Almacén F1

El historicidio de la Fórmula 1

Decir que la categoría reina nació en 1950 condena al olvido medio siglo de carreras.

AmpliarPintura del Gran Premio de Francia de 1922 - LaF1Pintura del Gran Premio de Francia de 1922

Sábado, 13 de mayo de 1950. Circuito de Silverstone, Inglaterra. Se disputa el primer Gran Premio de la recién creada Fórmula Uno. Y con ello, se planta la semilla para cometer lo que podríamos llamar el “historicidio” de la F1. No fue en ese momento, sino en años venideros, que se irá produciendo. Nos referimos al hecho de simplificar la historia, de casi borrarla, y de contemplar a la F1 como el punto de partida indiscutible de las carreras, algo que empobrece sobremanera nuestra visión del mundo de la competición.

De este modo, de golpe y plumazo, nos encontramos con el llamado "primer Gran Premio de la historia". Olvidamos, sin embargo, que lo que se pasó a llamar en 1950 "Fórmula Uno", no era sino la competición que tras la Segunda Mundial se denominaba "Fórmula A". Apenas cambió nada de 1949 a 1950, salvo la creación de un campeonato mundial con la inclusión (de nuevo, por cierto) de las 500 Millas de Indianápolis en el calendario. Y así, nace el Campeonato del Mundo de F1, el primer Campeonato Mundial… desde 1930, querremos decir. Porque de 1925 a 1930 ya existió un Campeonato del Mundo de Automovilismo, si bien el título se enfocaba a los constructores, y no a los pilotos. Así que de golpe nos cargamos también el que en 1958 nació el Campeonato del Mundo de Constructores, ese que ganó Vanwall como primer equipo campeón. Pero ese mérito quizás debiéramos dárselo a Alfa Romeo, que fue quien se adjudicó el primero de todos, disputado en 1925.

Sigamos con Alfa Romeo. Con la narración sesgada de nuestros días, da la sensación de que Alfa Romeo llegó a Silverstone aquel 13 de mayo, puso sus coches en parrilla, y así venció su primer Gran Premio. No suele contarse que el maravilloso Alfa Romeo 158 es un proyecto nacido en 1937 y puesto en pista en 1938 para la categoría "voiturette", esto es, los hermanos pequeños de los coches de "Grand Prix". La segunda Gran Guerra los dejó en el dique seco a finales de 1939. Pero ya en 1946, volvieron a las pistas, y fue difícil derrotarles, por no decir que no ocurrió nunca, de modo que al llegar al recién creado Campeonato del Mundo de F-1, la tendencia lógica era la victoria de Alfa Romeo y sus casi invencibles monoplazas. De 1946 a 1951 ganarían 21 Grandes Premios, pero sólo parecen contar los 10 logrados desde 1950.

A un nivel parecido, podríamos decir que Nino Farina no ganó su primer Gran Premio en 1950, como aparece en todas las estadísticas oficialistas. El primero fue el G.P. de la República Checa de 1934, en el impresionante circuito de Brno (el Masaryk, no el actual), a bordo de un Maserati 4CM. Antes de la Segunda Guerra Mundial, ganó otros cinco más. Ya en 1946, la primera victoria de Farina sería en el GP des Nations, en Ginebra, precisamente con el Alfa Romeo 158. Llegarían otras cinco victorias más en Grandes Premios, con distintos coches, antes de 1950. Así, ¿sólo contamos con cinco victorias para Farina en su palmarés?. Nino Farina no salió de la nada, como tampoco quienes le acompañaron en el podio en Silverstone: Luigi Fagioli, que había debutado en 1930, y Reg Parnell, que hizo lo propio en 1936.

