Red Bull en crisis

La venta de entradas para el GP de Austria se estanca

Helmut Marko: "Nos estamos quedando muy por detrás respecto al año pasado"

Verstappen sufrió un accidente sin consecuencias en un acto promocional del Gran Premio

AmpliarLa crisis de Red Bull, facotr importante - LaF1.esLa crisis de Red Bull, facotr importante

Lugar idílico donde los haya. Precio asequible para los espectadores más dubitativos. Un circuito remodelado y que está de vuelta a la Fórmula 1 desde el año pasado. Razones no faltan para asistir al Gran Premio de Austria, pero parece que los organizadores no están satisfechos con la venta de entradas hasta el momento y les queda justo un mes para intentar enmendarlo.

La crisis en el equipo local y la marca que da nombre al circuito, Red Bull, seguro que ha influido, pero Helmut Marko asegura que el rumbo que ha tomado la Fórmula 1 en esta nueva era es la razón principal, a pesar de que en la edición del año pasado se disimuló más porque el Gran Premio de Austria volvía a la competición y fue todo un éxito. 

Los coches son demasiado parecidos a un juego de Playstation

"A pesar de que estamos haciendo mucho esfuerzo con eventos promocionales como el de Viena, nos estamos quedando por detrás respecto al año pasado. Esto demuestra los problemas de todos los organizadores en este momento. Existe una falta de sonido, pero eso no es todo. Los coches son demasiado parecidos a un juego de Playstation. Los pilotos salen del coche sin las caras rojas. Son demasiado fáciles de pilotar", opina el austríaco para la agencia de noticias APA. 

Marko aprovechó los cambios acordados de esta semana para volver a criticar la F1 actual. "Hay muy poca diferencia entre el mejor piloto y uno no tan bueno y la audiencia lo sabe. Si pintáramos nuestros coches de rojo, sería complicado averiguar diferencias con un Ferrari. Necesitamos más libertad. Cuando vino todo este cambio de las unidades de potencia, empezó una espiral descendente. Estos motores no son adecuados para la Fórmula 1 porque, aparte de que son difíciles y complejos, son imposibles de usar en los coches de calle", insiste.

La anécdota de esta semana ha sido el pequeño incidente que sufrió Max Verstappen en uno de los actos promocionales de Red Bull para intentar vender más entradas en este último mes. El piloto holandés se subió a un Toro Rosso un tanto peculiar, pero las cosas no terminaron como esperaban. Afortunadamente, Verstappen salió ileso y todo quedó en una simple anécdota

Si te interesa esta noticia
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de RIA556

Último mes, que bajen los precios y hagan ventas promocionales, no hay otra, si desean una gran asistencia en el Red Bull Ring del GP de Austria 2015.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top