bandera de la región de Baviera y no a las hélices de un avión sobre el cielo azul, aunque esto podría tener sentido dado su origen 'bombardero'.

bmw_logo.jpg

 

MERCEDES-BENZ: TIERRA, MAR Y AIRE

Gottled Daimler y Karl Benz fueron dos inventores y empresarios que, entre 1885 y 1886, crearon el primer motor de combustión para un coche. Daimler era dueño de DMG –Daimler Motoren GesellSchaft– y, en 1900, recibió el encargo de un famoso cónsul, Emil Jellinek, por el que debía construir una gran flota de automóviles con la condición de que se denominasen como él llamaba a su hija, Mercedes, que en realidad era Adrienne de nombre. Tras los buenos resultados que demostraron los DMG, el cónsul y Daimler colaboraron en la fabricación hasta fusionarse con Benz, su competencia por aquel entonces. Aunque existen muchas teorías de porqué sus vehículos lucen una estrella de tres puntas y no de un número mayor, se cree que la razón reside en que Daimler participa en la creación de vehículos para tierra, mar y aire.

mercedes_logo.jpg

 

OPEL: DE COSTURERO A AUTOMOVILISTA, PASANDO POR CICLISTA 

Inicialmente, Adam Opel era un humilde fabricante de máquinas para coser, aparatos de los cuales quedó maravillado con motivo del inicio de la Segunda Revolución Industrial. Más adelante, la compañía creció e incorporó nuevos productos que, en esencia, eran bicicletas de nueva generación conocidas como Victoria Blitz –traducido del alemán, "el rayo de la victoria"–. Finalmente y bajo una nueva dirección en la compañía, Opel se trasladó a otros segmentos industriales, entre ellos la automoción, cambiando radicalmente un emblema que, aunque inicialmente incorporaría un zepelín, representativo del progreso aeronáutico, iría mutando gradualmente hacia el rayo o 'blitz' original.

opel_logo.jpg

 

PORSCHE: EL ORGULLO DE STUTTGART

El Dr. Porsche y su hijo Ferry fundaron esta compañía en 1948, una vez terminada la Segunda Guerra Mundial y pudiéndose haber desvinculado para entonces del nazismo y de sus colaboraciones en Volkswagen, aunque fueron condenados igualmente por colaborar con Hitler y sus filas. Aunque Ferry fue liberado, su padre murió y no conoció el actual distintivo, que superpone el escudo de Stuttgart –caballo negro– sobre el de la región de Württemberg –cuadrantes de rayas y astas de ciervo–. Se dice que Ferry Porsche fue el creador del mismo logotipo, impasible hasta hoy, lo cual no suele ser muy común en marcas con tanta historia.

porsche_logo.jpg

 

SMART: SOBRE RELOJES Y COCHES

1998 fue un año extraño para Daimler. Tras el cuestionable éxito del Mercedes-Benz Clase A, que fuese el primer compacto de la marca de la estrella, los altos cargos de la compañía matriz aceptaron adentrarse en la aventura de colaborar con SMH, fabricante de los famosos relojes suizos low-cost denominados Swatch, para fundar conjuntamente una compañía de microcoches urbanos, de ahí que el anagrama de Smart represente las palabras Swatch, Mercedes y Art, además de significar "elegante" o "inteligente" en inglés. Su logo actual, vigente desde 2010, es simple pero lleno de significado: la gran letra C que lo preside quiere referirse a lo "compacto" del coche y la flecha que la cierra al progreso de la marca en sus ya casi 20 años de vida. Se dice pronto.

smart_logo.jpg

 

VOLKSWAGEN: EL AUTOMÓVIL DEL PUEBLO

"Volks" –gente– y "wagen" –vehículo–. Una V sobre una W, ambas contenidas en la misma circunferencia. Parece simple, pero encumbra un pasado tan auténtico como oscuro. Aunque en 1933 el logo lucía unas hélices que emulaban la cruz esvástica que los nazis se adjudicaron como propia –pero se trata de un símbolo sánscrito que representa el Sol, la buena suerte y la evolución del universo–, ha sido un emblema ciertamente estático y poco variable. La compañía, fruto de la ambiciosa idea de Hitler por construir un automóvil en masa y apto para la población civil al igual que Estados Unidos, Francia o Inglaterra, fue dirigida por Ferdinand Porsche, quien más tarde crearía su propia empresa. Hoy, Volkswagen es una de las firmas más vendidas del mundo y su logo sólo ha ganado volumen.

volkswagen_logo.jpg

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de MICANDALEX
Muchas gracias por el aporte...
Imagen de LizardF1
Estimado Javier, gracias por el artículo. Solo apuntarte que la traducción más acertada para Smart es, inteligente.
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top