Y ya que hablamos de pilotos, obviamos con nuestra historia "cocinada" a algunos de los más grandes, y que obtuvieron enormes logros, incluidos campeonatos. Olvidamos a un Rudolf Caracciola, el primer e inimitable "Regenmeister" o "Maestro de la lluvia", que se hizo con tres Campeonatos de Europa en 1935, 1937 y 1938 con los Mercedes (sí, Mercedes corrió antes que ahora, y antes que con Fangio, y ya ganaba con un dominio aplastante). Olvidamos a Bernd Rosemeyer, el "Das Wünderkid" o "Niño Prodigio", que haría palidecer los logros de un Max Verstappen a los mandos de un temible Auto Union Type C, con el que se coronó Campeón de Europa en 1936, al segundo año de su debut. Caen casi en el olvido las hazañas del gran Tazio Nuvolari, campeón europeo de 1932 con una Alfa Romeo que ya lucía el "Cavallino Rampante" de la Scuderia Ferrari. Y sólo por citar a tres, porque podríamos hablar de muchos otros, incluso anteriores a estos.

Contamos así, para tranquilidad nuestra, con los 935 Grandes Premios disputados bajo el manto del Campeonato del Mundo de la F-1, como si esa denominación, la de Gran Premio, fuese propiedad exclusiva suya (bueno, ahora lo es comercialmente). Y sin embargo, si miramos hacia detrás del campeonato surgido en 1950, encontramos Grandes Premios por doquier. Entonces, ¿en cuántos ha participado realmente Mercedes, por ejemplo? ¿Realmente Bugatti nunca ha ganado un Gran Premio y sólo ha participado en el de Francia de 1956? Y mirando a los lados de este campeonato, nos encontramos, sobre todo en las dos primeras décadas, un tupido calendario de Grandes Premios de Fórmula Uno no puntuables para el campeonato, pero que contaban muchas veces con participaciones de primer nivel, como si de una carrera puntuable se tratase. Obviándolos, por ejemplo, caemos en el dato estadístico falseado de considerar que Giancarlo Baghetti ganó en su primera carrera de F1, en Francia 1961, cuando venía de ganar dos anteriores (Siracusa y Nápoles) por lo que en realidad ganó tres carreras seguidas desde que se subió a un F1. O que una mujer, Desiré Wilson, ganó una carrera de F1 en un campeonato paralelo. ¿Es que no cuentan como victorias en F1? Ya, sólo cuentan las logradas en el campeonato. 

Son detalles así los que la historia oficialista de los Grandes Premios y de la F-1 nos apartan de la mirada, para centrarnos única y exclusivamente en un campeonato muy rico y apasionante, sin duda, pero parcial en cuanto a la historia se refiere, sesgando un pasado poblado de hombres, máquinas y circuitos. Nos perdemos así, de nuevo, que en España el primer Gran Premio se disputó en 1926, en un circuito de Lasarte que ya venía celebrando desde 1923 el Gran Premio de San Sebastián. Claro, luego nos asombra que vayamos, por ejemplo, por el 57º G.P. de España, cuando si nos vamos a la historia oficialista hemos tenido sólo 47. ¿Y los 10 restantes?. No se han perdido, y fueron tan o más emocionantes que los posteriores. Con ello no ha podido acabar la maquinaria del pensamiento unidireccional hacia la Fórmula Uno. Es el único punto de anclaje con el pasado.

Sí, es tremendamente complicado comenzar a incluir todas esas estadísticas y datos en el acervo popular, pero no debemos obviarlo. Hacerlo supone un asesinato a la belleza intrínseca de nuestro deporte, que no surge de la nada, sino que bebe de un largo río de amplio caudal llamado Gran Premio. Desde FIAT a Peugeot, de Auto Union a Maserati, de Mercedes a Ferrari. De Jules Goux a Ayrton Senna, de Rosemeyer a Schumacher. De Spa a Mónaco, de Monza a Abu Dhabi, de Nürburgring a Monthléry. 

