Rebaja las expectativas en torno al potencial de su equipo

Marchionne insiste: en Ferrari no esperaban batir a Mercedes en 2015

"Siempre supimos que no iban a quedarse parados, y eso es lo que vimos en Montreal"

AmpliarSergio Marchionne hablando con Maurizio Arrivabene en Canadá - LaF1Sergio Marchionne hablando con Maurizio Arrivabene en Canadá

Instantes después de que Sebastian Vettel cruzara la línea de meta en primera posición en el Gran Premio de Malasia, muchos sospechaban que, tras varios años de sufrimiento, Ferrari había vuelto a lo más alto. Este mismo mensaje es el que transmitían al germano durante la vuelta de honor con aquel "Ferrari is back", evidenciando así las importantes mejoras que habían materializado a lo largo del invierno en su unidad de potencia, y confirmando la eficacia de la mano de James Allison en la creación de su nuevo monoplaza: el SF15-T.

Sin embargo, el transcurso de las carreras ha devuelto a la Scuderia a una realidad que, pese a distar en gran medida de la que atravesaban en 2014, tampoco se asemeja a aquel sueño malayo plagado de triunfos y grandes aspiraciones de romper con el insultante dominio de Mercedes. Las mejoras han llegado y han respondido a las exigencias del nuevo monoplaza, si bien se antoja improbable que puedan ser capaces de eliminar esas constantes siete décimas de diferencia respecto a las flechas de plata a lo largo de la gira europea.

Sabíamos que Mercedes no se quedaría parada; lo hemos visto en Montreal

En este sentido, y sin mostrar señales de sorpresa ante la continuación de la superioridad de Hamilton y Rosberg al frente de la clasificación, Sergio Marchionne reconocía el pasado domingo desde Canadá que ya eran conscientes anteriormente de la dificultad de hacer frente al potencial del W06 Hybrid, superior tanto en materia de rendimiento como de fiabilidad. Así de tajante se mostraba el italiano tras su primera visita al paddock como presidente de Ferrari.

"Siempre supimos, y tuve una larga discusión con el equipo sobre esto, que a pesar de conocer la distancia con Mercedes, ellos no se quedarían parados. Y eso es lo que vimos aquí (en Montreal)", indicaba Marchionne. Los problemas de Canadá, por tanto, no son más que un reflejo de las carencias que aún arrastran en comparación al imparable reloj suizo de Mercedes, capaz incluso de permitirles gestionar las distancias con sus perseguidores en carrera sin comprometer sus tiempos por vuelta.

En cualquier caso, Marchionne reconocía que aún no han perdido las esperanzas de exprimir las capacidades del SF15-T hasta final de temporada, de tal forma que puedan pulir los principales fallos de diseño antes de tratar de asaltar el liderato de forma contundente en 2016: "Estamos dedicando mucho tiempo a asegurarnos que podemos remediar los problemas que sabíamos que eran inherentes en este coche", añadía el presidente de Ferrari.

Si te interesa esta noticia
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de Jotai

Es obvio, Ferrari solo corre por participar. Lástima que ningún integrante de Ferrari se lo confesó a Alonso.

Imagen de Sakhir.

Esta claro que no son →TONTOS← .....contar este año con el borrachín y el experimento fallido de Kaiser (V5TTEL) solo les a traído tragedias para estar chupando el tubo de escape de los Mercedes JA JA JA JA JA JA

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top