La F1 a tu alcance

Análisis de rendimiento del GP de Austria F1 2016

El pinchazo de Vettel permitió a Mercedes ir a dos paradas y dejar luchar a sus pilotos

AmpliarDisparidad de estrategias en el GP de Austria - LaF1Disparidad de estrategias en el GP de Austria

La carrera de Austria acaba con polémica por la maniobra final entre Rosberg y Hamilton. Sin embargo, de no haber existido esta maniobra la polémica estaría en otra parte, en el reventón de la rueda trasera de Vettel.

En mi opinión, un neumático no debería reventar antes de dar un bajón en rendimiento. Que se acabe la goma vaya. Vettel llevaba rodando en 1:11 desde la vuelta 10 – tuvo el reventón en la 26 - y ya había hecho ese tiempo unas vueltas antes. No, ese neumático no estaba en las últimas, así que lo más probable es que haya sido un corte con algo. Esperemos.

Pero si nos remontamos un poco más atrás, tenemos el problema de los pianos, que al final no ha dado guerra en carrera. Realmente los pianos amarillos, las 'bananas' como las llamaban, no eran las culpables de las roturas. Bueno, de la de Verstappen sí, pero es que se lo 'comió' con ganas.

El culpable realmente es la zona roja que hay entre el piano normal y el amarillo. Las fuerzas laterales cuando el coche va algo pasado hacen que el neumático flexione, generando una gran vibración. Esta se detiene bruscamente, más bien se transmite a la suspensión.

Y revienta. Probablemente con la fatiga del material con parte del protagonismo, y es que ante una vibración continuada, aun por debajo del límite de rotura del material, las cosas aguantan mucho menos. Si a eso le sumamos que la fibra de la suspensión no está colocada para aguantar los esfuerzos en esa dirección, la tenemos montada.

Pero bueno, vamos con los tiempos. De no ser por el pinchazo, Vettel estaba en muy buena posición. No sé si suficiente para ganar, pero desde luego era rápido. Pese a eso, Hamilton y Rosberg pudieron hacer una parada extra y aun así llegar por delante de los demás.

Verstappen aguantó bien, pero al final de carrera se vio que el Ferrari de Kimi tenía los neumáticos en mucho mejor estado. Por fin un buen resultado de Red Bull en su circuito, tenían un ritmo bastante bueno. Lejos de Mercedes, sí, pero ya no tanto en un circuito en el que recordemos, el motor es muy importante.

Puede que no se muestre en las tablas, pero Button ha sido muy consistente, es un resultado merecido, nada de carambolas. Es la cara de una McLaren cuya cruz sigue siendo la fiabilidad después de todo. El desempeño de Wehrlein con su Manor también es reseñable.

Los Haas han hecho uso de su motor Ferrari  y una buena estrategia para obtener su resultado con Grosjean. Después de Toro Rosso, el grupo de Williams, Force India, McLaren, Renault y Manor están todos en poco más de una décima.

Esto es decepcionante para Williams. Históricamente se ha adaptado muy bien a este circuito, pero este año aunque llevaban un coche muy parecido, se han diluido por completo. Notable es que en el tercer sector están últimos.

Y últimos en general están en Sauber. Manor se defiende mejor o peor según el circuito gracias a su motor Mercedes, y Renault parece que le empieza a sacar partido a las evoluciones de su motor. Sauber no tenía un gran coche el año pasado y este es prácticamente igual. Sin dinero poco se puede hacer.

En cuanto a los neumáticos, por fin se ha notado la degradación de los ultrablandos, no obstante, sin mostrarse notablemente más rápidos. Y es que el elevado nivel de agarre de esta pista castiga un poco más las gomas.

Eso no quita que muchos valientes hayan ido a una parada. En el caso de Ferrari con un desgaste notablemente menor. Kimi puso los blandos usados en la vuelta 22 por la 54 de Hamilton, pese a eso, sólo era unas cuatro décimas más lento que el inglés a final de carrera.

Verstappen con el Red Bull, por ejemplo, era unas ocho décimas más lento que el piloto de Ferrari en ese momento. Sus ruedas eran siete vueltas más viejas, pero nuevas en el momento de montarlas. Pese a su mayor desgaste parece una decisión muy sensata la de ir a una parada.

Lo que no se entiende es la disparidad de neumáticos en Mercedes. Sí, en principio el mejor neumático era el blando y Rosberg no tenía nuevos, pero si pones los superblandos a ambos, nadie se habría dado cuenta, Hamilton no se habría "quejado" y puede que sin el cabreo de este no hubiera llegado a verse la lucha final que… Acabó como acabó.

Sin más nos despedimos. Este mes está lleno de carreras, así que no vamos a tener tiempo ni de respirar. Qué mala suerte, ¿no? 

 

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Sidiklein
Fenómeno! Gracias siempre, a veces no se comentan los datos porque es brutal como los explicas. Gran repaso!
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top