Así que apliquemos la "memoria histórica". Mucho antes ya hubo héroes y villanos, victorias y derrotas, y pistones que, subiendo y bajando por un cilindro, quisieron siempre ir más rápido. Apliquemos la fluidez de su movimiento a la misma fluidez de la historia.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
16 comentarios
Imagen de Nbroca
Yo redundo en las felicitaciones por un estupendo artículo que trae a la mente una época donde no había FIA restringiendo tanto el deporte. Hace muchos mucho años leí una biografía de Rudolf Caracciola en la que se mencionaban sus épicas luchas con los otros pilotos de la época. Y me abrió los ojos a que habían muchos más pilotos que Jim Clark, Stirling Moss, Graham Hil, Jackie Stewart (por nombrar sólo unos pocos) que eran mis héroes entonces. Pero también tenía una reproducción de la foto de Ray Harroun ganando la Indianapolis 500 en 1911... La F1, descendiente de los antiguos GPs, no es menos interesante a pesar de la supremacía exasperante de los Mercedes, y Red Bull antes que ellos, porque todavía es posible ver las luchas entre los pilotos de los equipos menos pudientes por conseguir el mejor resultado posible. Otra vez, felicidades por su artículo.
Imagen de birongacitua
Otra más de Jose Miguel, gran articulo
Imagen de jmvinuesa
[#13 LatinRacer] Si revisas entre los artículos que llevo escritos, encontrarás varios de ellos dedicados a esa época que mencionas. Te dejo un enlace para que, si quieres, puedas leerlos. Un saludo. http://www.laf1.es/mas-contenido/5511/article
Imagen de LatinRacer
[#9 jmvinuesa] Ojalá pudieras deleitarnos con alguna crónica de una carrera de la época, de las épicas luchas de Carracciola y Nuvolari, incluso algo de estadísticas, si no fuera pedir demasiado. Algunos datos técnicos sobre motores, y frenos. Sabemos que es mucho pedir pero debido al receso de temporada este tipo de notas ayuda a mantener calientes los motores de los aficionados a la categoría reina. Gracias por el artículo y por tomarte la molestia de leer y responder los comentarios. Gran Trabajo
Imagen de LatinRacer
Gran artículo. La inclusión de estas grandes leyendas en las estadísticas de la F1 le daría más magia a este deporte. Y ese reconocimiento se lo ganaron en las pistas. Algunos tal vez recordemos a duras penas nombres como Lauda, Moss o Fangio, pero los señores Nuvolari y Carraciola merecen su lugar, junto a los impresionantes Auto Union y Mercedes, sin olvidar los Alfas y Lacias
Imagen de Raulos
¡Brillante!... No cabe otro término. Es hora ya de devolver esas carreras al sitio que les corresponde, a esas máquinas y sus pilotos al pedestal histórico que deben tener. Gracias JMV, por otro excelente trabajo informativo y de opinión.
Imagen de Pakinsky Ferrari
Aplausos, señor Vinuesa. Creo que con todos los grandes artículos que ha publicado ya puede ir haciendo un muy buen libro sobre la historia jamás contada de la F1. Y si lo hace, esperaré mi copia autografiada por darle la idea!!
Imagen de jmvinuesa
[#8 Nonimo] [#7 Súper Jay] [#6 Troy McClure] [#5 CEUCUI] [#4 psice] [#3 Nonimo] [#2 telmex] [#1 LFP] A todos, gracias por vuestras palabras. Por vuestra comprensión del motivo de mi reflexión. Así da gusto, sinceramente. Es difícil, como digo en el texto, introducir todo esto de golpe, cambiar las tendencias, pero como ya sabéis, desde esta columna nos esforzamos por ampliar los horizontes y contar parte de la historia, y seguiremos haciéndolo. Nos leemos. Un abrazo a todos.
Imagen de Nonimo
Disculpas José Miguel, en calidad de subsanar el error, dejo una pequeña aportación. Un abrazo, espero disculpes mí atropello. http://youtu.be/AsGFTz01Quk.
Imagen de Súper Jay
Te la luciste José, en hora buena, gracias por la ilustración y mostrarnos detalles que otros le restan importancia, muy interesante y educativo, simplemente exquisito, sin pensar me transportaba a esas épocas en un esfuerzo por imaginar como eran en esos tiempos de antaño la competición y como grandes nombres ya tenían importantes logros bajo sus brazos y no muchos lo saben siquiera, artículos como este deben de ser más a menudo en diferentes áreas de la competición para deleite y aprendizaje de todos nosotros, repito,te la luciste hermano jeje..

Páginas

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top