GRANDES LIMITACIONES

La FIA vuelve a actuar para hacer aún más difíciles las salidas

Ahora las salidas solo dependerán de los pilotos, no de los ingenieros

Magnussen y Wehrlein están de acuerdo en que el inicio se complicará

AmpliarLa FIA limita el uso del embrague para hacer más difíciles las salidas - SoyMotor.comLa FIA limita el uso del embrague para hacer más difíciles las salidas

'Límites' es una palabra que está siempre en boca de la FIA. La Federación desde hace un tiempo quiere que los pilotos no dependan tanto de los ingenieros y busca que las carreras dependan más de cada miembro de la parrilla y menos del equipo, para hacerlas más humanas. Es por eso que la normativa respecto al embrague ha cambiado.  

Desde la anterior temporada, la parrilla tuvo que acostumbrarse a realizar las salidas con un único pedal del embrague, sin embargo, la FIA quiere complicar todavía más este procedimiento y, desde la campaña que está a pocas semanas de arrancar en Australia, los pilotos se enfrentarán a un control del embrague más limitado, así como a un cambio de posición de las palancas de embrague.

El cambio más relevante es el modo de control del embrague: desde este año, los pilotos deberán manipularlo desde el volante; un proceso que anteriormente realizaban los propios ingenieros, según ha informado el portal web estadounidense Motorsport.com.

De ese modo, se busca que los equipos no coloquen sistemas de ayuda detrás del volante, por lo que deben distar, al menos, 50 milímetros entre la palanca de embrague y el resto de elementos de control del volante. Una iniciativa que, sumada a las nuevas y exigentes características de los monoplazas, se prevé que los pilotos se topen que una F1 mucho más compleja en este sentido; donde, quizás, sus habilidades tengan un mayor peso que en anteriores temporadas

Los pilotos pudieron probar este nuevo procedimiento mediante ensayos de salida durante la jornada de test de hoy en el Circuit de Barcelona-Catalunya y algunos relatan cómo ha sido su experiencia. Kevin Magnussen ha explicado ligeramente el procedimiento de salida vigente hasta el 2016.

"Sólo tenía que liberar entre el 10% y el 80%. En algún lugar -del volante- había un mapa que regulaba el agarre, los neumáticos y las cargas de combustible, así que el año pasado esto estaba controlado al 100% por los ingenieros, ahora dependerá solo de nosotros”, ha apuntado el danés.

Pascal Wehrlein también ha expresado su opinión: "Ahora tenemos una situación como la de un coche de calle normal. Como piloto tienes que encontrar el punto correcto del embrague por ti mismo. Antes, dependía más del ingeniero, si la puesta a punto estaba bien, el embrague estaba calibrado correctamente. Ahora lo haces con tu mano y ya no tienes ninguna posibilidad de ajuste", ha sentenciado.

Los cambios ya se han probado en los test de pretemporada, en Barcelona, y según Wehrlein, la dificultad es significativamente mayor: "Las salidas serán muy difíciles para los pilotos. Tenemos que tener un poco de suerte y tener un buen comienzo, pero también podemos tener mala suerte y conseguir una salida muy pobre", ha advertido para finalizar.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top