Cinco títulos dobles en ocho temporadas

Renault, rey indiscutible de los V8

Abrió la era de los ochos cilindros con la victoria de Alonso en 2006...

...y la ha cerrado con los cuatro títulos consecutivos de Vettel

El 40% de carreras son triunfos de Renault, que ha sacado más de 1.000 puntos a Ferrari

AmpliarEl motor Renault V8 del Red Bull RB9 - LaF1El motor Renault V8 del Red Bull RB9

El Gran Premio de Brasil ha puesto el broche a la temporada como viendo siendo tradición desde 2004 excepto contadas ocasiones. Eso sí, está carrera en Interlagos no será como las demás, pasará a la historia como la última vez que vimos a los motores V8 rugiendo en la pista. Cuando pasen los años y echemos la vista atrás, será fácil que asociemos a los ocho cilindros con Renault, el auténtico dominador de esta era. Sus cinco títulos dobles en ocho temporadas son una muestra evidente de ello. Pero, comencemos por el principio.

Los V8 empezaron su andadura en la Fórmula 1 en 2006 sustituyendo a los potentes V10 en una transición que no fue tan radical como la que viviremos la próxima temporada. Además, los nuevos motores fueron acogidos por el mismo ganador que despidió a su antecesor, Fernando Alonso, en la que fue la etapa más gloriosa para el automovilismo español. La marca francesa se impuso con su propia escudería a Ferrari para lograr su octavo título de constructores -séptimo de pilotos- en una apretada lucha. Solo cinco puntos les separaron de los de Maranello y Alonso y Schumacher llegaron a la penúltima cita de Japón empatados a 116 puntos.

 

Fernando Alonso gana por primera vez con los motores V8 en Baréin 2006

Fernando Alonso en su primera victoria con los V8 (GP de Baréin 2006)

 

Renault no podía haber estrenado de mejor manera su nuevo propulsor, pero el próximo año fue radicalmente distinto. Con su estrella abandonando Enstone rumbo a Woking, comenzó su particular declive que les dejaría tres temporadas en barbecho. Si bien ese mismo año 2007 su equipo con Fisichella y Kovalainen se quedó a 153 puntos de Ferrari, los franceses comenzaron a suministrar sus motores a una escudería que les cambiaría la vida: Red Bull. Ellos aún no lo sabían, pero ese año iniciaron una dupla que les llevaría a la historia.

Mark Webber con el Red Bull RB3 en su primer año con el motor Renault (2007)

Mark Webber con el Red Bull RB3 en su primer año con el motor Renault (2007)

 

El campeonato de 2008, el de Hamilton, con el regreso de su bicampeón a un monoplaza que estaba a años luz del que les llevó a la gloria y con una todavía incipiente escudería energética, la tendencia de Renault siguió a la baja. No sería hasta el año siguiente cuando se empezaron a ver los primeros brotes verdes. Mientras Alonso seguía perdido en mitad de la tabla con su mediocre monoplaza, en Red Bull ya empezaban a carburar y se pudo ver un anticipo de lo que vendría después. No estuvieron lejos de la victoria en ambos campeonatos, pero Brawn GP y Button tomaron ventaja al principio y ya les fue imposible darles caza.

Y a partir de 2010, ya saben lo que ocurrió. Vettel, Vettel, Vettel y Vettel. Cuatro años seguidos de éxitos y dominio del alemán que han llevado a Renault a superar en los registros a todos sus competidores. Además, en estos años, los franceses ampliaron su lista de clientes con Caterham –a partir de 2011 como Team Lotus- y Williams -desde el año pasado-, aumentando su presencia en la parrilla con cuatro equipos.

 

Sebastian Vettel celebra con unos donuts el final de 2013 y su cuarto mundial

Sebastian Vettel celebra con unos donuts el final de 2013 y su cuarto mundial

 

Una vez repasada esta historia de ocho años con palabras, toca hacerlo con números. De las 147 carreras, con sus calificaciones, que se han disputado desde 2006, Renault ha conseguido 60 victorias (40%) y 66 poles (44%), lo que supone que cada cuatro carreras nos encontramos con una victoria de los motores franceses. Una marca que le queda lejos a Mercedes, con 46 victorias y 48 poles, y a Ferrari, la tercera en discordia, con 39 y 29 de cada. Si lo traducimos a puntos, por lo que se deciden los títulos, la cosa queda así: Renault con 3.708’5, Mercedes con 3.172 y Ferrari con 2.628. Más de 1.000 puntos de distancia entre franceses e italianos, síntoma de la tremenda superioridad que ha mostrado Renault con los V8.

Rémi Taffin: "Hemos logrado un infierno de cosas y podemos estar orgullosos"

Viendo estos datos no es de extrañar lo que dijo Rémi Taffin, el director de operaciones de pista de Renault, antes del cierre de temporada en Sao Paulo: "Brasil va a ser muy doloroso". No será para menos, será difícil repetir tantos éxitos: "Siempre pensamos que lo podríamos haber hecho mejor, pero para ser justo, hemos logrado un infierno de cosas y podemos estar orgullosos". Y de esos éxitos, Taffin destacó uno por encima de todos: "Uno de mis recuerdos favoritos de la época será la temporada 2006". Aunque puede parecer extraño viendo la edad de oro con Red Bull, aquel triunfo tan ajustado de Renault y Alonso sobre un Ferrari superior será inolvidable tanto para ellos como para nosotros.

"Haber ganado con cuatro equipos y seis pilotos diferentes muestran que las relaciones han florecido", destaca Jean-Michel Jalinier, el presidente y director general de los motoristas franceses. Tras triunfar en la era de los V8 con 683 motores utilizados y más de dos millones de kilómetros, enfocarán la próxima con la misma ambición para no perder su trono: "Ahora podemos concentrarnos en nuestro nuevo reto de 2014 con la misma motivación y dedicación". Para empezar, parece que la competencia con los V6 Turbo será más dura, con Mercedes asustando con cada dato que da de su propulsor y con Ferrari pudiendo pintar en el lienzo que más le gusta, el motor. Eso sí, Renault siempre ha estado ahí y no dejará de estar…

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de Demiformula1
Renault reconoce que han diseñado los V8 y ahora el V6 turbo de 2014 de acuerdo con al dictado de Newey y hoy avisa que la aerodinámica no lo será todo en 2014 Newey dice: "El coche que dominará será el que combine un buen motor y un buen chasis" La pregunta es: ¿Es trampa o ingenio?
Imagen de Demiformula1
Renault reconoce que han diseñado los V8 y ahora el V6 turbo de 2014 de acuerdo con él Al dictado de Newey y hoy avisa de que la aerodinámica no lo será todo en 2014 Newey dice: "El coche que dominará será el que combine un buen motor y un buen chasis" La pregunat es: ¿Es trampa o ingenio?
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top