Artículos LaF1.es

Pretemporada 2016: Red Bull, capados por el motor Renault

Por muy bueno que sea su chasis, sin un motor decente no ganarán carreras

AmpliarRed Bull se encuentra en una situación complicada con los motores actuales - LaF1Red Bull se encuentra en una situación complicada con los motores actuales

Red Bull es uno de los mejores equipos actuales de la Fórmula 1. Es un equipo con una plantilla de excelentes ingenieros y mecánicos, así como sus pilotos. Lo único que les falta para ganar es lo más determinante en esta nueva era del deporte: el motor. La escudería de las bebidas energéticas dominó la F1 de 2010 a 2013 con Sebastian Vettel y un monoplaza muy bien trabajado aerodinámicamente.

Desde 2014, con la introducción de los V6 Turbo, han perdido su dominancia. El propulsor Renault con el que cuentan nunca ha estado a la altura de Mercedes, ni ya de Ferrari en 2015. Sin embargo, los de Milton Keynes continúan fabricando chasis excelentes, pues el de 2014 era el mejor de la parrilla y este año, en los últimos compases de la temporada, el monoplaza de Red Bull también estaba entre los mejores: "Nuestro coche es bueno, pero dependemos de la potencia de nuestro motor. Con más potencia, habríamos ganado carreras", afirmó Daniel Ricciardo con toda la razón del mundo.

Por este motivo, Red Bull seguirá con los motores Renault el año que viene, aunque renombrados bajo el nombre de TAG Heuer. Ni Mercedes, ni Ferrari, ni McLaren – que no se lo permitió a Honda – aceptaron suministrar sus unidades de potencia a los austríacos por temor a que les vencieran. "Nuestro objetivo para 2016 es mantener las distancias con Ferrari y Mercedes, pero sabiendo que se espera que mejoren al final del año, podríamos estar todavía más atrás. Lo que está mal de la Fórmula 1 es que está dominada por los motores, la normativa del chasis es muy estricta", aseguró Adrian Newey, director técnico del equipo de las bebidas energéticas.

Y es que Red Bull está en una situación sin salida. Si no hay motor independiente, o se unen con otro fabricante que no sea de los que ya están en la parrilla – la opción Volkswagen se fue al garete con el escándalo de las emisiones de Co2 de sus coches de calle – o están condenados a no poder luchar por un mundial. Bueno sí, si Renault hace un buen trabajo, algo previsto para 2017 y no 2016: "Si el año pasado estábamos a un segundo, quizá ganemos tres o cuatro décimas", dijo recientemente Rémi Taffin, director técnico de motores de Renault. Aún así, en Red Bull son un poco más optimistas, pues su director general, Jonathan Wheatley, afirmó ver signos de claro progreso por parte de su suministrador: "Renault ha hecho algunos avances muy positivos. ¿Vamos a estar al mismo nivel que el resto de motores? Es bastante improbable, pero sólo necesitamos estar cerca".

En definitiva, la escudería austríaca lo ha pasado muy mal en 2015. Sin embargo, poco a poco supieron superar la adversidad y acabaron la temporada a buen nivel, logrando algún podio: "Siendo honesto, este año ha sido duro. Eso sí, la adversidad a veces une más al equipo. Noto que está más unido que nunca, así que desde esta perspectiva, no creo que haya sido un mal año", aseveró el director del equipo, Christian Horner.

¿Pero dónde estará Red Bull en 2016? Personalmente, creo que estarán igual o peor que la última temporada. Por empezar, dependerán mucho del trabajo de Renault, y los franceses ya han avisado que habrá una mejora del motor en Australia - la mitad de los tokens - y el resto será repartido durante el año. Por lo tanto, auguro un inicio duro, y más con circuitos de motor como Australia, Baréin y Rusia, pero a lo largo de la temporada progresarán tanto en chasis como en motor. No creo que tosen ni a Mercedes ni a Ferrari, pero aspiran a poder luchar con el grupo de Williams, Force India y Toro Rosso. Pero en Australia sufrirán muchísimo por lograr algún punto. Estoy muy de acuerdo con las palabras de Helmut Marko: "Con la configuración actual, Toro Rosso tiene una ventaja de cinco a seis décimas por vuelta. Pero tienen el inconveniente de que no desarrollarán el motor. Ellos estarán con seguridad por delante nuestro en la primera carrera. Pero con el desarrollo de motores, vamos a llegar por lo menos a la altura de los motores Ferrari de 2015 durante la temporada".

Así que, en Melbourne, y antes de ver a los coches en el Circuit de Barcelona-Catalunya, veo a Red Bull claramente detrás de Mercedes y Ferrari, y con muchos problemas para mantener el ritmo con Williams, Force India e incluso Toro Rosso. Pronostico que pelearán por rascar algún punto con McLaren-Honda, Haas F1 Team y con Manor cerca. Los pilotos de Red Bull son conscientes de lo que penaliza su motor Renault: "No pensaré que podremos luchar por el título, eso sería un error", dijo Ricciardo. Su compañero de equipo, Daniil Kvyat, también mantiene los pies en el suelo para 2016: "Nunca estaremos realmente contentos hasta que estemos de vuelta en el escalón más alto del podio. Pero vamos a empezar con pequeños signos de progreso, eso me satisfaría".

Pilotos

El duelo de pilotos en Red Bull volverá a estar muy igualado. El año pasado no sólo hubo altibajos en el rendimiento del monoplaza, también los hubo en el rendimiento de los pilotos. Daniil Kvyat tuvo un comienzo de temporada flojo, quizá por la presión de estar al equipo mayor, pero poco a poco se fue adaptando y al final batió a Ricciardo en la clasificación de pilotos. Pero también hay que ser justos y decir que el piloto australiano sufrió más problemas de fiabilidad que su compañero de equipo.

En definitiva, espero un duelo muy fuerte e interesante entre los dos y no me mojo sobre quién será mejor, aunque si tuviera que decir uno sí o sí, diría Ricciardo, pero en un 51%-49%. Hay que recordar que se juegan su futuro, pues muy probablemente uno de los pilotos de Toro Rosso ascienda a Red Bull en 2017

Si te interesa esta noticia
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top