Su fichaje por Toro Rosso fue una sorpresa

Kvyat reconoce que no esperaba dar el salto a la F1 tan pronto

"Ni siquiera lo esperaba después del test de rookies de Silverstone"

AmpliarDaniil Kvyat en Estados Unidos - LaF1Daniil Kvyat en Estados Unidos

Cuando Daniel Ricciardo fue anunciado como el próximo compañero de Sebastian Vettel en Red Bull, pocos imaginaron que el que iba a ocupar su sitio en Toro Rosso sería Daniil Kvyat. Todas las miradas apuntaban hacia otra dirección, el portugués Antonio Félix da Costa, un piloto más curtido que el ruso tras pasar por las exigentes World Series 3.5. Pero se decidieron por el campeón de la GP3, algo que no esperaba ni él.


"No, no lo esperaba", confiesa el ruso en declaraciones a Cepsa Sports. Haber participado en el test de jóvenes pilotos de julio en Silverstone, quedando 11º a 1’6 segundos de Vergne, no le dio ninguna pista de por dónde podía ir la elección del equipo liderado por Franz Tost: "Ni siquiera después del test de rookies de Silverstone, pero luego me dijeron que si lo hacía bien podía tener una oportunidad, así que empecé a tener esperanzas".



Luego me dijeron que si lo hacía bien podía tener una oportunidad, así que empecé a tener esperanzas



Una vez asumido que iba a formar parte de la parrilla del Mundial de 2014, Kvyat hizo un segundo test con la escudería italiana en Misano, por el que adquirió la superlicencia, lo que le permitió ir a Estados Unidos con un mayor conocimiento del equipo: "Hice el test en Silverstone y luego el de Misano, también fui a Faenza, así que cuando llegué a Estados Unidos ya conocía a los chicos de Toro Rosso".



Allí, en Austin, participó por primera vez en unos entrenamientos libres con los demás pilotos oficiales del campeonato, momento que repetiría después en Brasil. "Me lo pasé muy bien, estuve en el mismo circuito que Vettel, Hamilton y Alonso... Fue una gran sensación. Trabajé con dos ingenieros de pista diferentes en Austin y en Brasil, yo diría que fue muy bien", recuerda con ilusión Daniil.



En total, Kvyat se ha subido al que será su nuevo monoplaza en cuatro ocasiones, una buena forma de empezar a aprender una larga lección: "Aunque he pilotado el coche en varias ocasiones, aún tengo que seguir aprendiendo". El ruso, al igual que el otro debutante anunciado, Kevin Magnussen, tendrá que hacer frente a las críticas que ya han aparecido por su poca experiencia, como la de Sutil –"hay que ser un hombre para estar aquí"-, y a las que aparecerán si las cosas van mal. Y es que cuando corres demasiado rápido, puedes salirte de la pista.

Si te interesa esta noticia
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top